Qué colores utilizar en la recámara – 8 opciones relajantes

Ana Martinez Ana Martinez
Loading admin actions …

Colores zen son tendencia. Si nos preguntaran cuál es nuestro rincón favorito de nuestra casa muy probablemente sea nuestra recámara. La razón es muy sencilla. Es nuestra.  En ella están nuestros muebles, nuestros cojines mullidos, nuestra frazada favorita, nuestros juguetes de la infancia, nuestros posters de lo que más nos gusta, nuestros recuerdos, y sobre todo, nuestra cama. Y ese sentido de que nos pertenece es lo que la hace tan especial. Pero más allá de los muebles y las cosas físicas, nuestra recámara tiene parte de nuestra esencia, y de nuestra personalidad. Y así como nosotros decidimos su decoración, y la acomodamos a nuestro gusto, así también ella influye en nosotros, con los pocos o muchos elementos que tiene. La verdad es que la decoración de exteriores es algo más que hacer que nuestros espacios luzcan bonitos, es darles el poder de influir en nosotros. 

La decoración zen, específicamente, se basa en la idea de que nuestras habitaciones deben ayudarnos a lograr la paz y la tranquilidad que necesitamos, mientras desarrollamos nuestras actividades cotidianas. Y en nuestra recámara, estas dos características son muy necesarias. Es por eso que en esta ocasión hemos reunido los colores más relajantes, y convenientes, según la decoración zen, para incluir en tu recámara. Podrás aliarte con tu decoración para lograr la armonía, no sólo en tu decoración, sino también en tu vida, que has estado buscando. 

1. Azul: energía que fluye

Nuestra recámara es un lugar para recargarnos de energía, no importa si es solamente una pequeña siesta por la tarde, necesitamos que sea un descanso realmente efectivo. Y para lograrlo el color azul en nuestra recámara puede ayudarnos. Este color es el color del agua, y representa la energía en movimiento, logrando que durante el día todo fluya como debe ser, y que durante la noche puedas sentirte relajado, pues el ambiente de tu habitación se habrá renovado todos los días por el movimiento.

1. Energía que fluye

Nuestra recámara es un lugar para recargarnos de energía, no importa si es solamente una pequeña siesta por la tarde, necesitamos que sea un descanso realmente efectivo. Y para lograrlo el color azul en nuestra recámara puede ayudarnos. Este color es el color del agua, y representa la energía en movimiento, logrando que durante el día todo fluya como debe ser, y que durante la noche puedas sentirte relajado, pues el ambiente de tu habitación se habrá renovado todos los días por el movimiento. 

2. Verde para descansar la mente

Al igual que el color azul, el verde crea una atmósfera relajante en las habitaciones. Su principal diferencia con el color azul es que este promueve una estabilidad y una conexión especial con el entorno, mientras que el color azul permite que la tranquilidad fluya. Si quieres incorporar el verde a tu habitación procura que los tonos sean claros, no tan oscuros. Puesto que los colores verde oscuros se relacionan con agua estancada, y pueden tener efectos negativos sobre tu energía. 

El color verde, además, es una representación de la naturaleza, y te ayuda a descansar la vista y la mente mientras te recuerda que eres parte de un todo, y te ayuda a sincronizarte con el mundo.

3. Crema: pensamientos suaves y claros

El color beige, y la paleta de colores neutros en general, es muy recomendado en la decoración zen. Este color puede ayudarte a crear espacios relajantes y acogedores. Además te ayuda a suavizar las emociones, y así poder manejarlas con mejor claridad. Este color es perfecto para los adolescentes y adultos,y para casas de campo, como en este diseño de José Vigil Arquitectos.

4. Marrones, para una mejor convivencia

Los colores marrones nos hacen evocar la tierra, ese lugar al que todos pertenecemos, y en donde todos estamos. Este tipo de colores pueden ayudarnos a relajarnos, y a crear un ambiente muy pacífico. Este color es ideal para las recámaras matrimoniales, porque crean un clima perfecto para el diálogo y la convivencia con otras personas. Podemos crear una decoración en tonos marrones, como la que nos propone ARCO Arquitectura Contemporánea en esta foto, o bien simplemente agregar detalles notorios, como una pared, o los textiles en este color. 

5. Tonos naranjas, para despertar de buen humor

DEPARTAMENTO POLANCO: Recámaras de estilo clásico por Ploka 8.7
Ploka 8.7

DEPARTAMENTO POLANCO

Ploka 8.7

El naranja, por su parte, unifica energías dispersas, mejora la comunicación, elimina las sensaciones de soledad y alegra el ambiente, lo que lo convierte en un color adecuado para las recámaras juveniles. El único detalle, es que debes procurar que no sea un color demasiado vivo, o si utilizas un tono intenso combínalo con otros tonos neutros, como el beige, para reducir un poco el exceso de energía, porque podría causar un ambiente ansioso. Puedes utilizar un papel tapiz como el de la imagen, en un tono naranja semi pastel, para lograr una atmósfera energética, pero relajada.

6. La pureza del blanco

El color blanco es, probablemente, uno de los colores más utilizados en la decoración de recámaras. Sus cualidades y beneficios van desde un espacio más amplio, y mayor iluminación, hasta la tranquilidad y la pureza que refleja. En la decoración moderna, el blanco se utiliza para establecer un ambiente puro, el cual se va a ir complementando con el resto de los detalles y accesorios decorativos. Y por si esto fuera poco, el color blanco nos ayuda a concentrar las energías, purificarlas y lograr un orden físico y mental. 

7. Rosita es anti estrés

Recámaras de estilo escandinavo por Better Home
Better Home

SYPIALNIA PO METAMORFOZIE

Better Home

El color rosa es el color de la creatividad, la inocencia y ayuda a liberar la mente de preocupaciones. Así que si eres una persona muy estresada, no dudes en incluir algunos toques de este color en tu habitación, para sentirte más tranquila. Además, el color rosa cuarzo es uno de los colores que permanecerán en tendencia este 2016, junto con el azul serenidad y el verde destellante que, como ya vimos, también son ideales para una recámara muy relajante. 

8. Colores naturales

Para lograr un mejor descanso, procura que en tu habitación haya muebles y decoración hecha de materiales naturales, como la madera o la piedra. Esto te ayudará a relajarte, y a darle un aspecto más fresco a tu habitación. La iluminación, en la decoración zen, es también muy importante. Procura que tus recámara tenga una iluminación abundante, y de preferencia blanca. En cuanto a los elementos decorativos, utiliza textiles con texturas simples, o llanas, en colores claros y con diseños textiles. No olvides darle un toque natural, con alguna planta o flor, y si vas a utilizar pinturas o cuadros decorativos establece siempre una regla de simetría. 

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!