Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

6 consejos para que tu sala ¡se vea sensacional!

ISABEL GÓMEZ CABRERA ISABEL GÓMEZ CABRERA
Loading admin actions …

La sala es uno de los espacios más vitales de la casa. En ella interactuamos con nuestra familia y solemos comenzar las reuniones con nuestros amigos. También es una de las habitaciones que requiere de más diseño y planeación, ya que en ella incorporarás los muebles para realizar las actividades de socialización y esparcimiento: sofá, mesa de centro, lámparas, adornos y, cada vez más común, televisor.

Sin embargo, debido a que las casas son más pequeñas hoy en día, ¿recuerdan el tamaño de la sala en casa de nuestros padres o abuelos?, tenemos que saber cómo sacarle el máximo provecho a las habitaciones. Hay muchos trucos y esperamos que estos seis consejos para optimizar el espacio en salas pequeñas te ayuden a convertir ésta, en un espacio hermoso, funcional y por supuesto, digno de revistas.

1. Unifica el estilo

Si tienes la oportunidad de empezar desde cero, unifica el estilo. Hoy en día las casas son construidas con espacios abiertos (cocina, comedor y sala sin muros divisorios) y esto es una ventaja para ti. No sólo amplía el espacio sino que también amplía la funcionalidad. Pero para que tu sala se vea del triple de tamaño, escoge el estilo que más se adapte a tus gustos y a tu estilo de vida, y unifica estos tres espacios.

El motivo puede ser minimalista. Para lograrlo, utiliza un color base claro de piso a techo y combínalo con colores obscuros como el gris y el negro. Partiendo de este motivo, puedes matizar el limpio estilo minimalista con el vintage o el marítimo, agregándole texturas como la madera pintada de blanco envejecido, y colores como el beige, azul y verde. Agrupa los muebles para que den cierta idea de independencia pero que ésta sea casi imperceptible. Otros estilos que lucen bien para esta tarea, son el industrial y el moderno. Piénsalo bien para que no desentone con el resto de la casa.

2. Haz tu sala multifuncional

Salas de estilo  por deinSchrank.de GmbH
deinSchrank.de GmbH

Weißes Regal unter der Dachschrägen

deinSchrank.de GmbH

¿Biblioteca? ¿Oficina? ¿Sala de estudio? ¿Sala de televisión? Tu sala puede ser todo eso y más. Para lograrlo, acomoda los muebles que serán utilizados para la tarea o el trabajo, cerca de una fuente de luz natural y de tal manera que uno pueda aislarse con una mampara, de ser necesario. Si este espacio no está siendo utilizado para estudiar o trabajar, voltea las sillas hacia el resto de la sala y utiliza el escritorio para servir los cocteles en una reunión.

Coloca la biblioteca detrás del sofá, así aprovecharás este espacio que de otra manera sería inservible. Si quieres integrar una pantalla para ver películas junto a tu familia, oculta ésta en un mueble multifuncional en el que podrás colocar además tu equipo de música, tus discos y controles remoto. Si tampoco cuentas con mucho espacio en el resto de tu casa, busca la opción de que tu sofá también sea una cómoda cama, así podrás invitar a tu familia o amistades a pasar un fin de semana en tu ciudad.

3. Usa sofás y muebles modulares

Salas de estilo  por ONE!CONTACT - Planungsbüro GmbH

La década del sesenta nos dejó mucha innovación en cuanto a diseño y materiales. Entre estos inventos, los sofás y muebles modulares, con los cuales puedes crear la composición que mejor le vaya a tu espacio y a tus necesidades: delimitar el área de la sala, juntarlos según sea el tamaño de la reunión o moverlos si necesitas el área libre. Otra ventaja de éstos es que puedes reorganizarlos cada temporada para reinventar el espacio y si te sientes con ganas de romper con los esquemas clásicos, tapiza y combina cada módulo con diferentes texturas y colores.

4. Atrevéte a hacer combinaciones de estilos

Espejos, cuadros, mamparas, cortinas, cojines, alfombras… Todo lo que normalmente iría en un espacio grande, aprovéchalo en tu sala de tamaño pequeño. Arriésgate y haz un inventario de las esculturas, cuadros y fotografías, libros de ediciones especiales y floreros que tengas guardados. Desempólvalos y antes de que los coloques, haz un boceto de dónde podría ir cada cosa. Para los cuadros haz moldes de tamaño real en papel y sitúalos con cinta sobre la pared para ajustar la composición. Utiliza colores fríos o pasteles, ya que los colores cálidos y vibrantes pueden saturar el espacio.

Tampoco le temas a los sofás medianos o grandes porque éstos dan la sensación de unidad. A veces es mejor tener solamente un sofá de tamaño adecuado, que tres pequeños que sea difícil de acomodar.

Recuerda que este estilo requiere de mucha planeación porque está a un paso del caos total. Así que compensa las texturas pesadas de los sofás, por ejemplo, con cortinas livianas o cojines de colores lisos; o el exceso de colores de una pintura, con un marco sobrio.

5. ¡Engaña el ojo!

Salas de estilo  por Honeybee Interiors
Honeybee Interiors

Queens Park House

Honeybee Interiors

Sé tú quien le diga al ojo a dónde mirar. Establecer el espacio con paredes blancas es un excelente inicio. Agrégale un papel tapiz con diseños geométricos tenues a uno de los laterales (si vemos la habitación como un cubo). Incorpora muebles o repisas con marcos obscuros que darán la sensación de profundidad. Combínalos con un elemento de color brillante al fondo, como un sofá o mesa.

Antes de ponerte manos a la obra, haz la composición en papel cebolla para ir agregando las capas que definirán el diseño yuxtapuesto. Incluye espejos que multiplican y agrandan el tamaño de la habitación.

6. Ilumínala

Salas de estilo  por In:Style Direct
In:Style Direct

Living room

In:Style Direct

Las habitaciones se ven más grandes con mucha luz. La sala no es la excepción. Si cuentas amplias ventanas que dan mucha luz natural, coloca unas cortinas en velo que dejen pasar los tibios rayos solares. Si pintas el interior de la sala con colores claros ayudarás a que el efecto se magnifique.

Si a las ventanas no les llega la luz suficiente para que la habitación se agrande, instala lámparas de luz blanca en el techo, que permitirán destacar los detalles decorativos, principalmente de noche. Sólo cuida de no combinar éstas con colores obscuros, ya que los obscurecerán aún más. También acomoda estratégicamente lámparas de pared, de piso y en las mesas, para iluminar los rincones o realzar cuadros.

Cuéntanos, ¿tienes una sala pequeña y alguno de estos consejos te ayudaron a optimizarla?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!