Jardin: Jardines de estilo moderno por Loyola Arquitectos

Una casa moderna ¡muy mexicana!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Te invitamos a dar un paseo por Querétaro, en donde se encuentra enclavada la hermosa residencia que conoceremos hoy: Casa Olivos. Se trata de una casa con esencia de casona mexicana, con toques coloniales de vieja hacienda pero ubicada en los tiempos modernos, de marcado estilo contemporáneo, confortable, llena de comodidades, sofisticados diseños, finos materiales y acabados exquisitos. Con mucho espacio, luz y fluidez tanto en sus interiores como en el vasto exterior, esta vivienda te sorprenderá a cada paso hasta descubrir, al final del recorrido, algo que te dejará ¡fascinado! ¿No te lo quieres perder? ¡Comencemos la visita!

Un atractivo rostro

La fachada principal nos augura una visita muy placentera. De formas geométricas, planos y grandes volúmenes intercalando alturas y profundidades, la fachada se muestra abierta y sonriente, entregando honesta la belleza de cada textura y color que la visten y dejando entrever cierto dejo de arquitectura colonial mexicana bastante estilizada. Sin dejar un tramo de belleza velado, esta vista nos invita a cruzar la puerta y descubrir más allá.

Una vista nocturna

Una vista de frente, más clara, menos dramática pero no menos sorprendente, nos permite dimensionar la grandeza del inmueble. Desde esta perspectiva el toque colonial que percibíamos desde el otro ángulo ha perdido fuerza y ahora se muestra más contemporánea, geométrica y funcionalmente moderna. Un par de grandes cubos blancos resguardan la fragilidad del acceso, ubicado debajo de la estructura de madera y detrás de la barda de piedra oscura. Una cochera abierta comparte la luz de sus lámparas con la vía pública. 

Para más ideas de cocheras, visita 6 ideas de cocheras y porches por arquitectos mexicanos.

Fabuloso patio posterior

El patio posterior es un complejo sinfín de sorpresas. Repleto de espacios dedicados absolutamente al esparcimiento, descanso y diversión, el patio cuenta con área de alberca, comedor, sala, asador, jardines, fuente, bancas, jardineras y una terraza en el segundo nivel, ¡para cerrar con broche de oro!

Las luces interiores proyectadas hacia afuera, combinadas con los destellos de las luces exteriores y los juegos de sombras que se crean sobre las superficies y texturas le dan un toque de misterio simplemente encantador .

Integración

Cada espacio de la casa se conecta directa o indirectamente con el enorme patio posterior. Esta es la imagen de una de las estancias y, como podemos ver, los muros que separan la casa de los jardines son transparentes, totalmente de vidrio con puertas también de vidrio que conectan los espacios. Esta pequeña estancia es una muestra del estilo y elegancia que reina los interiores, ¡como si la belleza del exterior no fuera suficiente!

Una cocina llena de vida

La cocina desborda modernidad y estilo, pero mantiene ciertas reminiscencias de las grandes cocinas de las haciendas de antaño: una gran mesa al centro, rodeada de muebles y alacenas y conectada con el patio de servicio, un pequeño jardín privado, plantas sobre los gabinetes, colgando sobre el antecomedor, entre los cajones y las repisas. Madera oscura por aquí, madera clara por allá, ¡y nada escapa a la funcionalidad de la iluminación!: spots empotrados en el plafón, dirigiéndose hacia diferentes puntos del lugar, crean una atmósfera suave y sutilmente encantadora.

Clásico comedor

El comedor es ¡simplemente fantástico! No deja duda de la nostalgia estética que el diseño de la vivienda contiene. Es una pieza de exquisito gusto y de corte colonial: una gran mesa de madera oscura con sillas forradas en cuero negro, detalles enchapados y lustrosas guirnaldas talladas por aquí y por allá. El espacio es coronado por un par de delicadas lámparas colgantes como candelabros invertidos, un detalle bastante interesante y luminoso.

Acogedora sala

La sala es un lugar que exhala calidez y confort desde cualquier ángulo y en cualquier rincón. La gama de colores cálidos entre marrones y grises, la chimenea al fondo, los grandes sillones cubiertos de cojines y el tapete de tonos dorados y cafés, hacen que esta estancia se muestre acogedora y con ganas de invitarnos a charlar por horas frente al fuego.

Una habitación ¡de lujo!

Pues bien, después del recorrido por las áreas sociales, pasar por la acogedora sala, el exquisito comedor y la antojable piscina, este lugar debe ser el mejor de todos, ¡seguramente así es! Se trata del bar, una habitación grande, conectada con el jardín y habilitada para pasar horas de convivencia y esparcimiento con un buen trago en la mano. El área cuenta con una gran barra, ¡como un verdadero bar! Mesa de juegos incluso con ceniceros empotrados, área de televisión, una envidiable repisa de bebidas, iluminación tenue y misteriosa… ¿Se puede pedir algo más? ¡Parece que sí!

¡Última sorpresa!

¿Qué podría hacer falta para que esta casa fuera perfecta? Por supuesto, ¡una cava de vinos! Ubicada en un rincón del bar, esta cava protege el valioso tesoro a media luz y reposando las bebidas sobre los húmedos corchos. Un nicho que no sólo es envidiable por su valor funcional sino por la belleza de su estructura, una textura de piedra rugosa al fondo, una serie de barras de madera, un baúl abierto, tenue luz saliendo por detrás de la madera… ¡una belleza para cerrar con broche de oro!

No queda duda de que el ingenio y creatividad del despacho Loyola Arquitectos, responsables de esta obra, es ilimitado, ¡esta magnífica residencia es una clara muestra de ello!

¿Te gustó la sorpresa del final, te gustaría tener una cava particular en casa?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!