7 consejos para amueblar la casa de los abuelitos

Ana Martinez Ana Martinez
Loading admin actions …

Los años no pasan sin razón. Cada segundo nos acerca un poco más a la vida. Sí, a la vida. Cada segundo que pasa el tiempo nos enseña a disfrutar el momento que le sigue, y cada día que termina nos recuerda que tenemos un momento menos para disfrutar, forzándonos a vivir y experimentar cada momento que tenemos. Bien dicen que los problemas de los años es que cuando somos demasiado jóvenes nos esforzamos por vivir en el futuro, queremos que el tiempo pase rápido para poder hacer cosas de gente grande, y cuando por fin llegamos a la edad adulta nos damos cuenta del tiempo que hemos perdido pensando en el futuro, y comenzamos a vivir.

Y para vivir bien hay que tener los muebles y los accesorios necesarios. Un buen sillón para observar los atardeceres;  una cocina donde podamos darnos el lujo de cocinar el amor, y saborear cada platillo que preparamos; un baño que nos ayude a aligerar la carga de los años y una preciosa cama para poder soñar y hacer los recuentos del día. El tiempo no pasa sin motivo, y algunas veces nos va quitando las fuerzas, pero envejecer es como volver  ser niños. Volver a tener esa inocencia para confiar en nosotros, es imaginación para soñar y la energía para reír. Y si en casa tenemos un adulto mayor, debemos procurarle algunos cuidados que le ayudarán a vivir cada momento al máximo.

1. ¿Cómo decirles que les vamos a ayudar?

Tomar decisiones es un de las cosas más difíciles de prender. Elegir es renunciar, y pocas veces estamos preparados para hacerlo. Todo es más fácil cuando recordamos todos esos consejos que nuestros padres nos dejaron, pero el problema es cuando tenemos que elegir algo para ellos y no hay quién nos de un consejo. Por más tiempo que hayamos pasado  a su lado, algunas veces nos cuesta trabajo elegir lo que a ellos les gustaría. Pero para poder tomar mejores decisiones, es necesario ponernos en sus zapatos, pensar como ellos lo harían y elegir los muebles que les harían sentir más cómodos y mejor.

Recuerda que algunas veces el peso de los años nos hacen sentirnos cansados, y necesitamos muebles que nos ofrezcan el confort y la comodidad necesaria.

2. La cocina con espacio para moverse y todo a la mano

Ir a la casa de la abuela es como internarse en el mundo de la comida. Es disfrutar de un paraíso culinario, y para ayudarla a que también sea un paraíso para ella podemos elegir una decoración rústica, y un espacio pequeño. Procura que las distancias entre los muebles y la barra sean pequeñas, no porque impliquen caminar mucho, sino porque a veces las cosas son pesadas y necesitan tener un lugar dónde depositarlas.

3. Una recámara cómoda

La recámara es uno de los cuartos más importantes de nuestro hogar. No importa la edad, siempre necesitaremos ese espacio propio donde podamos guardar nuestros sueños y secretos. Para las personas mayores los diseños clásicos y rústicos son los mejores, aunque algunas veces puedes mezclarlos con algún estilo minimalista o moderno,  para que se sientan parte de la casa.

4. La iluminación es importante

La iluminación, al igual que en cualquier otro diseño, es muy importante en estas habitaciones. Hay personas adultas que disfrutan de tomar una siesta en su sillón favorito, y por lo tanto necesitan una luz tenue. Pero sin importar lo que les guste, es necesario instalar algunos mecanismos para controlar la intensidad de la luz, pero procurando que exista siempre una iluminación uniforme. Recuerda que muchas veces la belleza de todas las cosas que han observado puede causar una leve ceguera, y necesitan un poco de ayuda. Puedes utilizar fuentes  amplias de luz natural, para lograr que ningún rincón quede oscuro, y que el ambiente sea muy tranquilo y acogedor, tal y como son siempre las casas de las abuelas.

5. Un baño espacioso

La comodidad es el  ingrediente principal en el diseño de interiores para adultos mayores. Después de todo, han pasado gran parte de su vida trabajando y esforzándose por hacer nuestra vida más feliz, y lo mínimo que podemos hacer es compensarlo con espacios relajantes donde puedan disfrutar cada momento. El baño, especialmente, es un lugar de relajación en el cual puedes sentir la pureza recorrer tu piel.  Recuerda que ya no tienen la misma fuerza y habilidad que en su juventud, y por lo tanto necesitas instalar muebles que les ayuden a disfrutar de un buen baño. No olvides los escalones para las tinas, y los sistemas de agarre para evitar accidentes. El piso es otro punto especial, procura que tenga un recubrimiento anti derrapante, o que la superficie no sea muy resbalosa. Este diseño perfecto para relajarse es obra de Isabela Canaan Arquitetos e Asociados.

6. El vestidor perfecto

Vestir con clase no es algo que dependa de la edad. Los años no quitan el estilo, y la clase se lleva en el alma. Así que si tienes pensado decorar el armario de un senior, no olvides darle un toque rústico o clásico, así se sentirá más cómodo. Tampoco olvides que debes incluir algunos muebles de descanso. Otro aspecto importante es colocar los ganchos y estantes a una altura adecuada, en la que puedan alcanzarlos sin necesidad de utilizar escaleras o taburetes, pues podrían implicar un riesgo para ellos.

7. Protege y acondiciona la terraza

Los exteriores son un gran regalo para los adultos. Es regalarles un espacio para disfrutar de la naturaleza, un sitio donde puedan apreciar la belleza que ignoraron mientras envejecía, y que poco a poco van valorando cada vez más. Pero procura cuidarlos, instala techos y sistemas cerrados que los protejan del clima.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!