6 tips para mantener la casa calientita y acogedora

GracielaGomezOrefebre GracielaGomezOrefebre
Google+
Loading admin actions …

¿Has revisado tu factura de electricidad en invierno?¿O del gas? Cualquiera que sea la fuente de energía utilizada, con el invierno se hacen los mayores gastos para tratar de conservar el calor dentro de la casa. Este año en México hemos tenido temperaturas muy bajas y el invierno parece extenderse un poco más de lo previsto ¡El invierno es bello, pero el frío no siempre lo es!

Pero seamos sinceros, no siempre es fácil mantener un hogar cálido. En casas antiguas con un aislamiento deficiente, puede ser una tarea imposible, incluso si el espacio no es demasiado grande. A menudo, la solución a estos problemas se reduce a la técnica y habilidad, para conocer los problemas a fondo y aplicar algunas tácticas simples. ¡Eso es lo que tratamos en el artículo de hoy! ¿Misión imposible? Descubre ahora las soluciones.

1. ¿Usar o no chimenea?

Salas de estilo rural por Villa Riviera
Villa Riviera

Riviera Maison Kaminzimmer

Villa Riviera

Conoces el efecto chimenea, este es el enemigo número uno del mantenimiento del calor en una habitación. Existe una ley física que se aplica al movimiento del aire dentro y fuera de los edificios por las diferencias de presión. El aire caliente es menos denso que el frío por lo tanto aumentará, escapando por cualquiera abertura alta arrastrando el aire frío a través de las aberturas que están por debajo. Así se crea una corriente de aire frío, muy desagradable, que puede entrar por debajo de las puertas arrastrada por el aire caliente que sale por la chimenea.

Cuanto mayor sea la diferencia térmica y la altura de la estructura, mayor será el efecto chimenea. Si usted tiene una chimenea sabe que las grandes diferencias de temperatura entre el aire en el interior de la chimenea y el aire exterior, combinado con la altura de la chimenea, amplifican este efecto que puede conducir que entre en la casa una cantidad de aire frío más grande que el calor generado, lo que resulta en pérdidas de calor.

En este punto, tu debes estar ya entrando en la desesperación… ¿Pero tengo que terminar las noches románticas junto a la chimenea ? Bueno, si tu chimenea sigue siendo sencilla, e incluso estás dispuesto a no gastar más dinero, la respuesta es . Lo mejor es limitar estas noches o eventos especiales, encontrar otra solución para calentar la habitación e ir pensamiento de adquirir una estufa o al menos instalar una puerta en la chimenea. Esto va a terminar con el efecto chimenea y hacer que el rendimiento de la leña sea mucho más eficiente.

No te olvides de cubrir la chimenea cuando no la utilizas, porque de lo contrario el efecto se hará sentir y seguirá perdiendo calor la habitación. Si no  tienes una puerta en la chimenea, se puede improvisar una tapa. 

2. Sellar fugas de calor

Pero además de la chimenea hay varios otros villanos de la pérdida de calor en tu hogar. Las grietas de puertas y ventanas dañadas, sin gomas de sellado, son los principales culpables. Pero hay más, a veces no es tan fácil de identificar las fuentes de corrientes de aire. Techos sin aislamiento, rejillas de ventilación en cocinas y baños, grietas en las paredes, las áreas dañadas…
Como último recurso, además de las tiras aislantes de sellado en las puertas y ventanas, puedes utilizar las cintas, de distintos materiales, tradicionales en las aberturas inferiores de las puertas. Sin embargo, si ya has tomado todas las medidas de protección como en las puertas y ventanas y todavía sientes que hay corrientes de aire, trata de utilizar una vela. Pasar de una habitación a otra con una vela encendida y pasar a lo largo de grietas, juntas o cualquier otro lugar donde se sospecha que hay entrada de aire frío. Cuando la llama vacila, allí tienes tu respuesta, y  puedes empezar ha trabajar el aislamiento.

3. ¡Dejar entrar al máximo la luz de sol!

¡Disfrutar de los regalos de la madre naturaleza! Durante el día que entre la luz del sol tanto como sea posible. Abrir las persianas o cortinas,  dejar que el ambiente cálido entre a tu habitación. Incluso te da calor la luz del sol de invierno, magnificada por los cristales de la ventana.
Si las cortinas son un factor esencial para el aislamiento de tu casa hay un pequeño truco que puedes apelar para seguir teniendo tu aislamiento sin perder la calidez del sol. Instalar detrás de tus cortinas normales una cortina transparente, temporal, como las de las duchas.  Por la mañana, abres las cortinas normales y deja que el sol entre por las otras. Esto mantiene el aislamiento y obtienes la luz del sol. En verano sólo quítalas y a la basura.

4. CUIDADO: ¡No dejes escapar el calor por las ventanas!

Incluso con las ventanas con cinta aislante puedes perder un poco de ese preciado calor que tanto te costó obtener y disfrutarlo cuando llegues a tu casa.
Si vives en una zona particularmente fría, y tienes muchas ventanas. Debes pensar en instalar cortinas gruesas para el invierno. Son perfectas para aislar la sala, al mismo tiempo que da a la habitación un aire cálido y acogedor que ayuda mucho a la sensación de confort térmico.

5. Colocar los muebles lejos de orificios de ventilación

Salas de estilo moderno por estudio551
estudio551

vivienda A-MOR-I-SART estudiocincocincouno_Madrid 2014

estudio551

¿Has descubierto las entradas de aire frío? Te damos una sugerencia útil,  mueve los muebles más funcionales, tales como sofás, sillas y mesas de comedor, lejos de ventiladores u otras fuentes de corrientes de aire. ¡No hay nada más desagradable que estar cenando con los pies fríos!

6. Controla la temperatura con un termostato

Mantener una temperatura estable es muy importante para evitar pérdidas de calor y los gastos extraordinarios para la calefacción. Las temperaturas recomendadas para el mantenimiento del confort térmico en su casa son entre 21 y 25 ° C durante el día y entre 15 y 17 ° C durante la noche.Con un termostato mantienes el control de la temperatura. Y si es automático, es más eficiente porque evita el calentamiento forzado o por encima de los valores estipulados.

Si crees que 15 o 17 ° C por la noche son muy bajas temperaturas, auméntalos. Pero debes tener en cuenta los estudios actuales que apuntan a temperaturas más bajas durante el sueño. Esto ayuda a dormir mejor y activa el metabolismo. ¡Simplemente cúbrete con mantas si lo necesitas!

Tienes frío en este invierno... revisa los consejos y coméntanos cuales te interesan
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!