Un departamento moderno ¡con mucho estilo!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Ubicado en la Ciudad de México, el departamento Roma Oaxaca es una muestra abierta y atrevida de la arquitectura y diseño de interiores contemporáneo, así como del buen gusto y talento de los nuevos arquitectos mexicanos.

La vivienda cuenta con una doble altura en el acceso, la cual se aprovechó para crear un recibidor espectacular, lleno de luz y geometría que nos lleva de la mano hacia otros espacios en donde el color, las texturas y el misterio de las sombras no acoge en espacios cada vez más íntimos y encantadores.

El despacho Germán Velasco, Ciudad de México, es un estudio especializado en arquitectura e interiorismo cuya finalidad es sorprender con cada proyecto, desarrollando en cada uno de ellos un estilo diferente, una personalidad única, fascinante y hasta irreverente. Después de echar un vistazo a este proyecto, ¡cuéntanos si cumplieron con su cometido!

Una bienvenida llena de luz y estilo

La entrada al departamento es una fiesta de luz y sensaciones: un amplio espacio a doble altura, diáfano y sorprendente. El color blanco reina en el lugar, tanto en las paredes como en la estructura de la sinuosa escalera, y se combina con la madera clara del piso en una atmósfera cálida y luminosa. El enorme muro blanco que demarca la estancia se encuentra decorado con cuatro piezas de la antigua celosía que formaba parte de la barda perimetral de la UDLA en la Ciudad de México, por lo que se trata de piezas con alto valor artístico e histórico. El juego de estas piezas geométricas con la cuadrícula de ventanas en el muro principal crea un seductor juego de formas en donde las curvas de la escalera pelean la batalla por la atención del espectador.

¿Quieres que tu escalera luzca fantástica? Visita 6 ideas para que tu escalera se vea ¡espectacular!

Mil texturas

A un costado del gran recibidor se encuentra la sala de estar, un lugar repleto de texturas y colores cálidos. Las tonalidades marrones y texturas naturales dominan la escena: cuero en las sillas, café oscuro en el tapete, madera clara en pisos y algunos muebles, textiles, cortinas y el revestimiento de la chimenea. Este color aporta tibieza y comodidad al lugar, pero no se escapan los acentos modernos como el tapiz blanco con negro del muro principal, las mesitas, la silla negra o el arte en las paredes. Sin duda, una habitación absolutamente ecléctica, llena de estilo y confort.

Corredor

Detrás de las estancias principales, un pequeño corredor nos lleva al área del comedor mientras delimita la cocina. El arte se manifiesta por todos lados: un hermoso cuadro rojo y una colección de jarrones sobre la credenza, pequeñas figuras de barro y cerámica sobre las repisas y una cortina de trompos para cruzar a la cocina.

Comedor y jardín posterior

El comedor es tan encantador como la estancia principal, ¡incluso más! De nuevo, la gama de colores se mueve entre marrones y blancos, la fusión de estilos es inminente gracias a las gruesas cortinas de textura sedosa, al tapete de cuero, al revestimiento en muros y a las sillas de madera rodeando una hermosa mesa Tulip con cubierta de mármol y una silla Tulip con acolchado de piel negra, coronadas por una lámpara de carácter industrial y cierto aire setentero.

Una puerta corrediza de cristal conecta la habitación con un pequeño pero muy acogedor patio posterior, rodeado de macetas y vegetación.

Un baño muy relajante

Siguiendo con el estilo ecléctico, el baño no se queda atrás. El revestimiento es de pequeñísimos azulejos en tonalidades verdes, un diseño un tanto rústico y tradicional mexicano. El lavabo y las canillas de estilo muy contemporáneo crean un contraste dulce y encantador. El espejo longitudinal le da al espacio amplitud y un aire de modernidad.

Dormitorio

En la planta alta, la gama de colores cambia un poco: se mantiene el piso de madera clara pero los muros toman un color más fuerte, con más personalidad. La habitación principal se cubre de un halo de misterio y profundidad gracias al color gris de la pared y las cortinas. Entre el gris del tapete, una mesa negra y la ropa de cama de las mismas tonalidades, el color salmón del organizador y la lamparita de noche lucen discretos y provocativos.

Sala de televisión

Terminamos nuestro recorrido con la sala de televisión, una habitación que, como las demás, denota el buen gusto de sus propietarios y diseñadores gracias a la mezcla de estilos que se han sabido fusionar de manera perfecta. El mobiliario se mantiene en la gama de grises y negros. Una moderna mesa de centro choca rudamente con la base de la televisión, la cual es una cama de bloques de concreto, así, simple y llana, bloques de concreto crudo, aparentes, sobre los cuales una pequeña cajonera negra soporta los aparatos electrónicos. Ricos detalles se muestran en cada rincón, en los módulos del librero, sobre el sillón, en las mesitas, y son una fiesta de estilos, de arte y artesanía, de color y creatividad, de sorpresa y encanto, ¡como todo en esta casa!

¿Qué te pareció el uso de bloques de concretos para el mobiliario de la sala? ¿Usarías un material así en tu casa?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!