Cerca de las olas ¡y espectacular!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

¿Imaginas el placer de despertar todas las mañanas frente al mar? La frescura de la brisa, el delicioso sonido de las olas, el canto de las gaviotas… todo esto al otro lado de tu ventana, ¡qué maravilla! Esto y más es la Residencia Beira Mar, ubicada en Natal, Río Grande del Norte, en Brasil, que además es la ciudad más segura del país y reconocida por su belleza natural y su impresionante infraestructura.

El despacho Renato Teles Arquitetura fue el responsable de este proyecto: una amplia casa junto al mar, iluminada y clara, con grandes ventanales y puertas para ofrecer ventilación e iluminación natural, además de extender la privacidad hacia la deliciosa playa o, mejor aún, ¡integrar la playa al interior de la casa! El uso de materiales orgánicos y de origen natural, además de prevenir daños de oxidación debido a la salinidad y humedad de la zona, permite que la casa tenga una atmósfera natural, integrada al paisaje, cálida y acogedora.

Pasemos a recorrer pues, esta fabulosa residencia mientras descubrimos un oasis de perfecta comodidad y armonía ¡a la orilla del mar!

Blanca presentación

La fachada principal de la casa consiste en un enorme muro blanco en donde destacan unas hermosas celosías de madera oscura, como una especie de persianas estilo shutters cubriendo el acceso y los ventanales superiores. Los listones de madera pueden abrirse o cerrarse a placer, iluminando, ventilando y creando privacidad a los espacios interiores.

El toque orgánico de la madera sobre el blanco del gran muro destaca, además de la elegancia y frescura de su material, por la fusión que genera con la textura de piedra que cubre los muretes del desnivel, como si la fachada surgiera natural y fantásticamente del suelo empedrado.

Como una roca surgiendo

La premisa para la creación de este proyecto fue respetar y enaltecer la naturaleza, y la fachada lateral ¡es un hermoso altar! El juego de altas palmeras en el extremo de la fachada, junto a la terraza, integra el viento marinero con la estancia exterior, y el largo muro de piedra parece una roca emergiendo, naturalmente, del jardín.

Una blanca estancia

La casa mantiene una paleta de tonalidades neutras, en donde el blanco es la base de muros, cielos y mobiliario, y las maderas y colores terrosos son atractivos remates visuales entre la monocromía de los espacios. Esto es con la finalidad de no restar protagonismo a las hermosas vistas del exterior: al paisaje natural, a las olas del mar…

Los sillones de la sala se encuentran cubiertos por mantas de color blanco, mientras que las mesas ratonas, accesorios y sillas acompañantes son de madera, manteniendo los mismos tonos que las persianas frontales. El piso es de grandes baldosas con apariencia de enormes bloques de piedra pulida. Los tejidos de mimbre y las decoraciones marinas son deliciosos detalles que enaltecen el ambiente. Las persianas de aluminio son el toque de modernidad que encaja perfecto con el diseño de los grandes ventanales hacia las terrazas, brindando iluminación y privacidad ¡a placer!

Sala familiar

La estancia familiar es un sitio sublime, íntimo y acogedor. El muro principal es de piedra, lo cual provoca una atmósfera cálida y desenfadada. Los sillones, incluso la mesa de centro, están cubiertos por forros blancos para destacar los detalles orgánicos del espacio pero, sobre todo, los detalles de afuera a través de la gran ventana horizontal. La escalera es una hermosa estructura de madera que da una pincelada de rusticidad contemporánea muy elegante, creando un espacio intimista ¡pero extremadamente acogedor!

Convivencia al natural

Como en el resto de los interiores, la fusión de elementos rústicos con la modernidad de ciertos materiales y texturas, como el vidrio o el acero inoxidable, crea espacios atractivos e inspiradores, como esta estancia de convivencia, en donde las mesas y sillas tienen una base de madera con asientos y respaldos de manta, pero la cubierta es una circunferencia de cristal que hacen un juego moderno con las persianas de aluminio y los ventanales que abren el panorama ¡hacia el paraíso!

Comedor de luz

El comedor no es menos impresionante: una mesa en madera con estilo rústico acompañada de sillas cubiertas con mantas blancas, igual que el resto de los muebles. La neutralidad de los colores encaja perfectamente con la transparencia de los muros exteriores, extendiendo la vista hacia la playa, trayendo la brisa marina al interior del hogar…

Detalles

Debido a las condiciones de humedad y salinidad del sitio, en la casa trató de evitarse el mobiliario de metal y materiales tendientes a la oxidación. En cambio, se aprovechó la situación para integrar la naturaleza a los espacios, logrando una atmósfera de elegante frescura por medio de la madera clara y los textiles de algodón. Así mismo, los muebles mantienen la paleta de colores neutrales y claros, blancos y terrosos. ¡Frescura y confort, comodidad y estilo!

Transición de ensueño

La parte posterior de la casa se abre en una serie de ventanales que permiten la vista hacia el mar, la unificación de espacios para que la belleza de la costa entre a casa. El nivel superior aprovecha la vista con una hermosa terraza con pergolado y barandal de madera que, sobre los muros blancos, luce elegante y esplendorosa. La gran piscina que acompaña la transición de la vivienda a la playa se divide en tres por medio de dos discretos puentes, que funcionan como senderos directos entre la vivienda y el mar.

Espejos y jardines

Todo el jardín posterior está cubierto de piscinas las cuales funcionan también como espejos de agua rodeando unas grandiosas maceteras que resguardan a las elegantes palmeras, ¡como si fueran pequeños altares a la naturaleza!

Definitivamente, la transición de espacio interior a la playa es mejor si se hace por medio de piscinas, jardines, ¡naturaleza alrededor! Esta casa es una hermosa alegoría a la naturaleza, blanca, pura, neutral, con los elementos orgánicos precisos y realzando la belleza natural que se encuentra afuera, a unos cuantos metros… ¡el majestuoso mar!

Esta hermosa residencia se encuentra en Brasil, pero si quieres conocer otra casa de playa en nuestro México lindo y querido, visita Una casa de playa ¡fresca y moderna!

¿Qué te ha parecido esta casa? ¡Cuéntanos y comparte tus ideas con nosotros!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!