Cómo sembrar vegetales en una huerta pequeña y comer sano todo el año

GracielaGomezOrefebre GracielaGomezOrefebre
Google+
Loading admin actions …

Muchos deliciosos y nutritivos vegetales pueden ser sembrados en una pequeña área de cultivo o en un jardín vertical. Los jitomates, calabacines, papas, muchos tipos de hojas y pimientos pueden crecer de forma saludable y práctica en espacios reducidos. Para el éxito en general, asegúrate de que vas a hacer el mejor uso del espacio disponible con técnicas de siembra y cosecha inteligentes, adecuadas para tu espacio.

Las empresas que producen semillas están produciendo a menudo nuevas variedades de hortalizas que pueden ser cultivadas como plantas enanas en áreas pequeñas e incluso en macetas. Aunque algunas de las plantas comunes aparecen en variedades que pueden ser cultivadas en sitios pequeños y compactos. Uno puede optar por una combinación de una de tamaño normal y un par de plantas enanas para tener un jardín perfecto.

Cultivar sus propios vegetales te da comida fresca y saludable dentro de tu propia casa. La práctica de esta técnica también te permite pasar algún tiempo al aire libre y al sol. Si sólo tienes un pequeño jardín para usar, ¡no hay problema! Ciertas estrategias te permiten plantar algunos tipos de verduras y tienes una fuente de alimentación con mayor calidad. ¡Echa un vistazo a nuestros consejos e ideas!

1. Planeando la huerta

Jardín de estilo  por Fertiles
Fertiles

Bar et banc

Fertiles

Asegúrate que el área que has elegido para tu jardín recibe cerca de 5 horas de sol al día. Muchas plantas necesitan sol constante para crecer fuertes y sanas. Si sólo tienes un pequeño espacio para cultivar hortalizas, es importante elegir las semillas de plantas que crecen rápido. Para tener un jardín siempre activo, puedes hacer crecer plántulas de otras verduras en el modo de espera. Por lo tanto, cuándo coseches un cultivo se puede plantar las otras plántulas directamente en la tierra. Además, si dejas los tocones de raíces de guisante en el suelo después de retirar el resto de la planta, puede alimentar y fortalecer con sus aportes de nutrientes otros vegetales como tubérculos.

2. Preparando la tierra

Jardines de estilo rural por NewLook Brasschaat Keukens
NewLook Brasschaat Keukens

WWOO Concrete Outdoor Kitchen

NewLook Brasschaat Keukens

Antes de comenzar el proceso de siembra, es muy importante que prepares
el suelo o  donde sembrarás las plantas. Debes cultivar vegetales en un área que tenga un suelo con un mínimo de 15 a 30 centímetros de profundidad. Puedes limpiar el suelo mediante la eliminación de bloques duros de la tierra, raíces, las hojas y otros desechos en su área de siembra. Remover la superficie con algún instrumento adecuado puede ayudar a que las plantas crezcan más fácilmente. Difundir el fertilizante en el suelo y eliminar cualquier rastro de suciedad que el fertilizante se puede tener. En este jardín diseñado por la oficina de Arquitectura Fadel, no tenemos ninguna zona suelo. Sin embargo, si tiene las  macetas de diferentes tamaños repartidas por todo el sitio.

3. Eligiendo los vegetales

Antes de plantar, pensar cuidadosamente acerca de lo que quieres  cultivar en tu jardín casero. Casi todas las verduras se pueden cultivar en áreas más pequeñas, pero ya que el espacio es compacto, no tiene sentido que siembres lo que no quieres comer. También vale la pena pensar en las verduras pequeñas o las hierbas de olor Eso evita que tengas que utilizar una gran cantidad de espacio. Una buena idea es elegir las verduras que son caras para comprar en los supermercados o son mejores cuando se comen frescas. Los que crecen rápidamente son también una gran opción. Las legumbres como los guisantes y frijoles tienen un alto contenido de azúcar y crecen rápido.

4. La huerta vertical

Huerto urbano 45/90: Jardín de estilo  por Mono Studio
Mono Studio

Huerto urbano 45/90

Mono Studio

Para que optimices el espacio en el entorno elegido hacer un jardín vertical es una solución. Incluye un panel enrejado o pared le te proporcionará una mayor área para plantar verduras como las frijoles, pepinos, jitomates y hierbas aromáticas. Estos funcionan muy bien en espacios pequeños y verticales. Las variedades enanas de vegetales crecen en las cercas, especialmente si les da sol. Muchas hojas de ensalada, como rúcula y lechuga, son caras en los supermercados y se pueden plantar en estos espacios. Las hojas son fáciles de cultivar y ocupan muy poco espacio. También se pueden cultivar otras  plantas, para optimizar el espacio del suelo.

5. En macetas o cajas

Si te quedas sin espacio en tu jardín o en el área que tu elijas, coloca contenedores de colores y resistentes para plantar tus verduras y hojas. Tu puede incluso combinar algunas siembras en la misma encase, si el soporte es lo suficientemente grande. Estás sembrando en cajas más grandes, no lo hagas en filas. Opta por eliminar las divisiones de tu contenedor o caja. Así será capaz de crecer diferentes cultivos, sembrando una sección para los jitomates, un área para los pepinos, etc. De esta manera, tendrás más espacio para usar y más variedad. ¡Tu rutina de alimentación se hará más rica en nutrientes y más interesante!

6. Mezclando los vegetales

Muchas siembras que por lo general toman mucho espacio, tales como jitomates y papas, no utilizan todo el espacio hasta que hayan alcanzado el tamaño adulto. Puede tomar esto en cuenta para plantar junto a otras verduras, como los rábanos, los cuales son conocidos por su rápido crecimiento. Las hojas de la remolacha  pueden permanecer en el suelo intercalados entre las plantas más grandes. En el momento en que el espacio sea necesario para las plantas más grandes, las pequeñas de crecimiento más rápido ya están en tus  comidas. También vale la pena probar el cultivo de frijol entre el maíz o incluir semillas de lechuga entre las plántulas de jitomate y espinaca.

Te gustaría sembrar tu huerta o ya la tienes, cuéntanos tu experiencia
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!