¿Dónde poner la televisión en casa? – 7 opciones, elige tu favorita…

Ana Martinez Ana Martinez
Loading admin actions …

La distribución de los muebles y habitaciones tienen un efecto no sólo sobre la decoración de nuestro hogar, sino también sobre nuestros hábitos y por ende nuestra vida. La verdad es que muy pocas veces pensamos a conciencia en dónde colocaremos nuestros muebles, y nos dejamos llevar por lo típico y como se vean mejor. Pero si hiciéramos una distribución más a conciencia, incluso podríamos mejorar nuestro humor. ¿Acaso no te molesta tener que caminar por pasillos estrechos porque los muebles estorban? o ¿tener que cruzar frente a todos mientras ven una película porque es  la única salida de la sala?

La televisión ha sido colocada, tradicionalmente, en la sala. Frente a todos, como un gran escenario donde se presentan nuestros artistas favoritos.  Y con justa razón: nos acomodamos alrededor de ella no sólo como un acto social, entre comidas, vasos de vino y confesiones varias, sino también para disfrutar de una buena película, ver las noticias e incluso escuchar música a solas. Pero aunque se haya ganado ese protagonismo a pulso, la sala no es el único lugar digno de ella. De hecho podríamos utilizar nuestra televisión para darle un ambiente distinto a otras habitaciones, como la cocina, el comedor, el cuarto de los niños o hasta el gimnasio, y si queremos sacarle el mayor provecho, podríamos darle vida a los puntos muertos de la casa.

Tanto o más importante que esta elección, es la posición exacta donde pensemos instalar la televisión. Lejos de las fuentes de luz natural o a una altura adecuada son sólo algunos de los consejos que queremos enseñarte a lo largo de este libro de ideas, que varían según la habitación que ocupe. ¿Dónde y cómo? ¡Toma  nota de los siguientes apuntes!

1. En la sala

La televisión es casi un must cualquier sala. Es, como decíamos, la  ubicación más tradicional y en la primera que pensamos no sólo por ser el centro de la vida social  y  el entretenimiento de la casa, sino también por su comodidad. Pero al momento de instalarla debemos tomar en cuenta tres reglas básicas. Primera: la más básica de todas, y que hacemos casi por instinto, es colocarla frente al sillón principal. Segunda: En la medida de lo posible evita colocarla frente a las ventanas principales, pues los rayos del sol contaminan la imagen y los reflejos se convierten en una verdadera molestia  a la vista. Tercera: en cuanto al diseño del mueble, entre más grande y ligero mejor, pero recuerda que tu sala es también un lugar social, por lo que no debe superar las 32 pulgadas, para evitar que se convierta en el centro e tu vida social. Las personas también son importantes.

Por últimos, recuerda mantener la armonía visual entre tu tele, el mueble de  la televisión y el resto de los muebles. Probablemente no querrás llenar su alrededor de adornos, porque te distraerían, así que prefiere diseños minimalistas, o un estante empotrado.

2. En la recámara

La recámara es la estancia más íntima de la casa, un santuario dedicado a mimarnos, relajarnos y descansar. Pero también a lograr olvidarnos de todo el estrés diario. Y una buena película podría ayudarnos. Además, hay quienes prefieren una cómoda cama, sobre el sofá de la sala cuando ven la tele, así que ¿por qué no dedicarle un pequeño espacio de nuestra habitación a este accesorio tecnológico?.

A diferencia de la sala, en la recámara, lo mejor es prescindir de un mueble especial para la televisión, y empotrarla en un lugar que quede frente a nuestra cabecera, como en esta imagen de  Patrícia Azoni Arquitetuta+ Arte.  La razón no es otra que cuidar la limpieza visual, sobre todo si se trata de dormitorios pequeños.  Lo más recomendable es utilizar pantallas delgadas y no tan grandes, e instalarlas frente a la cama y a la altura de los ojos, pues si la colocamos más arriba o más abajo podría resultar incómodo verla, no sólo visual, sino también físicamente.

3. En el salón de juegos de los niños

Probablemente a nadie se le ocurriría colocar una televisión en el dormitorio de los peques, pues dormirlos sería todo un reto cada noche, e incluso podrían descomponerla. Además, es un espacio que va más designado a la decoración y el descanso. Pero si quieres consentirlos un poco, y también lograr que cada quien pueda ver sus programas favoritos, aunque salgan al aire al mismo tiempo, entonces te recomendamos instalarla en su habitación de juegos. Así podrán verla con toda la libertad de hacer ruidos, correr, brincar, bailar o gritar y emocionarse con sus caricaturas favoritas.

Recuerda que los niños sienten curiosidad por todo lo que les rodea, y la televisión acapara una parte importante de tal curiosidad, por lo que también será importante colocar algún candado a la programación para que no vean cosas no aptas para su edad. En este curto, lo mas recomendable es colocar la televisión a una altura un poco más arriba de lo normal, para obligar a los pequeños a permanecer lejos de la televisión.

4. En la cocina

Instalar una televisión en la cocina no es una extravagancia, sino más bien una alternativa de entretenimiento para quienes disfruten del arte de entre los fogones y puedan llegar a pasar horas rodeados de recetas. De hecho puede ser una gran opción para las amas de casa que disfrutan de ver los programas de cocina, porque podrán tener todo a la mano y por fin lograr esas recetas, o para quienes están aprendiendo a cocinar. Probablemente creas que la cocina ya tiene suficiente con los muebles, los electrodomésticos, los enseres y los alimentos, y que una televisión sería demasiado. Pero no te preocupes, una pantalla pequeña de unas 24 pulgadas no ocupará mucho espacio en tu pared. 

En este caso, también es recomendable no utilizar un mueble específico para ella, aunque si debes procurar que tenga un espacio amplio a su alrededor, y que esté lejos de la estufa, para evitar que se maltrate. Recuerda que es importante tomar en cuenta a distribución de tu cocina para que puedas colocar la televisión en un punto donde puedas mirarla desde cualquier dirección. Una pared, o un arnés flotante atado a una viga pueden ser una buena opción. En cualquier caso, instalar este aparato eléctrico en la cocina, es tan usual como su presencia en el salón de casa, debido a la concepción moderna de espacios abiertos, donde ambas estancias comparten un mismo espacio.

5. ¡Bajo las escaleras!

La televisión se ha convertido en el aparato electrónico por excelencia que refleja el ocio y el entretenimiento en el hogar. Aún con la existencia de otros complementos, como reproductores de video, computadoras  video juegos, la televisión sigue ocupando el puesto número uno. Por eso es importante darle un lugar adecuado, y en realidad lo único que necesita es una fuente de electricidad cerca,  así que podríamos colocarla ¡en cualquier espacio! 

¿Recuerdas nuestra propuesta de utilizar la televisión para darle vida  los espacios muertos? Pues bien, el espacio que queda detrás, al lado, o debajo de la escalera es uno de ellos. Como podemos ver en la imagen, algunas veces lo único que necesitamos es una televisión, un poco de imaginación y algunos estantes originales para transformar un espacio vacío en un lugar divertido en tu hogar. Por otra parte, recuerda que la televisión no debe recibir luz de frente, y si es de un tamaño considerable, como esta, debes tener cuidado incluso con la luz perpendicular. Para evitarlo puedes crear una pequeña barrera, con los estantes para tapar un poco de luz, o bien instalar cortinas para regularla.

6. En el estudio

Tal vez la sala de estudio no sea la idea más perfecta para quienes sufrimos de procrastinación, sin embargo puede ser una gran idea porque muchas veces las ediciones actuales de los libros cuentan también con un material audiovisual para complementar sus contenidos. O también puede servir si quisiéramos utilizar la estancia para darnos un break. Como es una  habitación secundaria, y más pequeña, no es necesario elegir un gran aparato. Una televisión pequeña y sencilla podrá servir para tus fines académicos, y hasta te distraería menos.

7. En el gimnasio

Si cuentas con el espacio suficiente para instalar un gimnasio personal, aunque sea uno pequeño, entonces debes hacer un sitio para una televisión. Ejercitarte puede ser algo difícil de lograr, sobre todo si no estamos acostumbrados o si no tenemos mucha condición, y una televisión puede ser un gran aliado. Ya sea para mostrarnos videos de ejercicios, o para disfrutar de un video musical mientras estamos en la caminadora. El tiempo se nos pasará volando sin darnos cuenta de lo cansados que estamos. Es recomendable instalar la televisión en las alturas, sin muebles específicos, tal y como se muestra en la fotografía.

Y para ayudarte a conseguir el espacio perfecto, también te dejamos 7 tips para conseguir la televisión ideal.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!