Recámaras de estilo moderno por Maletz Design

12 ideas geniales para incluir un área de estudio en tu recámara

Xochitl Díaz Xochitl Díaz
Google+
Loading admin actions …

El descanso no está peleado con el estudio, y estamos apunto de demostrártelo ¿De qué manera? La respuesta es sencilla, con varios ejemplos, 12 para ser específicos donde hay una formidable convivencia entre la cama y la mesa de estudio.

A veces la cama y el escritorio muy cerca, otras con una división notoría, de pronto ayudándose entre sí, otras veces teniendo cada quien su espacio y funcional bien definida; pero en todas las alternativas mostrado que tener un sitio de trabajo en la remara es posible y muy funcional. Inspírate con estas ideas y tendrás el mismo éxito, te lo aseguramos.

1. A un salto de la cama

Literalmente, está primera opción para hacer convivir a mesa de estudio y a la cama las hace estar a un salto una de otra. ¿Estás ya muy cansada o cansado de tanto trabajar frente a tu ordenador? ¡Da un paso y déjate caer en tu cama! O viceversa, ¿vas despertando y tienes toda la actitud para comenzar el día¿, ¡salta a la silla de tu escritorio y comienza a resolver los pendientes!

2. Motivación al despertar

Otra idea fabulosa donde el escritorio se ubica frente a la cama es ésta, donde se nos revela el secreto del éxito: siempre que la mesa de trabajo esté en la recámara hay que buscar que no exista nada, ni el mínimo detalle, fuera de su lugar pues motiva despertar y ver todo el ambiente ordenado e incitando a trabajar.

3. Para trabajo conjunto

Ya sea porque vives con tu pareja, compartes cuarto con tu hermano o hermana, o de pronto van colegas a trabajar contigo, no está de más tener un lugar en el escritorio; además en la recámara nunca está de más tener una silla extra, pues a veces es útil para poner la mochila, un poco de ropa, etcétera.

4. Una silla que va para todos lados

No hay mejor alternativa para el escritorio de la recámara que tener una silla con ruedas, sobre todo en habitaciones pequeñas, porque a veces para ocupar un rincón de la recámara hay que mover ciertos muebles, por ejemplo aquí, si la silla no es desplazada las cajoneras de la cama no abren con facilidad.

5. Que aparezca y desaparezca

Esta idea no tiene nada de mágica, pero sí mucho de ingeniosa. Como si de un clóset se tratara, es posible cubrir o dejar al descubierto el área de estudio y de entretenimiento, puesto que en una sola barda su pende plegar el vidrio mueble y el escritorio, ambos serán pequeños pero muy útiles.

6. ¿Repisa o escritorio?

No hay nada más útil en una recámara, sobre todo pequeña, que tener áreas multiusos, sobre todo si una de sus utilidades es permitir estudiar o trabajo en la noche y madrugada, pues sólo se está a unos pasos del trono del descanso.

7. No se necesitan grandes dimensiones

En muchos hogares existe un área especial para el estudio, sin embargo no está de mas tener una mesa en la recarga que permita colocar la laptop y usarla cómodamente; siempre hay un correo urgente que enviar o una tarea atrasada que entregar.

8. No mesclar estudio y entretenimiento

En la recámara queremos tener de todo: área de trabajo, lugar de entretenimiento y, sitio para el descanso. Juntarlas en una misma habitación es una idea genial, siempre y cuando se hagan las distinciones pertinentes, sobre todo entre la tv y el escritorio, ¿o quieres acabar tu pendientes escolares o labores hasta la madrugada porque no pudiste dejar de ver tu serie favorita?

9. Lo mejor es no tener nada

En el escrito de tu oficina o en tu estudio personal como tal, es muy útil tener un escrito repleto de artículos de oficina, pero en la remara lo mejor es tener esa superficie libre, así podrás utilizarlo no sólo ropa trabajar, sino para hacerte un maquilla rápido. o como mera decoración. Mira hacia arriba y compruébalo.

10. Cuando todo inspira

Lo mejor de tener un escrito en la recámara es que éste se impregna de nuestra personalidad y nos motiva más a trabajar en él. Recuerda que no hay habitación que nos haga sentir mas cómodos e identificados que la alcoba,.

11. Y ano somos nada sin un ordenador

Con el hecho de tener un ordenado en tu recámara estás del otro lado, ya sólo tendrás que darle detalles decorativos con un florero, algún portarretratos, o hasta un tono colorido en la silla. ¿Te gusta el color verde?

12. Jamás se olvidarán los pendientes

Finalmente, y si todavía estás dudando tener un escrito en tu recámara, piensa en que está área cerca de tu cama te ayudará en tu planeaciones diaria, pues con un nota adhesiva pegada en el ordenado, que se ve desde la cama, no volverás a olvidar enviar esa tarea urgente, hacer esa llamada importante, mandar esa linda felicitación de cumpleaños, etcétera.

Con lo anterior, ¿estás ya motivado para tener un escritorio en tu recámara?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!