6 ideas para tener un patio rústico ¡y sensacional!

Cecilia Mercado Cecilia Mercado
Loading admin actions …

Cuando hablamos del estilo rústico nos referimos a un estilo de campo antiguo al estilo de la la serie de La casita en la pradera o de las películas del viejo oeste, o las casas antiguas con grandes muebles, o cualquier diseño clásico que remita al aire libre, al campo y a la familia. 

Esta corriente de diseño es muy especial porque incluye muebles y arquitectura cálida y amplia, con espacios rústicos acogedores y llenos de colores naturales que nos recuerdan a la infancia. Por ejemplo, éste estilo nos remite a pan recién horneado, tardes junto al fuego, trabajo o juego rudo bajo el sol, paseos por jardines, a caballo o pie, o risas cuidando al perro, y en cuanto al diseño, a muebles de madera pesada, vigas de granero, herrería en barandales, puertas y baúles, cuero, tapetes gruesos de lana, flores frescas recién recogidas, colores claros y tejidos de cojines y mantas hechos a mano. Este estilo no tiene nada que ver con objetos brillantes ni en exceso metálicos y todo que ver con lo natural y hecho en casa.

Para darle un aire hogareño y lleno de estilo a tu patio, te recomendamos leas los siguientes consejos. ¡Si escoges tener un patio rústico, no te arrepentirás!  

1. Materiales naturales y plantas en todo su esplendor

Jardín con Palapa: Jardines de estilo rural por Cenquizqui
Cenquizqui

Jardín con Palapa

Cenquizqui

Así como los pisos cobran importancia, los muros que rodean tu patio también. Para darle un estilo rústico a los muros prueba con dejar los materiales originales al descubierto, en especial si esos fueron ladrillo rojo o piedra. 

Puedes poner un recubrimiento de madera en los muros, atado con piezas de hierro, o también puedes pintar la pared de un color neutro, pero procura que el recubrimiento de la pared no haya sido aplanado, para darle un toque más silvestre. ¡Y hablando de silvestre!, no te preocupes mucho por pequeñas plantas, enredaderas o enverdecimientos naturales, estos le dan mayor textura a tu patio y se ven fabulosos.  La ventaja de estos patios es que sus muebles y materiales no son delicados y no es adecuado darles mantenimiento, es mucho mejor mantener los espacios limpios y los adornos sencillos.

2. Mobiliario de madera

Los patios rústicos nos remiten a personas alegres y amantes del sol, el trabajo y la familia. Una forma de aprovechar el patio y decorarlo, es poniendo un lindo juego de mesa y sillas de madera para comer. 

Este desayunador de Barnes Warker LTD, como cualquier mueble, tiene mayor sentido si se utiliza. Sé que suena muy extraño, pero en especial en este estilo, habitar los espacios mejora el diseño, es decir, si tienes un florero, es importante cambiar constantemente las flores, si prendes las velas, es importante quitarles la cera derretida después, es un gran elemento llenar el espacio con aromas de comida o esencias como la lavanda, o si tienes un comedor, es importante mantenerlo limpio y listo para servir la comida cuando se necesite. 

De manera inversa, cuando los espacios son bellos, estos invitan a vivírlos, a utilizarlos y a aprovecharlos. Un comedor en el patio te motivará a salir a desayunar en familia, y el usarlo, le dará más vida, antigüedad e historia a tus muebles. 

3. Incluir objetos hechos a mano

Terrazas de estilo  por con3studio
con3studio

Patio a verezzi

con3studio

Dos elementos típicos del diseño rústico son el hierro y las telas fabricadas con telar o hechas a mano. Estos materiales nos remiten al trabajo que se emplea para fabricar los muebles del hogar. Los materiales rústicos se hacen a mano, o pretenden dar la ilusión de ser más artesanales que prefabricados o diseñados en masa. 

En tu patio rústico crea una invitación al descanso, a la convivencia familiar y el entretenimiento, sin olvidar que para el descanso es necesario el trabajo. Para lograr este efecto, contrasta materiales muy suaves y ligeros, como almohadas de lana, hamacas, velas, flores, sillones, en colores pastel, rosa, blanco o café, con elementos pesados como la madera, el hierro, la piedra, el cuero y otros metales. Estos últimos materiales deben tener apariencia antigua y formas más burdas, más toscas y rudas.   

4. Un piso de piedra o terracota

En los patios rústicos, por su simplicidad, el piso resulta un elemento principal en la decoración. En general los pisos ayudan mucho a demarcar el ambiente de un cuarto, pero más aún en los patios, donde no hay muros que distraigan la atención, ni muchos muebles, para tal caso. 

Uno de los pisos favoritos para los patios rústicos son los pisos de ladrillo. El ladrillo rojo, casi sin trabajar, luce espectacular con la madera y la piedra. Agrega un tímido color y una textura porosa que hace resaltar todo el conjunto del espacio. Éste es muy bueno para exteriores ya que hay patios cubiertos por pequeños tejados, pero para los que no son así, y están a merced del intemperie, un ladrillo aguantará mejor que otros materiales, como la madera, y se verá más bello que la mayoría de las lozas. 

5. Iluminación es la clave

Jardines de estilo rústico por TOLENTINO ARQUITETURA E INTERIORES
TOLENTINO ARQUITETURA E INTERIORES

Bilheteria – Casa Cor Goias 2015

TOLENTINO ARQUITETURA E INTERIORES

Como en el vestir, el diseño, en especial en bienes raíces, pretende acentuar lo bello y opacar lo desabrido. Si tú tienes la ventaja de tener una casa con una magnífica estructura colonial, de piedra o simplemente bellísima, aprovecha el patio para hacerla notar. Ilumina la estructura natural de tu casa con luces artificiales, con frondosas plantas o macetas con flores, pon fuentes y quizás hasta una pajarera. 

Ambientes donde naturalmente se daba el estilo rústico eran aquellos con tejas de ladrillo, patios interiores rodeados por arcos, muros lisos y de tonos pálidos, puertas grandes y de pesada madera, vigas de madera,  así como ventanales enmarcados de flores. Si tú no tienes ese espacio, no significa que todo está perdido, los detalles como los anteriores te ayudarán a crear la atmósfera adecuada. Los detalles son tan poderosos que cambiar una chapa dorada por una de cobre hace de un patio un lugar común, a un edén de la decoración rústica.

6. Ladrillo, muebles y detalles antiguos

Puede ser que tengamos muebles hermosos que queden con nuestro patio rústico, pesados jarrones de barro, baúles de madera, maletas de cuero, espejos gigantes, pero si no es nuestro caso, ¡siempre podemos salir a comprarlos! Hay algunos lugares donde podemos conseguir muebles vintage a muy buen precio y los hay de todos tamaños y formas. Lo interesante es que aunque sean nuevos parecerán que llevan toda la vida contigo.

También es posible crear el efecto de antiguedad lijando la pintura y el barniz de nuestros muebles de madera, o retapizando nuestros sillones, o pintando nuestras macetas con café, sí, oíste bien: ¡café! Es sencillo de hacer y olerá fantástico. Para envejecer muebles encontrarás miles de trucos, todos te dejarán muy satisfecho, así que ¡atrévete a probarlo y crea tus propios muebles rústicos! Y si quieres leer más sobre decoración rústica, consulta 5 creativas ideas de decoración rústica.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!