Salas de estilo industrial: 5 tips para tener una ¡y sensacional!

Bárbara Barrera Bárbara Barrera
Loading admin actions …

El estilo industrial, también conocido como estilo urbano, tiene su origen en la arquitectura típica de la industria, una arquitectura sin pretensiones y un atractivo visual que tiene que ver con la desnudez de su estructura y sus materiales.

El estilo industrial se origina en la década de los 50, en donde los jóvenes neoyorquinos de la época eran artistas que buscaban espacios para vivir y trabajar al mismo tiempo, por lo que necesitaban espacios amplios sin complicaciones de circulación, encontrando en las fábricas abandonadas el lugar ideal para instalarse donde el ladrillo, las vigas y el concreto saltaban a la vista para componer la ambientación de sus hogares.

Este estilo, sigue vigente y es de los más exitosos por las grandes combinaciones de estilos que permite en la decoración; puede incluir toques retro y vintage, muebles oxidados le dan el aspecto tan característico a esta tendencia.

1. ¿Por dónde empezar?

Ya que este estilo está basado en las antiguas fábricas de los años 50,  la esencia de la decoración  debe estar representada por los acabados del espacio, es decir, a través de los materiales.

Las paredes al igual que los techos, se convierten en los lienzos perfectos para decorar los ambientes de nuestra casa y es en ellas donde podemos encontrar otra forma de llevar este estilo a nuestra decoración: los ladrillos a la vista.

Empleándolos en su estado natural, le daremos un aspecto totalmente diferente a nuestros espacios. Lo ideal sería tener ladrillos de verdad para contar con su textura y sus imperfecciones que le darán el toque 100% industrial, pero si no puedes realizar esta obra, existen soluciones extremadamente sencillas para lograrlo, una de ellas es con el papel tapiz, que puede darte un aspecto sumamente parecido al ladrillo original.

2. Los básicos

Dentro de los elementos que podemos considerar clave para la decoración de una sala de estilo industrial, es la presencia de sofás amplios, pueden ser de piel o de otras fibras naturales, su apariencia puede lucir desgastada para potenciar el efecto del estilo. 

En este espacio, vemos que se cumplen todas las reglas para una sala industrial exitosa: la dimensión de los sofás y réplicas de piezas de diseño que le dan el sabor vintage a la decoración.

La presencia de los metales es un factor primordial para la ambientación del espacio, aquí, podemos ver las columnas que separan los ambientes sin obstaculizar la visibilidad de todo el entorno y funcionan también como el contenedor de una fantástica chimenea.

3. La paleta de colores

La paleta de colores del estilo industrial se basa en el blanco, negro, gris, tonos tierra y algunos azules, estos colores son en base a los materiales utilizados en este estilo decorativo. Si se quiere lograr un aspecto más femenino, lo mejor es optar por una gama de tonos claros; si por el contrario se busca un toque masculino, habrá que recurrir a los tonos obscuros y grises. 

Lo mejor, en cualquiera de los casos, será escoger la gama tonal, en armonía con el conjunto de los elementos de la casa. 

En este diseño, encontramos un equilibrio aportado por la madera que llena de calidez el ambiente, sin importar la gama de colores por los que se inclina la decoración del espacio.

4. La iluminación de una sala industrial

La iluminación es uno de los factores más importantes en el diseño de cualquier ambiente o habitación de nuestra casa; gracias a ella podemos crear efectos y sensaciones según nuestras necesidades.

En el estilo industrial, las luces siguen una tendencia rústica y sin grandes ornamentos, como podemos ver, un par de luminarias empotradas en la pared, aportan una luz suave que ayuda a destacar los detalles. Algo que no puede faltar en una sala industrial, es una lámpara de pie metálica, como la que nos presentan Ugalde Arquitectos en este espacio, logran conjugar el estilo industrial de manera vanguardista, haciendo que luzca elegante y distinguido.

5. La decoración

La decoración industrial incorpora piezas que tengan un aspecto antiguo o de segunda mano. En las paredes se suelen colgar fotos de ciudades o posters vintage. Los muebles auxiliares, como las mesas, suelen ser notoriamente vintage, pero en un sentido más rústico, haciendo uso de metales (que pueden ser oxidados) hasta maletas viejas.

En este diseño, encontramos varios detalles que hacen del espacio un éxito: sobre la pared de ladrillos aparentes, encontramos carteles de toque retro, que se encuentran perfectamente iluminados por la luces metálicas de pista, que ayudan a enfatizar las imperfecciones del revestimiento de la pared, así como el desgaste de los cuadros.

El estilo industrial está arrasando en el mundo del diseño y de la decoración de interiores, ¿te animas a llevarlo a tu casa?. Te invitamos a que nos lo cuentes, dejando un comentario.

¿Te gusta el estilo vintage? ¡Haz click aquí!

Encuentra la base de tu inspiración en los libros de ideas de homify.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!