Casa Galeana: Pasillos y recibidores de estilo  por grupoarquitectura

Los 7 secretos para mantener las paredes sin húmedad ¡y siempre frescas!

Ana Martinez Ana Martinez
Loading admin actions …

El tiempo es el peor enemigo de nuestras casas. Se va introduciendo poco a poco en los cimientos, los mueve, los sacude, se impregna en nuestras paredes cambiándoles la apariencia, se apodera de los muebles y comienza a terminarlos desde adentro. Se hace aliado del sol para manchar y decolorar las paredes, dejando sombras y colores quemados que nos recuerdan que el tiempo sigue pasando; pero su mejor aliado es la humedad que se instala en las paredes. Comienza a aparecer poco a poco, despegando la pintura y dándoles un aspecto triste, para recordarnos que no podemos simplemente quedarnos pasivos viéndolo correr. Necesitamos actuar con el tiempo, no para vencerlo, pero para evitar que nos gane la batalla. 

La humedad en las paredes es un problema que sucede en todas las casas. Grandes, pequeñas, modernas, rústicas, de campo o de ciudad. La lluvia, el vapor y la humedad no discriminan. Pero no te preocupes, una pared húmeda no significa el fin del mundo, ni tampoco que tu casa se vaya a derrumbar de un momento  otro, aunque así lo parezca. Las paredes húmedas si tienen solución, y de hecho podrías sanarlas tú mismo con un poco de tiempo. O si lo prefieres llama a un experto. A continuación te dejamos algunos consejos para restaurarlas y prevenirlas. ¡Gana la batalla al tiempo y a la humedad con nuestros consejos!

1. Siempre tener identificado lo que puede causar húmedad

Penthouse Polanco: Comedores de estilo moderno por Gantous Arquitectos
Gantous Arquitectos

Penthouse Polanco

Gantous Arquitectos

Muchas veces se piensa que con volver a pintar la pared se solucionará el problema de humedad, pero la verdad es que eso es sólo un paliativo a corto plazo. Antes de comenzar la reparación identifica la causa de la humedad. ¿Se filtra el agua de lluvia? ¿La habitación es húmeda? ¿Falta ventilación? También debes considerar el tamaño del área afectada, y examinar si es sólo un punto húmedo, o si tiene un perímetro que también está siendo afectado.

2. Mantener paredes limpias

Casa Galeana: Pasillos y recibidores de estilo  por grupoarquitectura
grupoarquitectura

Casa Galeana

grupoarquitectura

Muchas veces la humedad viene acompañada de moho, u otros hongos que ocasionan un mal olor y una apariencia oscura a las paredes. Así que antes de repararla te recomendamos que desalojes la habitación, o cubras tus muebles, y retires estos hongos de tus paredes. Para ello hay algunos productos que puedes conseguir en las tiendas de insumos para el hogar, aunque la lejía es el producto más utilizado para estos fines. Procura lijar un poco tu pared, y tallarla muy bien para eliminar completamente el hongo.

Recuerda que estos microbios  son dañinos no sólo para tu casa, sino también para la salud de tu familia, especialmente para los niños, los adultos mayores, las personas con problemas respiratorios o alergias.

Muchas veces se piensa que con volver a pintar la pared se solucionará el problema de humedad, pero la verdad es que eso es sólo un paliativo a corto plazo. Antes de comenzar la reparación identifica la causa de la humedad. ¿Se filtra el agua de lluvia? ¿La habitación es húmeda? ¿Falta ventilación? También debes considerar el tamaño del área afectada, y examinar si es sólo un punto húmedo, o si tiene un perímetro que también está siendo afectado. 

3. Lavar las paredes de vez en cuando para…

OTRA VISTA DEL ESPACIO COMÚN RESTAURADO: Pasillos y recibidores de estilo  por CERVERA SÁNCHEZ ARQUITECTOS
CERVERA SÁNCHEZ ARQUITECTOS

OTRA VISTA DEL ESPACIO COMÚN RESTAURADO

CERVERA SÁNCHEZ ARQUITECTOS

Una vez que hayas removido toda la suciedad de las paredes es tiempo de quitar también el polvo y otras manchas. El siguiente paso es lavar tu pared. Pareciera ser algo absurdo, lavar una pared para quitar la humedad, pero el verdadero propósito de esto es que el resanamiento pueda adherirse correctamente, pues el polvo es uno de los principales residuos tanto de la humedad y del tiempo, y puede evitar que el resane se pegue firmemente. Y ya que estás limpiando, podrías aprovechar para lavar todas las paredes de tu habitación para que queden relucientes, como estas del recibidor que ha diseñado la firma Cervera Sánchez Arquitectos.

4. Reparar las grietas ¡a la brevedad!

Las grietas son una señal de que  tu pared la humedad la está venciendo, y de que necesita urgentemente ser resanada. Recuerda que para cubrir una grieta en la pared necesitas saber cuál es el material, pues no puedes rellenar con yeso una grieta de cemento. Generalmente, el yeso es el material que más acumula humedad y que se llena de moho y se agrieta fácilmente, así que debes tener esto en cuenta desde que comiences a construir tu casa. Deja que el resanamiento seque completamente, y no apliques demasiadas capas, pues crearías un bulto sobre la superficie llana de las paredes. Esta sala es una propuesta de Lizzie Valencia Arquitectura & Diseño.

5. Que las paredes siempre estén suaves y correctamente lijadas

Después de resanar las grietas muy probablemente se hayan creado algunas irregularidades en la superficie de tus paredes, así que ahora debemos lijarlas para eliminar cualquier evidencia. No lijes demasiado, pues podrías despegar todo el recubrimiento, solamente procura que tus paredes vuelvan a ser llanas. Algunas personas optan por color cuadros, espejos, relojes o algún tipo de decoración sobre la humedad para cubrir los rastros, si deseas hacerlo no utilices objetos que vayan completamente pegados a la pared, pues esto limitaría la ventilación y la humedad podría volver a surgir muy rápidamente.

6. Paredes siempre resanadas y pintaditas

Puerta plegadiza para dividir cuartos: Paredes de estilo  por RTZ-Arquitectos
RTZ-Arquitectos

Puerta plegadiza para dividir cuartos

RTZ-Arquitectos

Si ya has arreglado tu pared, no le des al tiempo y a la humedad la oportunidad de volver. Pinta tus paredes, para poder emparejar los colores con el resto de la habitación, y de preferencia utiliza una pintura que sea a prueba de agua, y si no la encuentras, entonces puedes aplicar un sellador que sea anti-humedad. Podrás conseguirlo en cualquier tienda de pinturas. Aplícalo en toda la habitación, pues si ya surgió humedad en una pared es un signo de que es propensa a que salga también en las paredes. También aplica un recubrimiento impermeable en los techos, para evitar goteras y que la humedad de la lluvia pase hacia tus paredes.

7. ¡La casa siempre ventilada!

Hotel Dos Casas en San Miguel de Allende: Baños de estilo  por Germán Velasco Arquitectos
Germán Velasco Arquitectos

Hotel Dos Casas en San Miguel de Allende

Germán Velasco Arquitectos

Si vives en un lugar con un clima lluvioso, o húmedo, entonces procura que tus habitaciones tengan la ventilación adecuada. Esto te ayudará a que la humedad no se guarde en los ambientes ni en las paredes, además de que ayuda a que no surjan bacterias en tus paredes y muebles. Lo mismo aplica para las habitaciones que están regularmente húmedas, como el baño. También verifica que tus tuberías estén en perfecto estado para evitar fugas, y que tu techo no tenga goteras. ¡Y no tendrás que preocuparte por la humedad! Además, esto te servirá a aumentar el valor de tu casa, en caso de que quieras venderla algún día.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!