El cuarto de los niños: ¡7 ideas fantásticas que hasta a los adultos encantarán!

GracielaGomezOrefebre GracielaGomezOrefebre
Google+
Loading admin actions …

Has oído decir que la estimulación de los niños empieza en edad temprana ¡CIERTO! A veces pensamos, sobre todo si son los nuestros que los estimulamos demasiado, cuando cuesta mucho que se duerman. Pero todos están de acuerdo que la época en que los niños tenían que estar quietos y en silencio paso  siglos atrás. Ahora todos saben que a los niños se les educa desde pequeños, pero se les estimula a jugar, pensar y adquirir los hábitos de la lectura también a corta edad.

En Australia, por ejemplo, en las bibliotecas públicas, que hay en numerosas plazas de cada ciudad, el área para niños es un paraíso para los pequeños lectores. Las actividades de lectura que se programan para niños desde los tres meses… ¡si 3 meses! son increíbles. Se reúnen las madres con sus bebés y les leen cuentos pasando las páginas con hermosas imágenes. Ellos se van acostumbrando desde tan temprana edad a asistir a las bibliotecas y disfrutar de los libros.

Por eso en este libro de homify te estamos dando varias ideas para que las pongas en práctica. Vas a  crear espacios que le permitan a tus niños tener buenas experiencias en la estimulación y el desarrollo de sus capacidades biológicas y psicológicas.

1. Muebles para descansar… y jugar

Habitaciones infantiles de estilo  por FLEXA
FLEXA

Łożko ze zjeżdżalnią

FLEXA

El juego creativo es una parte importante del desarrollo físico y mental de todo niño. En el área cognoscitiva  estimularlos le permite entender como funciona el mundo, las personas y los objetos, sus reacciones y relaciones. En el aspecto motriz, le permite explorar el medio, controlar sus movimientos corporales, adquirir movilidad e independencia.  Si colocamos en su recámara ese mueble cama- área de juegos estamos permitiéndole escalar, deslizarse y adquirir destrezas que todo niño debe tener a corta edad. Un niño pequeño no debe ser super protegido, debe aprender sus limitaciones y sus capacidades al moverse, correr, trepar y jugar. Caerse y levantarse sin hacerse daño es parte de aprender a vivir.

2. Suficiente espacio para almacenar sus cosas

Esa pesadilla de todo padre… el orden en las recámaras de los más chicos. Pero si desde pequeños les enseñas a guardar sus juguetes antes de dormir, ya tienes ganada una batalla para cuando sea mayor. Los estantes abiertos con cajas de colores, o cestas, al alcance de ellos le enseñarán donde colocar esos juguetes que tienen. Un consejo que esta bien acatar… ¡Enséñales a regalar y compartir! Cuando esa recámara se convierte en un depósito de juguetes que ya no utilizan… ¡A regalar! Que aprenda desde pequeño que lo que ya no sirve para su edad, debe compartirlo con los primos o los otros niños hijos de los amigos, que si los van a usar.

3. Las camas de los niños cómodas y bonitas

Las camas de los chicos deben de ser cómodas y su colchón especial para que sus cuerpos en crecimiento descansen, en las siestas y en las noches. Pero no olvidemos la decoración de esas camas. El ambiente que puedes crear significa mucho para el niño, debe sentirse a gusto. Los colores  y motivo en los textiles de acuerdo con su edad y personalidad, siempre alegres pero cálidos, que atraigan al reposo.

Esta imagen es de una recámara para un niño que empieza a crecer y ya no necesita de barandas en la cama. Vemos como pueden diseñar las puertas del armario a propósito para que con su hermanito dibuje.  Es un motivo más de una práctica decoración tienen donde dibujar dejando limpias las paredes.

4. Colores e imágenes para estimular la creatividad

En esta  recámara donde la profusión de objetos y colores esta al máximo, encontramos una pantalla donde pasan imágenes que les interesan a los chicos. Esa es una forma de entretenimiento e ilustración para estimular los sentidos de los muchachos, siempre que se tenga el cuidado de elegir las imágenes correctas según su edad. Los colores del piso y de los accesorios en la habitación son acertados y estimulantes.

5. ¡Muchos libros al alcance de sus manos!

Los libros para niños de cualquier edad no deben estar en estantes altos como adornos. Los estantes para libros en la recámara de los niños tienen que estar a su alcance. Que los vean como sus amigos preferidos. Que puedan acceder a ellos cada vez que quieran. Enséñale a cuidarlos, a mantenerlos ordenados y a disfrutar de ellos aunque todavía solo vean las imágenes. Para los muy pequeños hay libros empastados especialmente para la curiosidad de su edad. ¡A prueba de lanzarlos y morderlos!

6. Cercanía con la naturaleza

Conoces la historia de Tippi, hija de Sylvie Robert y Alain Degré, era una niña que vivió 10 años desde su nacimiento en Namibia, Sudáfrica. Sus padres fotógrafos de profesión le permitieron desde que nació estar en contacto con leones, avestruces, elefantes, que llegaron a ser sus mejores amigos. Toda su infancia en el desierto de Namibia donde se crió, llego a tener una ascendencia sobre los animales que estaban en su entorno que se decía que  ¡bastaba conque ella los mirara a los ojos para que se convirtiera en su nuevo amo!

Colocándole a tus chicos, cerca de ellos, en su recámara, imágenes de la fauna silvertre africana los acercarás a la naturaleza… no tanto como hicieron  con Tippi, pero si lo disfrutarán.

7. Posters o decoración divertida en las paredes

¿Cuál es el personaje predilecto de tus muchachos? En otras épocas hubieran dicho: El Llanero Solitario, Superman, El Zorro… creo que ya hoy con Toy Story,  La Guerra de las Galaxias y Frozen serán otros esos personajes. Pero consigue un buen poster o cartel y colócalo sobre una pared, o sobre las puertas del armario. Será una buena decoración que podrás renovar en algunos años cuando ya su personaje favorito sea otro.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!