¿Cómo darle un nuevo look a la madera? – ¡6 ideas geniales de restauración!

ISABEL GÓMEZ CABRERA ISABEL GÓMEZ CABRERA
Loading admin actions …

La madera ha estado presente en nuestras casas desde hace millones de años, primero como un elemento de supervivencia y ahora aplicada a cientos de soluciones en nuestro hogar. Es un material noble y adaptable, que con los cuidados necesarios decorará las habitaciones por décadas. Sin embargo, el paso del tiempo hará que pierda la intensidad del color o que cambien su textura. Incluso, su durabilidad podría resultar en que ya no nos guste tanto un mueble o que pase de moda el estilo.

En este libro de ideas, te daremos seis ideas, seis proyectos con los cuales podrás trabajar durante las vacaciones de Semana Santa o Pascua, o quién sabe, durante un fin de semana largo. Lo que necesitas es planear la restauración con tiempo y verás cómo esa pieza se convierte en un verdadero trabajo de diseño.

1. Pisos de madera

No importa qué tipo de madera utilices para el piso. Hasta la más resistente sucumbe al tránsito, a la humedad o al sol, si le llega desde una ventana. Quienes hemos tenido piso de madera sabemos que los primeros años son de pura felicidad y en algún momento llega el desencanto. ¡Pero no te preocupes! ¡El lado positivo es que será tu oportunidad para darle una nueva vista y quién sabe, hasta cambiar los muebles!

Antes de iniciar un proyecto de restauración de un piso de madera, asesórate con un contratista. Si es un espacio grande, necesitarás herramientas y ayuda. Si el espacio es mediano o pequeño, invita a tus amigos a compartir un día de té helado y risas, porque más de uno tendrá una historia qué contar. Lo primero que debes hacer es retirar todos los muebles y llevarlos a otra habitación. Si es difícil, júntalos en una esquina y tápalos con plástico. Habrá mucho polvo. Entonces, contrata a un experto para que revise que el daño sólo sea por el uso y que no haya termitas. En caso de que la inspección salga bien, revisa que no haya que reemplazar tablones. Si es así, pídele ayuda a un profesional o utiliza mezclas para resanar madera. Después, lija, lija y lija, hasta que quede prolija. Revisa y resana con mezcla los detalles que queden. Aunque si te gusta el estilo rústico y va con tu casa, deja que esas imperfecciones resalten. Por último, ármate de paciencia y barniza el piso con el color que hayas seleccionado. Te sorprenderás con la gama de productos para restaurar la madera que hay en las ferreterías. Después deja secarlo un par de días. Si hace falta, dale otra capa de barniz. Después de todo el trabajo, sentirás orgullo y desearás seguir con otra restauración.

2. Renueva las escaleras

Pasillos y recibidores de estilo  por Macspec
Macspec

The attention to details in the view from above

Macspec

Si nuestra casa es de dos plantas, nunca dejamos de usar las escaleras. Este proyecto requiere de un par de días pero en el momento de aplicar el barniz deberán de acampar en la sala. Lo importante es pensar qué solución vamos a darle al uso rudo que reciben los peldaños o el barandal.

Podemos resaltar las vetas naturales de la madera, si ésta es de nogal o fresno, por ejemplo. Entonces después de lijar sólo aplicaremos un barniz transparente que resaltará su color y textura original. También podemos experimentar con tintes o selladores que obscurecerán su color o lo cambiarán. También puedes usar pinturas de agua o aceite que tendrás que retocar cada cierto tiempo. Luego de la renovación, no olvides darle un tratamiento frecuente a base de aceite, ya que el agua y los productos de limpieza le quitan brillo y lozanía.

3. ¡Voltea a ver las vigas!

Estudios y oficinas de estilo moderno por 3rdspace
3rdspace

interior – occupied

3rdspace

Las vigas de las casas suelen pasar desapercibidas, a menos que sean un elemento esencial en el diseño y la construcción. Es frecuente encontrarlas hechas de maderas suaves como el pino y el abeto, igual de resistentes que las maderas duras como el roble o el nogal, pero más livianas. A pesar de encontrarse lejos del uso cotidiano, a las vigas les llega el polvo, la luz y la humedad, si tienes alguna gotera en el techo. El hecho es que siempre sufrirán algún daño con el paso del tiempo.

Para restaurarlas es mejor que contrates a un especialista, ya que el proceso incluye escaleras y botes de barniz. Aunque si eres práctica, puedes darle una renovada rápida con un rodillo y una extensión.

4. ¡Restaura las puertas!

Este proyecto es fácil y rápido. Si cuentas con una tarde libre, será más que suficiente. La idea es que la puerta de tu casa sea la carta de presentación de tu hogar al vecindario.

Por encontrarse expuesta 24/7 a las inclemencias del clima, las puertas que dan al exterior representan un reto extra, ya que el lado que da hacia la calle debe ser revisado y lijado con mayor vehemencia. Si encuentras que está muy llena de polvo, añade una sesión de tallado con una fibra y agua jabonosa. Una vez seca, líjala y barnízala a tu gusto. Hay productos como el chapopote, muy usado en México, que al ser mezclados con solventes y aplicados sobre la madera, le dan una apariencia rústica muy llamativa. ¡Inténtalo!

Y si te sientes osado, contrata a un herrero para añadirle elementos decorativos en hierro forjado que le darán una apariencia nueva. O a un artista para que talle un diseño floral o instale un vitral. Si lo consideras complejo, el sólo hecho de cambiarle las manijas o las bisagras ayudará a este proyecto.

5. Reviste una pared

Todos tenemos tablones de madera arrumbados en alguna parte de nuestra casa. Si no es tu caso, lo bueno es que están de moda los palets y son fáciles de conseguir, además de ser económicos. Este proyecto requerirá tiempo y mucha planeación, aunque la ejecución no sea tan compleja como parece.

Dependiendo del estilo de tu casa, usarás colores obscuros o claros pero uniformes, para darle un aspecto formal al revestimiento. Si tu casa tiene un aspecto vintage, utiliza toda tu imaginación y creatividad, porque tienes muchos aspectos a considerar como los colores, las texturas y la iluminación. Deja que tu lado artístico se explaye.

Una vez planeado el diseño, empieza a clavar los paneles de izquierda a derecha. Antes, aplícale a cada uno un adhesivo líquido para construcción y colócalo en donde irá. Recuerda tener todos los elementos de seguridad antes de usar la pistola de clavos. Una vez terminado, revisa los detalles y pinta o barniza la madera. ¡Voilà!

6. Muebles de madera

Heredaste la mesa de comedor de tu tía abuela o el mueble de la sala que quedó suspendido en la década del cincuenta. ¡Tienes una mina de oro! No te preocupes porque parezcan (y sean) de otra era. Con suficiente creatividad podrás darles el estilo que desees.

Lo primero es deshacerte de los asientos, respaldares y cojines. Para ellos no tenemos solución. Ve a una tienda de tapizados y encarga unos nuevos a la medida. Si te sientes inspirado, no hagas todos iguales. Combina o contrasta telas y texturas.

Lo segundo es lijarlos hasta que la madera quede lisa. Usa una mezcla de aserrín molido y pegamento vinílico blanco para resanar las abolladoras o grietas que hayan salido con el paso del tiempo. Ahora barnízalas o píntalas para que hagan juego con la decoración de tu casa.

¡No olvides comentar si alguno de estos proyectos te sirvió de inspiración!

¡No olvides comentar si alguno de estos proyectos te sirvió de inspiración!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!