¿Cómo hacer que tus plantas y flores duren más? – ¡6 tips geniales!

Cecilia Mercado Cecilia Mercado
Loading admin actions …

Las flores son un excelente elemento decorativo, pero algunas personas creen que es imposible que florezcan en interiores. Sin embargo, nosotros creemos que es posible, no nos resignamos a la idea que parece indicar que sólo las flores de plástico se dan dentro de una casa. 

Lo más fácil sería sacudir las ramas y los pétalos de las flores de vez en cuando para que se vieran bellas, pero la realidad de las plantas y flores, es que son seres vivos, no diseños plásticos, y requieren muchos cuidados. Hay que pensar las flores como si fueran unas mascotas, no basta con comprarlas y esperar a que florezcan bellamente sólo porque cada quincena reciben un baño exagerado de agua. 

Las plantas necesitan la correcta dosis de agua, luz, espacio y  cuidados específicos para su tipo, además de cariño y buenos tratos. Y como una mascota, éstas te regresarán alegría, vida y belleza en tu hogar. Será una relación en la que todos ganan: las flores estarán felices y vanidosas, tu casa se verá sorprendente y tú te sentirás orgulloso.

Así que sigue leyendo para enterarte de los 6 cuidados principales que necesitarán tus flores para vivir en el interior de tu casa. No le tengas miedo a las flores, déjalas entrar y decorar tus habitaciones. Al final cuéntanos en la parte inferior de esta lista si estos consejos te dieron resultados.   

1. Protegelas del sol

Es verdad que hay plantas de sombra y de sol, y que hay flores que resistirán mejor el calor que otras, como las rosas, pero aún así, este consejo es porque las plantas en maceta se deshidratan más rápidamente que las que están en tierra, es decir, pierden su humedad más fácil y el sol puede quemarlas y quemar también sus raíces.

La gran ventaja de que tus flores estén en macetas es que puedes moverlas de lugar. En primera instancia, coloca tus plantas en el lugar de la casa que más les agrade, si son de sombra en la sombra y si son de sol, en el sol, pero deberás tener especial cuidado con las épocas más calientes como el verano. En esa época debes retirar las macetas del rayo del sol directo. Es recomendable, incluso, que coloques tus macetas debajo de algún toldo o de un techo ligeramente cubierto, eso sería lo ideal. Aunque, también puedes colocarlas en un lugar estratégico donde el sol que les llegue sea el primero de la mañana o los últimos rallos del día, no el sol calcinante de media tarde. Aunque siempre puedes comprometerte a mover tus plantas de lugar todos los días. Otros consejos son colocar en la superficie de la tierra hojas secas, esto protegerá la tierra del sol, también puedes colocar varias macetas juntas para que entre todas las flores se apoyen para conservar la humedad. Recuerda que en épocas de calor, debes comprometerte a regar más tus flores. Para más información, recurre a los profesionales como Naipex Jardín.

2. Dale sus vitaminas

SALA CASA LAS FLORES: Salas de estilo moderno por EL DIVÁN
EL DIVÁN

SALA CASA LAS FLORES

EL DIVÁN

Muchas personas creen que el proceso de adoptar una flor termina después de comprarla. Buscan una maceta linda, sacan la flor de la bolsa, la ponen en la maceta y le echan algo de agua, pero eso no es suficiente. Como la flor en maceta no recibe la riqueza de otras plantas y animales, como las flores que crecen libremente en el jardín, tienes que ser mucho más cuidadoso con su tierra y mantenerla fertilizada, movida, oxigenada y húmeda. Es necesario le compres a tus flores tierra de alta calidad.

También, deberás abonar tus flores. Lo puedes hacer con elementos caseros como clavos oxidados en la tierra, cáscaras de huevo trituradas, hojas secas, pocillos de té o de café, etc. Siempre manteniendo en cuenta las necesidades específicas de la especie que tienes. Por otro lado, puedes comprar vitaminas en una tienda. La ventaja de esta opción es que puedes ir a Xochimilco o a cualquier tienda de jardinería, y un experto te dará la vitamina específica que necesitan tus flores y te aconsejará la cantidad adecuada y la frecuencia de nutrirla. Recuerda que en ambos casos, con las vitaminas compradas o las hechas en casa, es más daññino sobre abonar que no abonar en absoluto, por lo que conviene informarse.

3. Escoge las macetas indicadas

Cuando hablamos de macetas debemos considerar muchas cosas antes de comprar compulsivamente llevados por el diseño, por ejemplo, el tamaño de la flor que vamos a plantar es fundamental. Como es bien sabido, todas las plantas son distintas y tienen distintas necesidades, por eso el tamaño se debe adecuar a la expectativa que tenemos del crecimiento de nuestra planta al menos en el transcurso de un año o dos para permitirle crecer y moverse. 

Considera lo siguiente: Las macetas de plástico o metal se calientan muy rápido y pueden quemar las raíces de las flores, por lo que no es conveniente este tipo de maceta esté donde llegue mucho sol. No sucede esto con las macetas de barro, pero absorben el agua, por lo que es necesario regar la planta más seguido que con las macetas de plástico. Además, toda maceta debe tener un drenaje suficiente, así que si escoges un recipiente que no esté pensado como maceta, recuerda hacerle orificios en la parte inferior.

Por último, otro aspecto importante de cuidar es el diseño. Estoy segura que te encantará recorrer tiendas mirando macetas y buscando la que más convine con tu casa y mejor luzca con tus flores. Seguramente las macetas te harán un jardinero apasionado. Continúa inspirándote en homify y mira los diversos estios de maceta como este diseño

4. Riega las flores regularmente

El riego no tiene reglas generales, la cantidad de agua depende de la especie, pero, aunque no haya reglas, si hay formas de saber si tu planta tiene suficiente agua o está seca. Esto es lo más sencillo de comprobar: una planta seca se entristece, sus hojas se secan, o se hacen amarillas, pierde su color y se apachurra. Basta con mirar la planta y sentir su tierra para saber si necesita agua. La tierra debe estar húmeda, no empapada. 

Es común que algunas personas, olvidadizas, repentinamente recuerden que tienen flores, y aunque olvidaron regarlas toda la quincena, se disponen a hacerlo ese día, y por la culpa, las sobre riegan. Cuántas personas no inundan sus plantas creyendo que quizás así el agua les durará más tiempo y no pasarán nada si lo olvidan. Si eres de esas personas, ¡necesitas parar! Muchísimas más plantas mueren ahogadas que por la sequedad. El exceso de agua pudre las raíces y mata las plantas.  Así que si eres olvidadizo o te vas de viaje, puedes recurrir al sistema de goteo llenando una botella de Pet con agua, haciéndole un pequeño orificio en la tapa, y enterrándola en la maceta.

5. Quita las flores marchitas

Quitar las flores marchitas no es sólo cosa de estética, sino que ayuda a la maduración de tus flores. Velo por éste lado: cuando la flor está ya completamente abierta y comienza a marchitarse se acerca el tiempo de las semillas, la poda se hace para que la planta no gaste energía en ese proceso que le resulta tan cansado. Al podar, interrumpes el proceso de las semillas y  la energía se concentre en el tallo para que de más flores. Por eso se dice que podar y quitar las flores marchitas es una forma de hacer que tu planta florezca aún más. 

La poda es un verdadero arte; hay flores que se cortan con la mano, quitando los pétalos, y otras que se deben cortar con tijeras, pues son más delicadas. Hay estipulaciones de a qué altura se debe cortar un tallo para que vuelva a florecer, e incluso, los expertos, pueden cambiar la dirección de un tallo y el surgimiento de flores futuras con sólo unas tijeras.

6. ¡Pongamos algo de música!

Balcones y terrazas de estilo minimalista por Betoniu GmbH
Betoniu GmbH

Concrete flower vase

Betoniu GmbH

Por último, hemos llegado al consejo más entretenido: ¡compartir la música con tus plantas! Como decía desde el principio, las plantas son seres vivos, como mascotas, y necesitan de mimos y cariño, que las incluyamos en nuestra vida, y eso no son sólo palabras. Se han hecho diversos estudios que prueban que hablarle a las plantas y ponerles música es una forma de ayudarlas a crecer y florecer. 

Dicen por ahí, que las plantas prefieren la música con ritmo, música dinámica, que Mozart y Tchaikovsky son de sus cosas preferidas. Les gustan mucho los compositores del siglo XVIII y XIX, y aman la música hindú y el sonido de la cítara, pero no les pongas metal, heavy metal o rock, lo detestan tanto que pueden morir.  

Para saber más sobre este tema puedes leer 10 plantas de exterior e interior para casas modernas. Mientras tanto, cuéntanos de cómo cuidas tú a tus flores, y cómo logras que sean felices viviendo en el interior de tu casa. 

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!