Departamento del Centro: Salas de estilo minimalista por Alameda Estudio

Estos son los lugares más seguros en casa durante un terremoto

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

En México acabamos de pasar por una experiencia cruda y triste, que nos hace replantearnos no sólo el valor de la vida sino los cuidados que tenemos en nuestro hogar, en nuestro trabajo, en la calle y en la vida diaria para protegernos a nosotros mismos y a los nuestros.

Cada que sucede un terremoto de grandes dimensiones en alguna parte del mundo, volvemos a considerar aquellos puntos en donde podemos cuidarnos mejor, los lugares más seguros en casa, en la calle o cuando estamos fuera, en otro sitio. Por ello, es bueno recordar esta información y en homify te la compartimos.

1. El triángulo de la vida

Departamento del Centro: Salas de estilo minimalista por Alameda Estudio
Alameda Estudio

Departamento del Centro

Alameda Estudio

Existe una teoría de protección que habla de que al derrumbarse estructuras sobre nosotros, existen espacios que quedan vacíos o a salvo de las piezas pesadas que puedan caer. Esos espacios se ubican a los costados de los muebles u objetos grandes y estructuralmente resistentes, formando una especie de triángulo entre su pared vertical, el piso horizontal y el elemento caído en diagonal. En ese triángulo podemos ponernos a salvo y poner a los nuestros, comenzando por los más pequeños.

2. Sitios en las áreas sociales

Detrás del respaldo de los sillones, junto a un taburete fuerte y resistente o junto a un baúl de madera, tal vez junto a la meseta de la cocina o bien detrás de alguna consola de madera gruesa o de acero, pueden formarse estos espacios ya que se trata de muebles o estructuras resistentes que no colapsarán con la caída de piezas constructivas, ventanas o losas.

Lo ideal es colocarte en posición fetal y protegiendo la cabeza. Antes se decía que debíamos colocarnos debajo de alguna mesa o escritorio, pero físicamente la parte central de ese tipo de muebles es frágil y no soportarían pedazos de piedras y muros encima. En cambio sus estructuras laterales podrían ser más resistentes.

3. Cuidado con lo que pueda caer

Aléjate de aquellas cosas, organizadores, macetas o piezas decorativas que pueden caerte encima de la cabeza o de cualquier parte del cuerpo, sobre todo si son piezas que puedan quebrarse y lastimarte como cristal, cerámica o metal delgado.

Si tienes un sitio libre de este tipo de cosas en casa, acércate a él.

Deja que las cosas de los libreros caigan y se revuelvan, no trates de detener nada ni de sostener los muebles, pues con los movimientos fuertes pueden caer sobre ti. Aleja a los más pequeños, a los mayores y a los que no puedan moverse por sí mismos colocándolos junto a los respaldos de los sillones o las mesetas.

4. Quicios resistentes

Ubica con antelación una estructura resistente en casa: un quicio resistente, de madera gruesa o acero, que tengas la seguridad de que una trabe de acero conforma el cerramiento sobre la puerta. Ese marco puede ser una zona segura mientras pasa el movimiento, pues aunque tienda a deformarse, no se romperá y soportará las cargas sobre él.

Pero esto no vale para marcos de aluminio, vistas de madera que sólo revisten las paredes de concreto ni marqueterías de PVC. Debes conocer la estructura de tu casa para poder ubicar las zonas más seguras.

5. Educa a los pequeños

A veces los sismos llegan durante la noche o en momentos en que la familia no está reunida en un mismo sitio. Para evitar sustos y optimizar el tiempo, enseña a tus hijos e hijas a rodar hacia una orilla de la cama y colocarse en posición fetal en el espacio que formaría el triángulo, protegiendo su cabeza. Que no salgan corriendo ni se acerquen a ventanas, debajo de lámparas, junto a armarios o muebles ni a libreros. Trata de mantener su puerta siempre abierta, pues en caso de una torsión, ésta podría no abrirse después.

6. Ubica los muebles más resistentes

Si la estructura de tu casa es ligera y el techo de un armado flexible, es conveniente ubicar aquellos muebles de estructura fuerte y resistente y enseñar a todos en casa a protegerse junto o debajo de ellos. Un mesón de gruesa madera con trabes de reforzamiento puede ser muy útil si lo que cae encima son perfiles de aluminio, tijerales de madera o piezas de bovedilla colada.

También las mesas con marcos de acero o hierro soldado, suelen ser resistentes para proteger a los habitantes.

7. Espacio exterior

Entre todos en familia, marquen un sitio seguro en el exterior de la casa, ya sea en el patio frontal o en el posterior. Debe estar alejado de la construcción lo más posible, así como de cables y piezas que puedan caerse como tejas o láminas.

Si pueden trasladarse a ese sitio durante el movimiento, acuerden reunirse ahí. En caso de que alguien no se encuentre en la planta baja o esté encerrado en su recámara, lo mejor es protegerse en alguno de los sitios ya mencionados y salir una vez que el movimiento haya cesado, para reunirse en el punto exterior.

8. Cierra llaves y tuberías

En cuanto las cosas se calmen un poco, debes cerrar las llaves del gas, principalmente, desconectar los electrodomésticos para evitar un corto en caso de que se haya apagado la electricidad, y revisar fugas de agua en los muebles. En caso de ser así, hay que cerrar la llave de paso ubicada al límite del predio, para arreglar lo que sea necesario antes de generar un accidente.

Recuerda que si nos cuidamos a nosotros mismos, nos cuidamos todos. No tardes en diseñar un plan de contingencia con tu familia, manténganse siempre en comunicación y ubicados aunque no estén juntos. Estos pequeños detalles nos pueden salvar la vida. Y para que protejas mejor tu casa, conoce estos consejos para hacer cimientos resistentes a terremotos.

No descuides estos consejos, recuerda que la vida es primero.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!