Lo que siempre quisiste saber sobre un Diseñador de Interiores y no te atrevías a preguntar

Homify GmbH Homify GmbH
Google+
Loading admin actions …

¿Recuerdas esas caricaturas de una pareja de osos en donde la mamá osa siempre quería arreglar algo en el hogar y el papá oso nunca quería pagar e intentaba arreglarlo él mismo y terminaba haciendo un desastre y pagando muchísimo más? Bueno, es de todos conocido que el hombre mexicano se cree superman algunas veces y desde arreglar una gotera hasta re-decorar la casa son proyectos por los que, a menos que sean muy sensatos, no quieren pagar lo que creen que pueden hacer con sus manitas – de estómago. Cabe aclarar por supuesto que esto no aplica para arquitectos, constructores, diseñadores y decoradores de interiores.

Pero si hemos decidido re-diseñar nuestro hogar aquí un hecho indiscutible: el dinero que se gasta en contratar los servicios de un diseñador de interiores es indirectamente proporcional al dinero que se cree ahorrar al hacerlo nosotros mismos. Al final terminaremos pagando mucho más de lo que podríamos haber invertido en diseñador y accesorios. Los verdaderos expertos del diseño de interiores, se asegurarán de que nuestros proyectos se lleven a cabo sin problemas y en el tiempo dado, además de brindar garantía y calidad.

Por ello en homify creamos una breve guía sobre ¿cómo trabajar con un diseñador de interiores? en donde abordamos los temas importantes que debes tocar con tu diseñador a fin de aclarar las diferentes fases que conforman tu proyecto y facilitar el diálogo entre los dos.

Planificación y Programación

Lo primero que debemos establecer con nuestro diseñador no es el proyecto en sí, sino el espacio y su función. De hecho, es muy importante identificar rápidamente los diferentes factores externos que pueden interrumpir o impactar el proyecto como:

¿Qué tiempo estamos dispuestos a destinar a la realización del proyecto?

¿Cuándo se debe comenzar / terminar el proyecto?

¿Qué tanta participación vamos a tener en el proyecto o qué tanta responsabilidad le vamos a asignar a los diferente profesionales?

Y no debemos olvidar factores como el hecho de que quizá ya vivimos en el espacio a re-diseñar y es un área que, dependiendo del tiempo, se puede volver un dolor de cabeza en constante trabajo. Lo mejor quizá sea el poder mudarse mientras los trabajos de re-diseño se llevan a cabo. Pero lo más importante, no podemos dejar de enfatizar, es el de organizar y agendar todas las actividades de manera detallada más mantener cierta flexibilidad que le permita al diseñador y a nosotros, trabajar suavemente.

Estilo y Personalidad

A fin de cuenta entes creativos, cada diseñador tiene su propio estilo, mobiliario, materiales y colores preferidos que pondrá a nuestros juicio, pero debemos recordar que nosotros somos los clientes y que el resultado final debe ser el que mejor nos represente. No porque el diseñador sea el ’profesional’ debe imponer sus gustos sobre los nuestros, aunque los nuestros parezcan salidos de una película setentera, ¡es muy nuestro gusto!

Recordemos: ¡Es una colaboración, no un proyecto solo!

Por lo que es bueno tomarse el tiempo para darle a entender al diseñador nuestro estilo personal y entender el suyo para, en base a nuestras necesidades y personalidad, llegar a soluciones democráticas. ¿El tesoro de los diseñadores? Una enorme selección de todo lo relacionado con su profesión, son pequeñas enciclopedias en historia del arte e historia del diseño por lo que hay que aprovechar sus conocimientos.

Y por supuesto, sus contactos, es decir, un diseñador encontrará muebles, colores y accesorios que se encarguen de hacer la imagen en nuestra cabeza realidad. El resultado puede sorprendernos.

Ergonomía y Organización

La salud va ante todo. Una ventaja de contratar a un diseñador de interiores es su capacidad para crear espacios ergonómicos que coincidan con nuestro estilo de vida. Debemos preguntarnos:

¿Cuál es nuestra rutina diaria?

¿Cómo vivimos el espacio?

El diseñador dará forma a esos espacios para que se adapten a quiénes somos y lo que hacemos diariamente, esto nos permitirá tener un hogar adecuado a nuestras necesidades y facilitará nuestras tareas. ¿Un ejemplo? No hay nada mejor que cocinar en una cocina donde todo esté a la mano puesto que los espacios de almacenamiento y superficies de trabajo están exactamente donde las necesitamos y en coordinación con las forma en que nos movemos. Esta es probablemente la mejor ganancia que podremos obtener de trabajar con un profesional del diseño de interiores. No tiene precio.

Seguridad

Soñar en sencillo cuando vemos las revistas de decoración o libros de ideas en homify, sin embargo es importante recordar que todo aquello que queramos adicionar o cambiar o re-diseñar en nuestro hogar, debe ser seguro. Detalles simples pueden resultar en grandes riesgos si no están bien hechos y tornar nuestros sueños en pesadillas. Para ello, un arquitecto de interiores y otros profesionales del diseño pueden ayudarnos con su conocimiento para entender la complejidad inherente de cada proyecto.

No hay que temer en compartir las ideas y preocupaciones, por complejas que puedan ser, lo importante es que mientras ellos lo sepan, podrán entender nuestra visión y traducirla en algo realista y sobre todo seguro. Después de todo, debemos sentirnos cómodos y seguros en nuestro hogar.

Presupuesto y Necesidades

El presupuesto es sin duda el factor decisivo en cada proyecto y también se puede convertir en la perdición del mismo. El presupuesto tiene injerencia sobre la duración y la calidad del proyecto por lo que es importante ser honesto con el diseñador de interiores desde el principio. ¿Cuánto estamos dispuestos a invertir en el proyecto? ¿Es una presupuesto fijo o flexible? ¿Cuáles son nuestras prioridades? El diseñador nos ayudará a buscar soluciones y respuestas, también será capaz de encontrar alternativas interesantes a esa hermosa pero carísima silla italiana o esa singular pero imposible lámpara que hemos visto en un hotel en Zacatecas. También podrá sugerirnos un modelo más barato de cerámica y el ahorro de un lado, se puede invertir en otro que tenga más importancia como un electrodoméstico. Podemos ver el presupuesto como una limitación creativa o bien como un acicate para encontrar diseños originales y buenas soluciones.

Con el diseñador se obtiene una solución a nuestros proyectos de transformación individuales para nuestro hogar por lo que, la siguiente vez que queramos resolver todo con nuestras manos, pensémoslo dos veces y contratemos un diseñador.

Y podemos encontrar una gran selección de diseñadores en homify.com.mx, simplemente hay que consultar la sección de Profesionales. ¡Buen proyecto y buena suerte!

¿Alguna vez has utilizado los servicios de un diseñador de interiores? ¿Cuál fue tu experiencia? Comparte con nosotros...
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!