Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

¡TODO lo que tienes que saber para tener una recámara minimalista!

ISABEL GÓMEZ CABRERA ISABEL GÓMEZ CABRERA
Loading admin actions …

Casi se cumplen sesenta años desde que surgió el minimalismo en la ciudad de Nueva York. Casi noventa, desde que el arquitecto alemán Ludwig Mies Van Der Rohe lo imaginara a través de sus ideas de la pureza de las formas. Su trabajo como director en la Escuela de Arte y Diseño de la Bauhaus, en Alemania, sigue trascendiendo en la actualidad: que la arquitectura adquiriera un carácter universal y de una simpleza inmaculada, y que el uso de los materiales fuera fiel a la funcionalidad.

En general, el minimalismo busca que la composición del diseño sea estrictamente geométrica y no haya exceso de piezas ornamentales. Se toma muy en serio las proporciones de los espacios y lo refinado de los materiales como el mármol, el acero cromado y las maderas finas. También busca la precisión en los detalles.

En este libro de ideas te daremos algunos ejemplos de las características de las recámaras minimalistas y cómo este estilo ha influenciado al diseño industrial, al moderno y hasta al clásico.

1. ¡No todo tiene que ser aburrido o cuadrado!

Formas simples, líneas puras y espacios amplios (pocas paredes divisorias y techos altos) que crean equilibrio y armonía sin perder la funcionalidad. Entre sus características también habíamos hablado de la composición geométrica y es por eso que queremos sacar a colación que no todo tiene que ser cuadrado y que las líneas también pueden ser curvas en vez de rectas. Lo que debe respetarse en este estilo es la ausencia de saturación visual que difunden otros estilos como el barroco.

La naturaleza nos da muchos ejemplos de geometría y el Nautilus pompilius es uno de ellos. El matemático Leonardo de Pisa (Fibonacci) elaboró series numéricas y fórmulas que llegaron a representar la espiral dorada de los nautilos, considerada la expresión de la perfección, así como el pintor Leonardo Da Vinci lo hizo en su obra El canon del hombre.

Lo importante es, una vez que decidas el uso de líneas rectas o curvas, la enseñanza del minimalismo es siempre buscar la perfección.

2. Usa el color a tu favor

La arquitectura moderna o contemporánea se dedica a reunir lo mejor de los estilos y corrientes del siglo XX. Es por eso que el diseño moderno abarca al minimalismo y su legado sobre el uso del color. El objetivo es conseguir un diseño sobrio con éstos.

Lo primero es aplicar un color neutro en la pared de fondo y hacer variaciones de éste para pintar las demás paredes y el techo, y así crear un espacio monocromático. Para esto utilizaremos blancos (en su infinita gama que refleja la luz y aumenta la luminosidad), los grises claros, los crudos y por supuesto, los tostados o sepias en sus tonalidades menos intensas. El negro y los colores obscuros serán aplicados para subrayar ciertos detalles y accesorios decorativos.

El mejor consejo con el uso del color es que no hay que abusar. Son bien recibidos los cuadros a modo de tríptico, las lámparas o una alfombra de colores vivos o contrastantes, sólo si ayudan a construir el espacio que debe respetar la regla de menos es más.

3. ¿Qué materiales pueden usarse?

El minimalismo nos permite construir con lujo, ya que serán pocos los objetos necesarios para crear una recámara basada en este estilo. Si quieres utilizar madera, derrocha en seleccionar la más hermosa, como la de haya, el nogal o el cedro blanco para la base y el respaldo de la cama, o las mesas de noche. Que el acabado sea elegante, liso y detallado.

¿Pisos de mármol? ¡Por supuesto que sí! Siempre y cuando se ajuste a tu estilo y presupuesto. Un interiorista podrá, a su vez, recomendarte el uso del mármol si las condiciones climáticas de tu zona lo permiten, ya que este hermoso material es frío pero muy elegante.

En la línea de los estilos de diseño moderno, el industrial aporta otros materiales como el cemento pulido, el vitroblock y el acero, que le darán a tu recámara un corte más urbano pero igual de sobrio.

4. Usa textiles como complemento

Para tapizar el respaldo de la cama o aplicarlas en almohadones y cojines, te recomendamos las telas lisas o de diseños geométricos. ¡Olvídate de los diseños estampados y floreados recargados! En cuanto a los colores, te sugerimos la amplia gama de blancos como el marfil, el ostra o el beige; de grises obscuros o claros; y por supuesto, los tostados como el sepia, el ocre o el café. Si quieres utilizar algún textil como acento en el diseño, que sea de colores vibrantes como el rojo, el naranja o el amarillo.

Las cortinas deberán ser rectas y simples, estilo romanas o enrollables, de colores claros que den amplitud a la luz u obscuros si el sol entra de frente a la recámara. También puedes usar parabanes para darle privacidad a algunos espacios. Si quieres agregar un tapete o alfombra al diseño, sigue los mismos lineamientos: monocromáticos, de diseños lisos o geométricos, y que ayuden a unificar y equilibrar el espacio.

5. ¿Qué muebles son recomendables?

La esencia de los muebles es la misma del concepto del minimalismo: simpleza y funcionalidad. Líneas rectas o curvas limpias, sin adornos y elegantes. Prevalece la austeridad, mientras menos muebles, mejor.

Los muebles modernos de diseñador, los orientales contemporáneos, los industriales cromados o de acero inoxidable, o simplemente de madera con acabados finos, suelen ir bien con este estilo. Accesorios como las lámparas de techo o de lectura siguen las mismas reglas. El armario deberá ser liso y ocultar las zapateras y percheros. Si te gusta tener un sillón de lectura cerca de la cama o el televisor dentro de la recámara, que no rompan con el equilibrio del diseño.

6. ¿Puedes alocarte con las paredes?

Ya sabemos que el minimalismo es sobrio y que prevalecen los colores neutros. Sin embargo, la influencia de los estilos modernos e industrial han hecho que la línea sea delgada entre éstos y el minimalismo. Sí, las paredes deben ostentar la menor cantidad de elementos decorativos; sin embargo, un azul grisáceo o un papel tapiz de figuras geométricas, acompañado de una fotografía o pintura de algún autor local, le darán sofisticación a tu recámara. Es también válido usar un revestimiento de piedra o vinil como elemento decorativo, aunque limitará el uso de otros elementos decorativos como las lámparas.

7. Consideraciones previas

Es fácil aplicar el estilo minimalista en edificaciones de arquitectura moderna como apartamentos o lofts. Aunque sea más difícil en construcciones antiguas, es posible mientras éstas no tengan acabados rústicos que imposibiliten la simpleza y sobriedad. Debes considerar previamente cuál es el estilo de tu casa antes de aplicarlo en tu recámara.

El minimalismo también obedece a un tipo de persona ordenada y práctica, que no guarda objetos innecesarios y siempre deja las cosas en el mismo lugar. Si eres de los que colecciona fotografías, revistas o cajas de madera, debes pensar si estos elementos pueden conjuntarse con el resto de la decoración para crear armonía y equilibrio, y no caos. Puedes utilizar, por ejemplo, el armario para esconder esas colecciones que tanto te gustan.

¿Te gusta el estilo minimalista? Déjanos tus comentarios sobre estas recámaras minimalistas.
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!