Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

El cuarto de los niños. Colores e Inspiración…

Homify GmbH Homify GmbH
Google+
Loading admin actions …

Decorar la habitación de los pequeños siempre es un reto que como papás se torna en una gran experiencia. Pensar en colores, objetos, tapices, iluminación y cómo todo influye y se relaciona con nuestros chiquitos ¡es la inspiración necesaria para comenzar! Y si bien los estereotipos suelen ser la regla, acorde a psicólogos y decoradores acutalmente, la excepción es nuestra mejor herramienta. 

No más Rosa para niñas y Azul para niños. Es bien sabido y ha sido comprobado que los colores influyen de diferentes formas en nuestro estado de ánimo y comportamiento,  pero también las texturas y la iluminación. En la actualidad, diseñadores y psicólogos están de acuerdo que lo ideal es proveer a niños y niñas un entorno con variedad de objetos, formas y colores – sin abusar por supuesto. Las opciones son objetos coloridos, cosas que se muevan o cuelguen con contrastes que el niño pueda tocar, pero importante será evitar los estereotipos tales como carritos para niños y muñequitas para niñas. Sabemos que esto puede resultar desoncertante pero aquí algunas ideas de como influenciar positivamente, evitar los estereotipos y lograr el deseado equilibrio…

Azul, blanco, gris y los puntos

La regla será combinar. El azul se relaciona con el agua, tiene un efecto calmante que normalmente brinda serenidad. Ayuda a conciliar el sueño y tiene un efecto sedante. Por su parte, el blanco purifica, estimula y unifica; en definitiva es un color para combinar, no para predominar pues resulta aburrido por sí solo. Al combinarlo anima a todos los colores y estimula la actividad intelectual y favorece la imaginación. El Gris es la clave para equilibrar al igualar las cosas y dejar a cada color sus características propias. Y para redondear, un tapíz de figuras geoméricas, la combinación de piso de madera y alfombra, pequeños detalels colgantes, natrualeza y juguetes, son las texturas que daran pie a la exploración y estimulación.

Rojo, blanco y las fuertes texturas

Probablemente el Rojo es uno de los últimos colores que vienen a la mente al pensar en el cuarto de niños y niñas, el rojo atrae la atención visual inmediatemente, estimula la acción y puede expresar emoción y pasión. El rojo por sí solo es un color fuerte casi alarmante, sin embargo al combinarlo adecuadamente con el blanco, resulta no solo divertido sino excitante. Coronado el cuarto con un tapíz de textura ondulada estimula al más perezoso y activa el intelecto de chicos y grandes.

Verde que te quiero verde

El Verde se asocia con la naturaleza, la fertilidad y la primavera. Transmite seguridad y anima el crecimiento emocional. La combinación de gris y blanco le permite explotar todas sus cualidades y lucir, al mismo tiempo que maximiza su presencia y efectos relajantes, pues es un color que reduce la tensión. La naturaleza, suavemente impresa en el tapíz, estimula la imaginación y brinda una sensación de seguridad en los chiquitines. El Verde es un color ideal para brindar la sensación de espacio en cuartos pequeños y aumenta la actividad cerebral, pero sobre todo es un color que no define estereotipos, niños y niñas por igual disfrutan y lucen en verde.

Pero si la tradición impone…

Bien dice el dicho que más sabe el diablo por viejo que por diablo. Cuando las viejas ideas permanecen, ¿por qué no sacar el mejor provecho? Los beneficios del azul son claros,  y siempre podemos optar por figuras geométricas y patrones lineales en el tapíz. Este tipo de decoración es idónea para los niños inquietos – ojo, no queremos sedarlos y eliminar su capacidad creativa o bloquear su imaginación, sino enfocarlos – pues el azul mejora el estado de ansiedad y hasta el sistema inmunológico, las texturas excitan la curiosidad y las formas la creatividad.

Colores como el violeta o el lila son fuertes y, si bien también pueden intensificar la capacidad intelectual y la intuición, son colores que deben combinarse suavemente, como en este caso con gris y blanco para evitar la saturación que, en efecto contrario puede sofocar a los pequeños al momento de jugar. Aqui mostramos un estilo cuasi-barroco en donde la atención al detalle y quizá el exceso de los mismos permite una sensación de diversión y fascinación. En ocasiones aunque menos es más, más puede ser mejor, así para los que sufrimos de horror vacui, texturas, objetos y detalles serán la opción perfecta de estimulación e inspiración para nuestros chiquitines.

¿Y si nos atrevemos?

Romper con lo establecido siempre es más emocionante. ¿La regla? ¡No hay reglas! bueno… . quizá no exagerar por supuesto, pero el cuarto de los niños será el lienzo para dar rienda suelta a la creatividad de padres e hijos. Es importante sin embargo recordar el tratar de evadir estereotipos, y dejar que la personalidad de niños y niñas florezca, no siempre tendrán la misma habitación así es que es importante que tengan la libertad de expresarse y evitar estereotipos también evitará coartar sus opciones. Temas idóneos incluyen la Selva, el Acuario, la Granja o los patrones geométricos. Aquí bicicletas y asimetría en el tapíz, verde agua, blanco, rojo y pequeños toques de rosa crean un eclectisismo que da pie a la estimulación, la inspiración, la tranquilidad y el reto.

¿Y tú cómo decoraste la habitación de tu pequeño o pequeña? Compártenos tus ideas, consejos y sugerencias en nuestro espacio de comentarios.
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!