Colores cálidos vs. colores fríos – ¿Cuáles para cada habitación?

ISABEL GÓMEZ CABRERA ISABEL GÓMEZ CABRERA
Loading admin actions …

Los efectos que causan los colores son poderosos, ya que psicológicamente llegan a ser estimulantes, calmantes o rejuvenecedores. Es por esto que a través de la pintura, la iluminación, la decoración y la combinación de los muebles, conseguirás los resultados planeados en cada habitación. Definirlos representará todo un reto pero será a su vez muy satisfactorio.

Para ayudarnos, consigue un círculo cromático en cualquier papelería o página de Internet. Nos permitirá representar visualmente los colores primarios (rojo, amarillo y azul), los colores secundarios que se obtienen mediante la mezcla en cantidades iguales de dos colores primarios (naranja, verde y violeta) y los terciarios (azul-verde, rojo-naranja, amarillo-naranja, amarillo-verde, rojo-violeta y azul-violeta).

¿Qué papel juega el blanco, el negro y los grises?

Cada tono primario, secundario o terciario tiene una saturación o brillo, que no es más que la ausencia de negro, blanco o gris. Si se le agrega blanco a un color, obtendremos valores más claros del tono, llamados tintes. Por ejemplo, el rosa es un tinte del color primario rojo. En cambio, si le agregamos negro o gris, tendremos valores más obscuros denominados matices. Un matiz del rojo es el borgoña.

¿Cuáles son fríos y cuáles son cálidos?

Los colores fríos incluyen tonos y matices de verde, azul y violeta, mientras que el rojo, naranja y amarillo representan el espectro de colores cálidos.

Un esquema de color efectivo hará que cada habitación de tu casa se sienta entrañable, acogedora, tranquilizante o enérgica, dependiendo de su uso y tránsito. Con el fin de tomar las mejores decisiones de color para cada una de ellas, hicimos este libro de ideas de homify que te ayudarán a separarte del rebaño que siempre elige el beige a la hora de decorar (no es que haya nada malo con este color… ) ¡Pero no dejes que gobierne tu casa!

1. En la cocina: ¿Todo está permitido?

La cocina es uno de
los espacios que permite que los colores cálidos se apoderen de la escena sin ningún complejo. Los rojos, naranjas, amarillos y algunos tonos y tintes de violetas, poseen todas las cualidades vibrantes, estimulantes y apasionantes de las flamas. Despiertan emociones y sensaciones como el hambre, la felicidad y el dinamismo.

Los colores cálidos, por lo tanto, funcionan muy bien en las habitaciones más sociales de tu casa en las que comer y beber son de suma importancia, como la sala de estar, el comedor y por supuesto, la cocina. Sólo ten cuidado. Si pasas mucho tiempo en una habitación con colores tan llamativos podrías llegar a sentir ansiedad.

3. La sala: una mezcla de cálidos y fríos

Los colores análogos o complementarios son los primarios que se encuentran directamente al frente de un color secundario en el círculo cromático. Cada par complementario consiste en un color cálido y uno frío (rojo y verde, azul y naranja, amarillo y púrpura).

Cuando pensamos en la sala, un esquema de colores análogos parece ser una buena idea ya que es una habitación tanto para socializar como para relajarse. Para esto, te presentamos la regla del 80%-20%, en la que te recomendamos usar los tonos cálidos brillantes con moderación. Es decir, el 80% de la habitación tendrá tintes y matices de colores fríos o neutros, y el 20% restante serán los amarillos, naranjas y rojos.

Por ejemplo, pintar las paredes de blanco (que se considera cálido-neutral) o algún tinte de azul, combinarlas con sofás grises, azules o negros, agregarle una alfombra mullida de color frío y volverse locos con los colores de los accesorios como las lámparas y cortinas. Los pequeños lotes de colores brillantes tienen un efecto tremendo en el diseño global y hacen que despierten los colores fríos y neutrales que los rodean.

4. La recámara de los niños y adolescentes

Cuando nuestros niños son pequeños parece muy fácil esta decisión. El esquema de colores primarios brillantes o el de tintes como el famoso azul y rosa bebés nos facilitan la vida. Sin embargo, los tiempos han cambiado y queremos agregarle una personalidad única e incluso un estilo que lo acompañe hasta su adolescencia.

Si vemos que nuestros hijos, no importa si son hembras o varones, tienen una personalidad calmada y centrada, utiliza azules y grises fríos siguiendo la regla del 80%-20%. En cambio, si estás buscando provocar un estilo dramático, ve a los rosas o verdes brillantes.

En general, las reglas con los colores pueden simplificarse así:

Todos los rojos combinan entre sí pero no son recomendables para las habitaciones en las que pasas mucho tiempo. Todos los azules combinan entre sí y tienen un efecto calmante, así que evita usarlo al 100% porque podría causar depresión. Todos los verdes combinan entre sí y tienen un efecto refrescante. Los naranjas suaves crean sensación de calidez. El amarillo combina con los verdes y naranjas. Los verdes pueden utilizarse como color neutral. El violeta combina con el verde. Los grises y colores neutrales combinan bien con casi todos los colores. ¡No te detengas! Juega con el círculo cromático o pide muestras de pintura, tus niños adorarán su nueva recámara.

5. ¿Fríos o cálidos para la recámara principal?

Los tonos azules con sus tintes y matices, combinados con grises, café y blanco, poseen todas las cualidades de frescura que son verdaderamente calmantes, relajantes y se centran en nuestro intelecto. Una recámara con este esquema te invita a agudizar la concentración haciendo nuestros pensamientos más claros, permitiéndonos que nuestra mente descanse y esté lista al día siguiente para dar el máximo.

Los colores fríos son, por lo tanto, la mejor opción en las recámaras principales, haciéndolas más privadas y promoviendo la concentración, la tranquilidad y el descanso. Ahora, si tu interés es que el romance se apodere de este espacio, no le tengas miedo al rojo, al negro o a otros colores cálidos fuertes. Recuerda que siempre puedes contrarrestar el exceso de tranquilidad en una habitación con la regla del 80%-20% en los accesorios.

5. Para la oficina en casa

Estudios y oficinas de estilo ecléctico por mebel4u
mebel4u

Biurko TOMI

mebel4u

Nuestra oficina en casa debe recibir la influencia directa de
la luz natural a lo largo del día y esto nos trae una ventaja. La luz del sol también afecta a los colores que elijas para la habitación.

En general, los colores cálidos crean un aura de creatividad, inteligencia y diversión. Si tu profesión te exige utilizar más el hemisferio derecho que el izquierdo, aplica este esquema, permitiendo que la luz realce lo vibrante de estos tonos. En cambio, los tonos fríos están asociados con negocios, concentración y firmeza, por lo que son predominantes en los espacios de quienes sacan cuentas, redactan documentos mercantiles o legales, o programan.

6. Combinaciones de color clásicas

Hemos hablado de los colores primarios, secundarios y análogos; sin embargo, ¿cuándo podemos usar el negro, el blanco y los grises? Tanto el blanco como el negro no cuentan como colores propiamente hablando (el negro es la combinación de todos los colores y el blanco es la ausencia). Sin embargo, también tienen la propiedad de ser cálidos o fríos dependiendo de los colores que los acompañen y de la iluminación seleccionada.

Cuando se pinta una habitación solamente de blanco recta, necesitarás un esqueña colorido o contrastante para que sea físicamente cómoda. ¿Les ha tocado llegar a una casa nueva y sentir un poco de pánico al ver las paredes desnudas? Mientras que el negro necesita ser utilizado con moderación y con una excelente iluminación para que no abrume. Si quieres un baño con estilo clásico en el que puedas transportarte a otra época, considera esta opción.

7. Los pasillos

Los pasillos son una zona de tránsito que a veces no nos detenemos a decorar como debe ser. ¿Pero no es donde recibimos a nuestros invitados cuando llegan a nuestra casa? Un esquema neutral-frío nos ayuda a realzar el espacio ya que le da estilo y elegancia, y porqué no, nos une con las otras habitaciones que sirven de socialización.

Si sientes que los colores fríos no le quedan a tu casa, incluye madera y metales cobrizos que siempre le darán calidez a los espacios. Algunos colores como el verde turquesa o el menta pueden ser fríos o cálidos dependiendo de los otros colores, materiales, iluminación y texturas se agreguen alrededor.

¿Eres fanático de los colores fríos o de los cálidos? Déjanos tus comentarios sobre cuál esquema es tu favorito.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!