Cómo incluir el arte en casa – ¡8 ideas fantásticas!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Dice la Real Academia de la Lengua que Arte es una manifestación humana mediante la cual se interpreta lo real o se plasma lo imaginado, por medio de recursos plásticos, lingüísticos, sonoros o una combinación de ellos. Erróneamente suele tenerse la idea de que el arte es puramente contemplativo, que nuestra función como espectadores es observar o escuchar o leer, jamás intervenir en ella, y que la función del arte es solamente embellecer el entorno. ¡Nada más falso que eso!, el arte si bien no cumple una función pragmática como instalar un neumático o cocinar una paella, sí cumple con la función de comunicarnos, de modificar nuestro estado de ánimo, lograr concentración, atención o dispersión, incluso cambiar nuestras ideas. Una pieza de arte es capaz de modificar todo un escenario sólo por la fuerza que sus formas visuales, musicales u orales, puedan expresar. Una obra de arte está completa si logra atravesar al espectador, entonces éste comienza a formar parte de ella e, irremediablemente, la interviene con su sola presencia. 

Al hablar de espacios, una de las funciones que podemos darle al arte es integrar espacios y crear ambientes en nuestra casa. Si lo que quieres es incluir pinceladas de arte en tu casa pero no sabes cómo hacerlo, qué habitación decorar con cuadros, en dónde utilizar esculturas o tapices, en este libro de ideas te damos algunos tips que pueden inspirarte y ayudarte a seleccionar la obra acorde a tu gusto y al estilo de tu casa. Lo importante es hacer lucir el espacio que ya habitas, recuerda que la arquitectura es una de las bellas artes, tu casa es en sí misma una obra de arte que puedes ir amoldando a tu propio gusto y estilo. ¿Listo? ¡Toma nota!

1. Cuadros en la sala

La sala es el lugar para colocar cuadros por excelencia, ¡pero ojo! Debes tener cuidado en la gama de colores a utilizar para no saturar el espacio. Si el cuadro que vas a colocar es muy colorido, lo recomendable es que las paredes y el cielo sean de colores neutros, de preferencia blanco o diversos tonos de gris. El mobiliario debe ser en textiles lisos, sin estampados, para lograr la atención suficiente en la pieza.

Es recomendable que veas muchas opciones antes de decidirte por una pintura, dibujo o fotografía. El arte plástico tiene tantas variantes como ideas existen en el mundo, cada artista tiene una propuesta distinta y puedes descubrir nuevos gustos y estilos, atreverte a nuevas cosas. 

2. Fotografías en el baño

Baños de estilo  por MONOstudio
MONOstudio

Surowe materiały w ciepłym wnętrzu

MONOstudio

Si ya estás con la idea de meter arte en el cuarto de baño ¡atrévete a hacerlo en serio! Observa que la habitación se mantiene en colores neutrales: blancos los muebles, paredes y techo y el piso es de un gris muy tenue, de esta forma la pieza se convierte en protagonista de la escena. Toma en cuenta también la altura en la que habrás de instalar tus piezas y la seguridad con que lo harás, recuerda que en el baño estás en constante movimiento y además es en un área húmeda, no todos los materiales se mantienen en buen estado aquí, trata de que sean materiales resistentes a la humedad como acrílicos, vidrios o policarbonatos, o que las pinturas se encuentren perfectamente selladas.

3. Una pequeña galería en el recibidor

Vestíbulos, pasillos y escaleras de estilo  por Ociohogar
Ociohogar

Convivium de Cattelan Italia

Ociohogar

El arte no se limita a la pintura, la humanidad ha desarrollado tanto su creatividad que cualquier pieza creada a partir de una idea estética puede ser arte y, si ésta pieza es de tu entero gusto, ¿qué mejor? El recibidor de la casa es el espacio ideal para mostrar las piezas de arte que más nos gustan, pues es un lugar que no sirve para estar ni para descansar, para cocinar, dormir o jugar, sólo para ser admirado, además de ser la primera impresión de nuestras visitas.

La mesita para poner las llaves puede ser de diseño original, un cuadro de corte clásico, una fotografía artística de gran formato o una pintura abstracta sobre la credenza luciría fenomenal. Una delicada lámpara que no robe atención al cuadro y tal vez una pequeña pieza escultórica o artesanal a la orilla de la mesita. Recuerda que la simetría es un excelente punto de partida para comenzar a organizar tus piezas, pero la asimetría otorga al espacio cierto aire de misterio y hermosa imperfección.

Para ideas creativas de recibidores, visita Recibidores: ¡10 consejos para optimizar el espacio!

4. Ilustraciones artísticas en el comedor

Arte 3 sofbcngallery : Arte de estilo  por Sofbcngallery
Sofbcngallery

Arte 3 sofbcngallery

Sofbcngallery

Cada espacio en nuestra casa debe inspirarnos y hacernos sentir bien. En un entorno blanco y minimalista, un toque audaz de color puede mantener el equilibrio entre chispa y tranquilidad, como en esta imagen. Paredes blancas, piso y sillas blancas, lámpara del mismo color. Los únicos acentos de color son la madera rústica de la mesa y el hermoso coyote del cuadro.

Si al contrario, tu comedor cuenta con paredes de colores o muebles de un estilo determinado, posiblemente un cuadro de tonalidades suaves sea el indicado, tal vez un paisaje monocromático o una fotografía en blanco y negro.

5. Un mural creativo en la habitación de los niños

Habitaciones infantiles de estilo  por Bumoon
Bumoon

Sticker Les Sirènes

Bumoon

Ellos mejor que nadie disfrutan del arte, lo viven, lo sienten ¡y lo practican! Precisamente por eso, colocar piezas de arte de mucho valor en el cuarto de los niños probablemente no sea buena idea, pero hay muchas obras que son  interactivas y que permiten el contacto directo, como los gráficos sobre las paredes ya sea en tapices, viniles cortados o pintura acrílica directa. Otra opción es que cubras una parte de la pared con pintura blanca, pintura para pizarrón o con papel skecth, straza o kraft, los equipes con gises, colores, pinceles, plumones, crayones, acuarelas y los dejes echar a volar su imaginación, ¡que los artistas en su habitación sean ellos mismos!

6. Un bonito cuadro en la recámara

El arte en el dormitorio nunca está de más, ayuda a crear una atmósfera de paz y tranquilidad, de seducción y romance. Para elegir la pieza de arte que engalanará tu habitación, establece perfectamente el estilo que quieras crear y los colores con que cuentas. La regla de superficies neutrales para cuadros llamativos se extiende a todas las habitaciones. Los colores cálidos ayudan a mantener un ambiente de relajación y descanso, los colores intensos y las formas geométricas inyectan energía y fuerza, y pueden ser un detonante de vida al despertar. La habitación de la imagen mantiene un estilo modernista que se manifiesta desde el piso hasta la decoración, en donde un hermoso cuadro hace homenaje a la obra Madre e hijo de Gustav Klimt.

7. Acentos escultóricos

Casa Narigua : Salas de estilo ecléctico por P+0 Arquitectura
P+0 Arquitectura

Casa Narigua

P+0 Arquitectura

A lo largo de la casa, en el corredor, en una esquina del comedor, a la mitad del patio o al centro de la sala, pequeñas piezas de arte pueden hacer de un lugar común uno extraordinario. Sencillas piezas se pueden convertir en geniales acentos que le otorguen glamour a la habitación, proporcionándole carácter y estilo.

Esta pieza es una escultura de tamaño mediano que, a pesar de que se encuentra protegida por una cápsula de cristal, se percibe completa y clara, engalanando con un halo de misterio y curiosa vivacidad el lugar.

8. ¡Que el arte te acompañe!

Salas de estilo escandinavo por alba najera
alba najera

CG 3D DISEÑO DE UN INTERIOR

alba najera

Si cuentas con una colección considerable de piezas de arte y no todas coinciden con las habitaciones, ¡no te preocupes! No las dejes guardadas en el armario sólo porque su estilo no concuerda con los colores de la sala o la habitación es demasiado pequeña, ¡haz tu propia galería! El arte nunca está de más, no dejes que la creatividad que alguien imprimió en su obra se pierda en un embalaje olvidado. 

Para hacer tu propia galería, sólo necesitas un pequeño espacio, una esquina, un rincón en la estancia o el espacio debajo de la escalera. Instala un par de repisas a no más de 1 metro de altura, coloca cuidadosamente sobre ellas los cuadros medianos y pequeños. Intercala entre ellos las piezas escultóricas o artesanales y coloca un cuadro largo y estrecho en una orilla, delimitando la galería. En la parte alta de la pared cuelga los cuadros más anchos, si tienes varios del mismo tamaño crea un patrón vertical con ellos y a un costado coloca uno sólo, de mayor tamaño. No necesitas establecer un orden de colores o estilos, deja que tu propia inspiración te guíe, confía en tu ser creativo. Cierra el conjunto con una lámpara de diseño original, con una mesita pequeña para café y una silla cómoda, porque seguramente después de crear este rinconcito artístico querrás pasar mucho tiempo disfrutando de él.

¿Te gusta la idea de crear tu propia galería? Si la haces, ¡cuéntanos como te fue!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!