Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Cómo fertilizar tu pequeño jardín: ¡5 opciones geniales y económicas!

Xochitl Díaz Xochitl Díaz
Google+
Loading admin actions …

Mucha de la bella apariencia que puede llegar a tener un jardín recae en los cuidados que reciba, así que aunque no suene tan agradable la idea de fertilizar es necesaria, pues sólo así las plantas seguirán igual de rozagantes, verdes y creciendo a plenitud mientras que la tierra tendrá una fecundidad asombrosa.

De que existen varios tipos de fertilizantes, los hay, así que no es un problema la variedad de productos, desde utilizar las hojas y ramas que se desprenden después de la poda hasta ocupar el estiércol de algunos animales, y es que se valen muchas maneras de ganar nutrientes para el jardín, recuerda que en gran medida depende de eso para que tu exterior robe miradas porque además de bello será saludable, tanto así que te aseguramos no pasará mucho tiempo en que vecinos y amigos lo noten y corran a preguntarte tu secreto.

Por dicha razón te invitamos a conocer unas buenas maneras de fertilizarlo, así cuando las preguntas lleguen a tus oídos tendrás hasta más de una idea para compartir.

1. Cenizas de madera

Casa Z-26. Jardín de la terraza-bar familiar: Jardines de estilo  por EcoEntorno Paisajismo Urbano
EcoEntorno Paisajismo Urbano

Casa Z-26. Jardín de la terraza-bar familiar

EcoEntorno Paisajismo Urbano

Tienes un bello jardín o mejor aún, tienes un bello jardín con chimenea, entonces cuentas con todo lo necesario para llevar a cabo esta manera de fertilizar que día con día va adquiriendo una popularidad impresionante.

Y es que los residuos que quedan después de la combustión de la madera nos brindan de todo: eliminan los componentes agresivos de la tierra y hacen que ésta sea más amigable con la raíces de nuestras plantas, repelen plagas y cualquier otro tipo de animales o bacterias que gustan de la vegetación como alimento u hogar e incluso mitigan las aromas que pudieran producir otros abonos.

Lo único que debes hacer es esparcirlas por la superficie de tu jardín, si el suelo está cubierto como aquí lo hace Ecoentorno Paisajista Urbano, será más fácil disimular su presencia y mitigar la totalidad, sólo ten cuidado en que la capa de cenizas sea uniforme y que no toque las plantas pequeñitas ya que podría resultar agresiva. De ahí en fuera sólo resta disfrutar sus beneficios.

2. El residuo de poda de las plantas

Cada que terminamos de podar nuestros árboles, siempre se desprende una cantidad considerable de hogar y ramas que habitualmente colocamos en bolsas de plástico y enviamos como basura, pero ya no más, ahora extraigamos lo más que se pueda los nutrientes de ellas.

Si así como son cortadas las espaciemos alrededor de las plantas podemos hacer que el jardín luzca desordenado y con la mínima velocidad del viento, todos lo residuos estarán esparcidos por doquier por ello evitamos sugerir esta opción.

Sin embargo si colocas los desechos en costales y dejas por un par de días que se sequen un poco será mas fácil hacerlos polvo y esparcirlos en el suelo, de esta manera se mezclarán y los pocos nutrientes que tengan serán brindados a la vegetación. Es como la manera primitiva que evolucionó en la ya popular composta de la que ya hablaremos.

Un tipo de planta que tiene más nutrientes que brindar es la ortiga, así que si cuentas con ella, no dudes en esparcir las hojas que va desprendiendo, te aseguramos que tu jardín te lo agradecerá con vitalidad sin igual, justo como la que aquí denotan las plantas colocadas por Juan Carlos Loyo Arquitectura con su formidable frondosidad.

3. Prueba con estiércol de caballo

El solo hecho de leer la palabra estiércol hace que muchas personas descarten todas las ideas que tiene que ver con ello, pero déjanos decirte que si tú lo haces estás desechando una de las maneras de inyectarle mayores nutrientes al suelo de tu jardín.

Así que para evitar desechar opciones, te comentamos sus beneficios, así es más fácil convencer: cuenta con una ligereza fabulosa dada por la cantidad de paja que lo compone, se fermenta con facilidad y por tanto en poco tiempo se ha mezclado con la tierra, es uno de lo materiales que cuenta con mayor cantidad de materia orgánica, sensacional todo ¿no?

Si con esto te has convencido entonces corre a tu jardín y comienza a suavizar la tierra para recibir el abono, entre más grande mejor, ya que así el estiércol no concentrará su esencia en un lugar muy pequeño. Si además está tan ventilado como el que aquí diseña EDAA – Estrategias para el Desarrollo de Arquitectura, auguramos un éxito total.

4. El estiércol de conejo también es opción

NAGASAKI - MEXICAN PATIO: Jardines de estilo  por Paisaje Radical
Paisaje Radical

NAGASAKI – MEXICAN PATIO

Paisaje Radical

Seguimos hablando de estiércol sólo cambiamos su procedencia, y es que ahora es turno de darle cabida en el jardín a los desechos de los bellos conejitos, las cualidades son similares a los de cualquier otro animal.

Dada su consistencia, el estiércol de conejo es mucho más proclive a generar gusanos por ello se recomienda que al usarse se coloque una capa considerable y se tape con una o dos de tierra, espera un tiempo y después ya se puede mezclar sin ningún problema.

Para su uso es mucho más sencillo si se tienen espacio delimitados muy bien, como jardineras, así que ahora sabes como podrías ir preparando tu jardín. Otro truco lleno de utilidad es poner encima de las capaz de tierra que cubren el abono un cúmulo de piedras decorativas, como las que aquí utiliza Paisaje Radical, sobre todo si tienes mascotas, (si tienes cachorritos nos entenderás).

5. Elaborar composta está de moda

desde el rio: Jardines de estilo  por CESAR MONCADA S
CESAR MONCADA S

desde el rio

CESAR MONCADA S

Hojas, papel, desechos de frutas y vegetales, tierra, madera, incluso hasta residuos de tu café diario; todo esto es perfecto para elaborar la composta en tu hogar.

Solo necesitas un recipiente de madera, dedicación, paciencia y un continuo movimiento, si cuentas con todo esto, en un lapso no tan prolongado tendrás un cúmulo de nutrientes orgánicos que hará de tu jardín una fuente total de fertilidad.

Ahora no queda más que elegir tu método, una vez realizado y al ver tan verde tu bello jardín, justo como nos lo muestra César Moncada S, sólo te restará disfrutar.

Tú cuál método ocupas para fertilizar tu jardín?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!