De ruina medieval ¡a casa moderna!

Joo Castro Chan Joo Castro Chan
Loading admin actions …

A pesar que el pueblo de Idstein, en Alemania, cuenta con tan sólo 26,000 habitantes, es reconocido en varios libros de historia por ser un pueblo medieval con una reputación no muy buena.  En la antigüedad, hubo una cacería de brujas en la región de Rheingau-Taunus que consistía en quemar a las supuestas culpables en la torre de Idstein. Hoy en día las brujas han desaparecido, más no la arquitectura que ha sido testigo de esta no agradable parte de la historia del pueblo.  Un centro con carácter medieval con edificaciones de madera y piedra y una torre de 42 metros de alto (dónde se quemaban a las brujas), son los hitos de este pueblo alemán. 

En esta ocasión nos enfocaremos en otra parte de la historia de Idstein y en otro de sus edificios icónicos: una estación transformadora de energía abandonada en Pueblo Antiguo, que estaba a punto de ser demolida, pero que afortunadamente ha sido re-adaptada para vivienda. 

Esta maravillosa propiedad fue galardonada con el Golden House Award del 2014. 

¡Te invitamos a conocerla de cerca!

Rescatado de ser demolido

El arquitecto responsable de este emocionante proyecto fue Gerhard Guckes, quien conocía muy bien el edificio, ya que su despacho se encuentra en el mismo vecindario y en el cual encontró un gran potencial para crear un proyecto residencial dentro de la antigüa estación.  Así que en el año del 2008, la estación transformadora estaba en la lista de edificios a demoler de Idstein, pero el arquitecto decidió comprarlo y salvar este inmueble histórico, agregando una ampliación de carácter moderno.

Una combinación perfecta

Así luce la vivienda en su fachada principal. La antigua torre de un edificio medieval y que ahora es la estancia, está combinada con la ampliación, la cual se extiende por 110 metros cuadrados.  El conjunto creado por los distintos espacios que conforman esta casa ofrecen un confort para un estilo de vida contemporáneo con hermosos detalles antiguos que se preservaron y combinaron con la nueva construcción y diseño.  Ambas partes, tanto lo antiguo como lo moderno, fueron integrados de manera cuidadosa para no perder el patrimonio histórico de la edificación. Vamos a conocerla por partes…

Una ubicación privilegiada

La ubicación de esta hermosa reliquia esta localizada en la parte superior del Pueblo Antiguo, al final de una larga hilera de casas que se encuentran adyacentes a una casa señorial a base de madera llamada Höerhof, que data de los principios del siglo XVII.

La primer modificación evidente es el aumento en altura del muro de piedra de la estación.  Esto se aprecia en la parte izquierda del edificio, donde se quería formar una superficie homogénea y al mismo tiempo crear una jerarquía y movimiento en la composición visual, así como una diferenciación entre la ampliación que está situada justo detrás del panel de piedra natural.

Un diseño fascinante

El anexo de carácter moderno es de forma cúbica, con una fachada a base de placas de acero corten, las cuales cuentan con juntas muy pegadas que crean una trama la cual proporciona estructura al cubo. Una de las características del corten es su superficie oxidada, la cual combina a la perfección con la piedra natural de los muros de la estación y a su vez, la acentúa y crea una armonía visual.  De forma paralela, el anexo de carácter moderno y contemporáneo contrasta con el lenguaje arquitectónico del lugar, pero a la vez creando una unión entre el contexto antiguo con la modernidad de la casa.

Al interior

Al interior de la casa encontramos una mezcla de dos periodos que salta a la vista. A mano izquierda encontramos el muro de mampostería de piedra que da ese toque Mediterráneo que caracteriza a la arquitectura de la localidad.  El resto del espacio esta diseñado con colores brillantes, de tal suerte que proveen un contraste que acentúa lo obscuro del muro de piedra.  El piso esta hecho a base de piedra con un moderno diseño y la escalera es una gran sorpresa a la vista, ya que cuenta con dos elementos mutuamente suspendidos.  Los segmentos de cada una de las huellas de la escalera forman un funcional sistema de repisas que proporcionan un excelente espacio de almacenamiento.

¡Una vista envidiable!

Al pasar al nivel más alto de la estación, nos encontramos en la torre histórica la cual cuenta con una hermosa vista de Idstein.  Los dos edificios están conectados por una cubierta de vidrio, creando una unidad translúcida y que da una sensación de estar en una pequeña fortaleza privada.  

Para ver otro libro de ideas con un proyecto de rescate y re-adaptación, da click en el siguiente enlace:

De antigua iglesia ¡a moderno departamento!

¿Te gustaría rescatar un edificio de tu comunidad y adaptarlo para poder vivir en él? ¡Queremos saber tu opinión!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!