de estilo  por danielainzerillo architetto&relooker

De casa de la abuela ¡a un departamento muy moderno!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Hoy descubriremos un cambio ¡maravilloso! Se trata de la modernización interior de un apartamento que, aunque era bastante funcional, no se le daba un uso realmente práctico, contaba con muebles grandes y que ocupaban mucho espacio, detalles obsoletos, elementos que ya habían pasado de moda, textiles, cortinas y protectores de sala de mal gusto y en general, una casa que lucía vieja y nada inspiradora.

La reforma la realizaron los expertos en diseño basándose en aprovechar la luz natural, en crear espacios para el tránsito libres y que permitieran un uso adecuado de cada zona como el comedor, la sala, el corredor, etc., definiendo cada espacio virtualmente con la iluminación en el plafón, el manejo del cielo y la distribución de los muebles.

Te invitamos a descubrir este gran cambio.

Antes y después: cocina

La cocina era vieja, descuidada, descolorida, desordenada… en una palabra: fea.

El nuevo espacio destila modernidad y encanto, armonía en las formas y colores, luces cálidas y sutiles, aprovechamiento del espacio, muebles compactos y funcionales y una combinación de ambientes espectacular.

Antes y después: la cocina oculta

Antes la cocina se ubicaba en un cuarto separado, lo que hacía que el tránsito fuera complicado y caótico, más por la serie de muebles que se localizaban en este espacio vestibular.

La nueva cocina se ha abierto y únicamente se delimita del corredor por una barra desayunadora, una solución bastante funcional y muy interesante.

Antes y después: la misma sala pero más linda

En la izquierda podemos ver que el espacio era bastante amplio e iluminado, contaba con un diseño de plafón de buen gusto que delimitaba la estancia del comedor. La organización era acogedora, el perrito nos lo confirma, pero no era muy practica ni funcional para los usuarios.

La nueva estancia consistió en reformar los plafones, separando de una manera más determinada la sala del comedor, además de que se hizo un cambio en el piso y se incluyó una zona de loseta junto al laminado para definir la ubicación del comedor.

El resto de los muebles se retiraron así como los textiles, dejando unas mantas de tono gris en las ventanas y manteniendo una nueva paleta de tonalidades cremosas y de grises muy claros, con una sala en color negro que luce elegante e imponente y un comedor pequeño y moderno.

Antes y después: el corredor de acceso

El laminado del piso se cambió en toda la casa, instalando uno de tono más claro y ayudando así a mantener una mejor iluminación. También se arreglaron los spots del plafón y se retiraron los muebles viejos pasados de moda, para dejar un pasillo libre con un poco de arte colorido en las paredes.

Antes y después: la sala

La sala contaba con una serie de muebles bastante prácticos, pero en algún momento se perdió la organización y telas y sábanas de distintos colores y estampados cubrían los sillones, las mesas y cerraban las ventanas. Los organizadores estaban repletos de cosas y no se sentía ningún tipo de orden, ¡aquello era un caos!

El cambio trajo consigo paz y armonía visual. Los colores claros y cremosos del ambiente, la clara luz a través de las delgadas cortinas y un nuevo juego de sala en tonos sólidos contribuyeron al cambio. El gran organizador que ya se había convertido en desorganizador fue reemplazado por un lindo mueble de madera con puertas de cristal, una lamparita de piso y detalles delicados y discretos.

Antes y después: el cuarto de baño

Los azulejos eran de otro siglo, ¡de otro mundo! Y del lavabo ¡ni hablamos! El nuevo cuarto de baño aprovecha el espacio para integrar una barra con acabado de madera y un lavabo de cerámica moderno y bellísimo, que combina con la nueva paleta de colores en los azulejos en tonos grises y cremosos.

Antes y después: el rincón del comedor

Al fondo del comedor, un pequeño rincón estaba siendo aprovechado por un trastero antiguo y que oscurecía el ambiente. Ahora el espacio se ha optimizado y se ubicó una zona de estudio muy bien iluminada, con su escritorio y silla, frente a la ventana. Una solución bastante práctica.

Desde la barra

Desde el extremo del corredor, junto a la barra desayunadora, esta es la vista que se tiene de la estancia. Podemos ver que la superficie no es muy grande pero se ha sabido aprovechar para obtener lo mejor de ella y crear un ambiente acogedor y moderno.

Hacia el corredor

Así luce la barra desayunadora desde el corredor, y al fondo el vestíbulo que comunica con la zona privada. Un muy buen gusto se desvela en cada detalle.

Una recámara que inspira

Te dejamos con la vista de la recámara principal, con un diseño que enamora, encantador, acogedor, sutil y sencillo pero que destila armonía y elegancia.

Te invitamos a conocer esta casita de madera que no lo parece pero que te va a encantar.

¿Te gustaron los cambios? ¿Cómo remodelarías tu apartamento?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!