7 ideas para darle a tu casa un encanto campestre

Bárbara Barrera Bárbara Barrera
Loading admin actions …

El estilo rural se desarrolló con los rasgos distintivos que respondían al clima del lugar, a los paisajes y al estilo de vida. La diferencia que existe con el estilo rústico, es que este mantuvo su individualidad por la falta de contacto con otras culturas, ya que resultaba difícil poder trasladarse a otra región o no habían los suficientes recursos económicos para adquirir piezas de otros lugares. 

Hoy en día, el toque campestre no sólo se define por los colores y texturas, pues en el diseño de interiores actual, se busca la mezcla de elementos decorativos, técnicas y acabados que generen un impacto visual. Manteniendo los principios básicos que representan la sencillez y los objetos artesanales, este estilo puede crear ambientes sumamente interesantes fusionándose con piezas contemporáneas y con la tecnología. 

Si lo que buscamos en la decoración de nuestros ambientes, es que esta mezcla de estilos sea sobresaliente, debemos jugar con fondos neutros, con materiales nobles como la madera sin que luzca pretensioso. Las piezas de artesanías fabricadas a mano pueden lucir contemporáneas y conservar la tradición, las vajillas de cerámica o los muebles en madera. 

Cada vez son más las personas que buscan llevar a sus hogares citadinos un ambiente pacífico, igual al que nos transmite la idea de vivir en el campo y por  estas razones, en este libro de ideas tenemos para ti 7 opciones fantásticas para imprimirle la serenidad y el encanto de este estilo que ha traspasado en el tiempo.

¿Las vemos?

1. Una pared de ladrillo

Estar familiar: Salas multimedia de estilo industrial por MARIANGEL COGHLAN
MARIANGEL COGHLAN

Estar familiar

MARIANGEL COGHLAN

Las paredes de ladrillo aparente pueden ser elegantes, clásicas, rústicas e incluso modernas, pues también son representantes del estilo industrial tan popular en el interiorismo de hoy en día. Gracias a su color y textura, ofrecen una oportunidad única para romper con el estilo de una pared clásica blanca. 

El origen de estas paredes nace a principios el siglo XX en los hogares de escasos recursos económicos pues resultaba más barato dejar este material expuesto, pero en la actualidad, es un recurso decorativo que se encuentra en todo tipo de hogares, incluso en los más lujosos.

Las paredes de ladrillo se presentan como la opción ideal, pues al estar llenas de textura y personalidad, sin duda con su presencia la estética de los ambientes será especial y tendrá una fuerza diferente a cualquier otra. El ladrillo aparente nos evoca a las casas de campo que nos permiten huir del ajetreo de las grandes ciudades, nos recuerda también a las fábricas que se convirtieron en lofts y si prefieres pintarlo en blanco, podrás darle un toque mediterráneo o industrial. 

En este diseño de Mariangel Coghlan este muro funciona como un librero que se encarga de dividir los ambientes de la cocina, comedor y de la sala principal, para crear este fantástico rincón, acogedor y confortable acompañado de colores neutros y vibrantes, en donde no se olvida la presencia de la naturaleza para enfatizar el encanto rural.

2. Floreros y macetas de cerámica y barro

Salas de estilo topical por homify

Las piezas de artesanías fabricadas a mano pueden lucir contemporáneas y conservar la tradición. Una gran opción para llevarlas a la decoración de la casa es a través de las macetas y los floreros, resaltando el concepto natural y honesto del estilo.

Las piezas fabricadas en barro y talavera, son de gran tradición en nuestro país, por lo que no dudes en poner tus plantas y flores en elementos que representen nuestra cultura y la tranquilidad que representa la vida en el campo.

3. Muebles reciclados

Incluir piezas con un toque vintage a través de muebles de madera envejecida es un gran acierto para darle un toque rural a la decoración de tu hogar. La madera es un material que tiene vida propia, es capaz de llenar de calidez cualquier ambiente en el que la encontremos.

Este encanto rural tiene una gran cabida en la cocina pues nos permite incluir una gran variedad de elementos. Te proponemos seguir el ejemplo de esta imagen. Una barra en la cocina es un elemento de gran ayuda pues se puede convertir en una mesa de trabajo, puede ayudar a dividir los ambientes de la casa y es un práctico comedor para los desayunos o comidas rápidas; también puede ser el punto de encuentro para tomar una copa por la noche y disfrutar de una buena conversación. 

Utiliza piezas de madera sólidas y bellas que hayan sobrevivido a un periodo de vida previsto para ellas, no sólo puedes utilizar un gran tablón para la barra, los bancos de la cocina como podemos ver en esta imagen, lucen encantadores y con mucha personalidad; para los asientos puedes recurrir a revestimientos de piel (naturales o artificiales) o al textil que sea de tu preferencia.

4. Paredes lavadas

Las paredes de cal, están hechas de piedra caliza que ha sido aplastada, quemada, y se mezcla con agua para hacer una pasta de cal. Esta masa se envejece y se diluye con agua, pintándose con pigmentos naturales. Al lavar la cal de las paredes, La masilla es avejentada y luego se diluye con diluido con agua para pintarla con pigmentos naturales. 

Este lavado de cal, crea superficies que pueden ser salpicados con un acabado mate y con una textura arenosa  como de gamuza. Esto genera un efecto de profundidad y luminosidad a las paredes planas.

En esta imagen, podemos ver el encanto rural, en primer lugar por el proceso que lleva el obtener una pared de este estilo y por otra parte por la decoración alegre y colorida, que llena de vida la sala del recibidor, en donde podemos apreciar materiales como el barro para el piso, la madera en el mueble reciclado y la presencia de la cerámica en el jarrón artesanal.

5. Un baño de piedra

La piedra se ha utilizado como material de construcción desde la era prehistórica;  su empleo es tradicional en lugares donde su presencia es abundante debido a su durabilidad y resistencia. En el diseño moderno de interiores se ha reinterpretado su empleo para transformar por completo el aspecto de los diseños; hoy podemos ver revestimientos en madera y piedra que solían pensarse para los ambientes y estilos rústicos. 

La piedra se ha convertido en una apuesta arriesgada pero sumamente interesante y atractiva para revestir pisos y paredes. La fuerte personalidad y su apariencia tosca es  su mayor encanto para recrear ambientes imponentes y con mucha clase, aportándoles fuerza, solidez y poder, obteniendo como resultado espacios de lo más vanguardistas.

La sensación de caminar en tu baño sobre un lecho de piedras de río puede ser inmensamente estimulante. Implementa este sentimiento terapéutico con piedras de río en tonos oscuros o claros. Observa como han sido utilizadas en abundancia en la pared y en el piso del baño. La base de madera sólida, para el mueble del lavabo, también ayuda a potenciar el efecto que queremos lograr en nuestra decoración. 

6. Un jardín central

Casa R: Pasillos y recibidores de estilo  por JR Arquitectos

Los patios centrales nacen de la fusión de las culturas españolas y portuguesas y en Latinoamérica, esta  fusión entre la arquitectura traída por los colonizadores y el contexto encontrado en la región, hace que se empleen los materiales nativos, las técnicas y el trabajo de los artistas locales creando una arquitectura con tradiciones e identidad propia.

Estos jardines se caracterizan por sus paredes blancas, grandes ventanales, molduras para las puertas y ventanas, y el arco de medio punto. 

Los patios y jardines llenan de tranquilidad y serenidad los ambientes de nuestra casa; la idea de una fuente que con su chorro de agua llena de un sonido pacificador el espacio, las flores, las plantas y el pedazo de cielo que incluimos para nosotros solos,  hacen que nuestra casa se aísle por completo del bullicio y se convierta en un santuario renovador.

7. Utensilios tradicionales

Como hemos podido ver a través de este recorrido, el encanto rural en la decoración de nuestra casa puede resultar beneficioso por la tranquilidad y naturalidad que transmite. Pero si aún no te has convencido de realizar grandes cambios, puedes hacer pequeños cambios para disfrutar de sus bondades.

La hora de consumir nuestros alimentos, es un momento que debe ser armonioso, relajado, en compañía de nuestra familia. Es el momento ideal para conversar e intercambiar las experiencias del día. ¿Qué te parece disfrutar de este momento en una mesa decorada con piezas que propicien la tranquilidad y nos inviten a desconectarnos por un momento del ajetreo?

La vajilla de la casa confeccionada en cerámica, es el detalle ideal para este tipo de decoración gracias a su trabajo artesanal. Al igual que con las macetas, puede ser de talavera, o de barro, o arcillas a las que se le pueden dar diferentes acabados, con la finalidad de encontrar la que mejor se adapte a tus gustos.

 Si mantienes las tonalidades de la tierra, lograrás un efecto más uniforme, aunque los toques de color sin duda combinarán de maravilla.

¿Te gustaron estas ideas? Te invitamos a que nos lo cuentes dejando un comentario.

¿Te gustan las cocinas tradicionales? Te invitamos a que te inspires con estos diseños rústicos.

Encuentra la base de tu inspiración en los libros de ideas de homify.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!