Patios interiores: ¡7 ideas y ventajas fabulosas!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

La arquitectura no se limita al diseño de los grandes volúmenes que envuelven una vivienda o un edificio, arquitectura es diseñar un espacio, ponerle medidas, delimitarlo a las formas y movimientos del cuerpo humano. Es por ello que el diseño de los interiores tiene especial importancia a la hora de proyectar una casa, independientemente de las dimensiones. 

Cada habitación, cada piso, desnivel, muro y cubierta es básica e influirá directamente en la percepción que se tenga sobre el espacio. Así, tenemos que una casa que se diseñe con pocas ventanas, con muchas paredes y un techo muy bajo se sentirá oscura y sofocada, en cambio una casa con amplias ventanas hacia el oriente, techos altos e inclinados y una distribución sencilla y abierta se sentirá confortable y luminosa. ¿Y si además se le agrega un pequeño patio al interior, junto a la estancia, en medio de las habitaciones, a la orilla de la ducha o frente a las escaleras, con macetas y vegetación trepadora? ¡La sensación será de frescura, de luz y de contacto con la naturaleza! 

Si decides construir un patio al interior de tu casa, no tendrás que esperar a que sea de noche y hayas terminado tus labores para salir a descansar al patio frontal o posterior, podrás disfrutar de él a cualquier hora del día, mientras haces el desayuno, mientras estudias o al hacer las labores del hogar… Pero mejor dejémonos de palabras, aquí te mostramos 7 puntos que te harán decantarte por tener un patio interior en casa… ¡Todos te convencerán!

1. Comunicación entre espacios

Curiosamente, la función de separar espacios también significa comunicar espacios. Un espacio destinado a patio, con un par de sillas y una mesita para café, algunas macetas por aquí, un poco de césped por allá, una enredadera sobre la pared, cielo abierto y ventanales alrededor puede convertirse en un distribuidor de zonas y llevarnos del área social a la privada sin necesidad de cerrar puertas y oscurecer caminos, con el beneficio de mantener la luz y la frescura a cada paso.

¿No sería magnífico que las miradas de dos enamorados se cruzaran a través de frondosas plantas de un jardín sin necesidad de salir de casa? ¡Es tan romántico!

2. Ventilación

Un patio interior o en medio de las habitaciones ¡es fenomenal! El hecho de estar al interior de la casa y no frente a la calle o colindando con las viviendas contiguas nos da la libertad de mantenerlo abierto, ya sea sin protección de ningún tipo o con ventanas y puertas translúcidas que puedan abrirse a placer y permitir el cruce del aire. De esta forma, el aire que se respire al interior se estará renovando constantemente y el calor que se genere podrá volatizarse con facilidad, manteniendo un clima agradable y fresco. 

En tiempo de frío, el hecho de estar protegido del exterior permite que no se cuelen fuertes vientos y aún así mantener un ambiente confortable.

​3. Separación de espacios

Otra función que se le puede dar a los patios interiores es la de separar espacios sin necesidad de muros ciegos. Con 3 metros cuadrados de patio es suficiente para separar la estancia de la cocina, el comedor y las habitaciones, y mantener privada la zona de los baños. Si el patio se encuentra en planta alta, la separación de los dormitorios puede ser maravillosa, pues en lugar de un muro sólido que encierre, con un patio, por más pequeño que sea, refrescarás las áreas, les darás luz natural y una hermosa vista compartida.

Si además de separador y distribuidor de espacios le das la función de jardín, el cruzar de una habitación a otra será todo un placer, ¡como pasar a través de un filtro renovador!

4. Iluminación

Lo más importante para habitar cómoda y saludablemente en una casa es que esté bien iluminada, y ¿qué mejor que la iluminación sea natural? Lo ideal es un gran ventanal que invite a la contemplación de un pequeño patio con jardín, que permita la entrada del sol a través de las ramas de los árboles o las enredaderas, que ilumine la estancia de tal modo que ayude a ahorrar energía eléctrica al poder aprovechar la luz natural durante todo el día, siempre y cuando la orientación sea la correcta según el clima del lugar.

Y si además le agregas un toque misterioso a la jardinería, materiales contemporáneos como el concreto floteado, vegetación desértica combinada con toques tropicales y decoración colorida, la belleza, frescura y encanto del patio ¡son puntos extra!

5. Visuales frescas

De pronto las habitaciones de la casa nos llegan a parecer monótonas, pues ya tienen mucho tiempo con el mismo color, los mismos muebles o la misma organización. Pero no siempre tenemos los medios para remodelarlas. Pues bien, un pequeño patio o jardín puede inyectar nuevos bríos cada día, ¿por qué? Las plantas son seres vivos que crecen mucho cada día, algunos florecen al amanecer, otros en la noche, algunos muestran delicados brotes por la tarde y otros más son refugio de catarinas, mariposas o colibríes… en resumen, un jardín al interior de casa, en cualquier habitación o en medio de todas, traerá nueva vida al hogar, vida que se renovará cada día, a cada instante, ¡y que te dará sorpresas en todo momento!

6. Contacto con la naturaleza

Definitivamente una opción genial para las casas que no cuentan con espacio suficiente para jardines al exterior, es ajardinar un pequeño espacio en medio de las habitaciones, colocarle macetas, rejillas para trepar enredaderas, un estanque de arena o piedras de río, incluso una fuente o espejo de agua. La conexión con la naturaleza es vital para nuestra vida, no podemos vivir sólo entre concreto y acero, en un ambiente hostil y frío, necesitamos siempre el destello de un color, el brillo de la luz del sol, la brisa sobre nuestro rostro y respirar el aroma de las flores para recargar pilas y seguir con el día a día.

7. Creación de ambientes acogedores

Y el último pero no menos importante punto a favor de los patios interiores: crear un espacio acogedor que pueda ser desde una zona de juegos hasta un bohemio lugar para las tertulias o un delicioso rincón para las noches de insomnio… No importa lo que quieras hacer con él, lo que importa es diseñarlo a tu gusto, con tus colores, mobiliario, materiales y plantas, y darle el uso que se te antoje pues, siempre que sea cómodo y acogedor, el ambiente alrededor será ¡fantástico!

Si te ha gustado este libro de ideas, visita 7 jardines pequeñitos: ¡bonitos y fáciles de hacer!, seguramente ¡te encantará!

En homify nos encanta traer para ti ideas frescas y atractivas, si tienes alguna sugerencia ¡no dudes en compartirla!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!