¡SAUNA! – Te compartimos cómo tener uno en tu patio

GracielaGomezOrefebre GracielaGomezOrefebre
Google+
Loading admin actions …

Empezaremos por comentarte que ambas formas, “el sauna” o “la sauna”, son correctas. Para entrar de lleno en el tema, “Sudar por salud”, debería ser la respuesta lógica a la pregunta: ¿Qué es? La definición tradicional nos refiere a un baño de vapor que por los beneficios que aporta a la salud está muy generalizado, no sólo en Finlandia donde se usa casi a diario sino en todo el mundo. Sus efectos sobre el organismo son muchos, como la liberación de toxinas que las personas han acumulado en su cuerpo, eliminándolas por la sudoración que se produce por las altas temperaturas.

El método a seguir es alternar períodos de exposición al calor con sesiones de enfriamiento. En México es común el uso del temazcal, nombre proveniente de la lengua náhuatl, que ha tenido especial importancia en las culturas de América desde mucho antes de la llegada de los españoles a estas tierras. Este ritual sustituía a lo que hoy en día hacemos cotidianamente: darnos un baño. Los temazcales eran edificaciones que datan de alrededor de 1200 años y de los cuales se han encontrado vestigios en varias partes del país.

Sin más preámbulo te presentamos la guía para construir un sauna y las preguntas que debes hacerte para planear su construcción.

1. Guía de introducción

Construir un sauna no debe ser complicado ya que es una estructura sencilla, pero tiene que cumplir con ciertas condiciones. Consta de dos elementos importantes: la cabina y la estufa. La cabina es el recinto de madera con bancos dispuestos a diferentes alturas y la estufa que deberá estar cubierta con piedras para que, al echar agua sobre éstas, se produzca vapor y caldeen el recinto. ¿Cómo lo construimos?

1. Ubica un espacio en el jardín y límpialo. Excava alrededor de 10 a 12 cm para nivelarlo y coloca una capa de piedra picada. No olvides compactarla. 

2. La base del piso debe ser de concreto con buena resistencia y malla de acero. Esta base debe tener la forma y dimensiones del diseño que han elegido para el sauna y un espesor de 15 cm de alto.

3. Para vaciar el concreto, previamente se delimita el espacio del vaciado con tablas que tengan un poco más de altura que el piso acabado fijándose en el terreno. Recuerda ubicar las instalaciones eléctricas y sanitarias que deben hacerse. 

4. Las paredes del sauna deben ser dobles. Para la capa interna se recomienda madera de cedro con 1.5 cm de espesor, trabajada en machihembrado para que ajuste completamente una con otra. Externamente puede utilizarse cualquier laminado que esté tratado para uso exterior y posteriormente puedas pintarlo o barnizarlo. Así mismo, se recomienda impermeabilizar el techo o cubierta, por tratarse de una estructura ubicada en el jardín. Es importante que dejes tres puntos de ventilación para la salida de vapor: uno en el techo, uno en el suelo y uno encima de la estufa. 

5. Entre los dos acabados, el externo y el interno, se coloca material aislante; al igual que en las uniones de los ángulos porque deben estar protegidas para no perder el calor. La base del piso que se le coloca sobre el hormigón vaciado, es de cerámica. Sobre éste, a una distancia aproximada de 13 cm, el entramado de madera desmontable para poder limpiar la humedad del piso de cerámica.

6. Define el diseño y la ubicación de los bancos y las ventanas, en caso de haberlas. Para modernizar el diseño, en vez de estufa instala un calentador en una de las esquinas o de manera central. Sigue las instrucciones del distribuidor verificando el tipo de corriente eléctrica y las características del mismo para su correcto funcionamiento. 

7. Una vez instalado, activa el sistema de calefacción y verifica los puntos de ventilación.

2. ¿Por qué en el jardin y no en el sótano?

Es cierto que el sauna puede construirse en una esquina del sótano, se ahorra el piso de concreto y dos de las paredes externas. Si lo construyes al aire libre es más fácil planear la ventilación, situar el drenaje y darle las dimensiones que desees, ya que está menos limitado el espacio. Además, tiene el plus de la vista sobre el jardín, si dejas una ventana panorámica.

Otro de los beneficios, además del bienestar físico, es que tu propiedad aumentará su valor al añadirle un sauna en el jardín.

3. ¿Dónde coloco el sauna?

Es prioritario que tu jardín cuente con una toma de agua y de electricidad (o gas, dependiendo del modelo de calentador que hayas elegido). Si no están cerca, antes de vaciar el piso de concreto debes canalizar estos servicios para que el trabajo se realice correctamente.

4. ¿De qué tamaño hago el sauna?

El tamaño del sauna dependerá del número de personas que lo van a usar al mismo tiempo. Los hay desde 1 m2 por 2.06 m de alto para una sola persona hasta aquéllos en los que cabe una familia entera. El número de usuarios determinará las dimensiones de los bancos además del lugar para establecer el calentador y el espacio delante de los bancos.

También es muy importante para determinar la dimensión, pensar en el espacio disponible y el presupuesto.

5. ¿Con cuáles materiales construyo el sauna?

Para construir un sauna personal se recomienda la madera. La madera toma y libera la humedad y el calor mucho mejor que otros materiales. Lo ideal es que sea de cedro, muy popular en la fabricación de saunas, porque no tiende a expandirse o contraerse mucho como otros tipos de maderas.

Ya hablamos de la base de piso de hormigón, del piso de cerámica, del material aislante, de la impermeabilización del techo y de las instalaciones, que deben estar supervisadas o haber sido construidas por técnicos especializados.

6. ¿Qué tipo de sauna?

El sauna puede ser seco o húmedo, todo depende de la humedad relativa. En el sauna húmedo, la temperatura no supera los 70°C siendo la humedad relativa muy alta. Éstos también son llamados “baño turco”.

El sauna seco tiene temperaturas entre 80°C y 90°C. En éste, la humedad es mínima y nunca supera el 20%. A este tipo también se le llama “sauna finlandés” o simplemente “sauna”.

También se encuentran modelos de sauna que utilizan un sistema de calentamiento con leña. En estos casos, debe diseñarse una salida de humo.

7. ¿Cuánto invertir en el sauna?

En México existen empresas que suministran saunas ya elaborados, sólo para ser instalados. Los precios varían desde los MXN$ 45,000.00 en las cabinas para dos personas hasta los MXN$ 160,000.00 en saunas para seis. En estas estimaciones no están incluidas los gastos de la base del piso ni de las instalaciones previas.

El sauna es un factor que mejora la salud de las personas, pero si lo vas a usar seguido es mejor que consultes a un médico previamente. Si no existe ningún problema de salud… constrúyelo y disfrútalo.

8. Algo EXTRA para su sauna

Después del calorón del sauna y para activar la circulación del cuerpo entre cada sesión: ¡toma un baño frío!

Haz un sitio en tu jardín para construir un yacusi, una regadera de exterior o una pequeña alberca; ya que el cuerpo necesita de estos cambios abruptos de temperatura para que el efecto del sauna sea concluyente.

Este extra en tu jardín te dará una opción más de relajamiento y salud.

El sauna para su jardín una realidad¿Qué les parece la idea?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!