Terrazas de estilo  por MeyerCortez arquitetura & design

5 ideas para aprovechar mejor los patios pequeños

ISABEL GÓMEZ CABRERA ISABEL GÓMEZ CABRERA
Loading admin actions …

Todos quisiéramos un patio o jardín que midiera hectáreas para así poder sembrar todas las plantas ornamentales y árboles frutales de nuestra región (también algunos exóticos). Acomodar hermosos muebles para tomar el sol o sentarse a platicar con los amigos… Tener muchos perros corriendo libremente por ese espacio y por qué no, caballos, ovejas, cerditos… Sin embargo, a menos que vivamos afuera de la ciudad o en la casa heredada de nuestros abuelos, la realidad es que el espacio es un bien escaso y se ve reflejado en el tamaño de las casas, y por supuesto, de los jardines.

Así que, si corres con suerte y tienes un jardín aunque sea pequeño, o por el contrario, no tienes jardín, en este libro de ideas encontrarás la inspiración para aprovechar al máximo tu jardín pequeño o crear un espacio en el que respires aire puro. ¡Porque es una necesidad contar con sol y plantas que nos alegren la vida! Así comenzarás una nueva historia…

1. Crea diferentes ambientes con el mobiliario y diferentes tipos de piso

Si tu espacio carece de estilo, lo primero que debes hacer es aplicar la de borrón y cuenta nueva. Vende tus antiguos muebles de jardín y compra unos de diseñador que darán mucha vista de inmediato. Si es posible rescatarlos, restaúralos y conviértelos en una sensación con una mano de pintura. Sucede igual con macetas y accesorios.

Remueve la tierra y coloca nuevo pasto, o instala losetas dejando algunos espacios en los que podrá crecer el pasto u plantas silvestres. Si tu estilo es más veraniego, instala un piso de madera que le dará la sensación de estar caminando en un muelle y se verá muy elegante. Si no es posible hacer los pasos anteriores, entonces pinta de blanco el mayor espacio posible, tanto el piso como las paredes, haciéndolo lucir más amplio. Cambia de plantas y siembra algunas de temporada siguiendo la regla que explicaremos mejor en el siguiente punto pero resumimos aquí: Para dar una idea de amplitud y profundidad, siembra las plantas de hojas oscuras o flores de colores brillantes al frente y las de hojas más claras o de flores azules y violetas, al fondo.

2. Muros verdes o jardines verticales

Ya sabemos que las plantas traen muchos beneficios a la salud: limpian el aire, reducen el estrés, crean microclimas en los espacios, atrapan el polvo y aíslan el ruido. Además enriquecen el diseño tanto de interiores como de exteriores.

Con los muros verdes o jardines verticales aprovecharás el espacio vertical para albergar muchas plantas, que si las distribuyeras sobre el piso o construyeras macetas tradicionales, ocuparían gran parte de tu jardín impidiendo que tuvieras un espacio adecuado para reunirte, un asador, una escultura y por qué no, una fuente. 

Para dar una idea de amplitud y profundidad, siembra las plantas de hojas oscuras o flores de colores brillantes al frente y las de hojas más claras o de flores azules y violetas, al fondo. Fortalece estos efectos distribuyendo las plantas con hojas de mayor tamaño en la primera línea. Piensa que es mejor utilizar plantas de crecimiento lento que no ocupen más espacio del necesario y no invadan el área vital del resto.

3. Un jardín en los espacios muertos de la casa

El espacio que queda debajo de la escalera es uno de los lugares más desaprovechados de la casa. Si careces de jardín, dedícale un par de semanas a planear una transformación que lo convertirán en el punto focal de tus escaleras. Lo primero es que este espacio reciba luz natural en algún momento del día. Hasta las plantas que no necesitan luz del sol directa como los helechos, necesitan iluminación. Si no cuenta con luz natural planea abrir un tragaluz o una ventana en esta área, así tanto tus plantas como tu mascota disfrutarán del calorcito de la tarde.

Otra gran idea es colocar piedras, corteza de pino o cuarzos que delimiten el jardín, ya que trasmitirán la idea de estar al aire libre. Si siembras hierbas de olor como la menta y la lavanda, que aunque son de sol directo, pueden crecer con luz parcial, le agregarás valor a tu jardín.

4. ¿Tienes un balcón? ¡Sácale provecho!

¡Juega con la distribución! Aunque el balcón sea pequeño, evita que las macetas estén en un sólo lugar del balcón. Usa las rectangulares, ya que soportarán el peso de las plantas altas y no se caerán haciendo desastres que puedan afectar a los vecinos. Recuerda que mientras más alto esté tu departamento, más aire hará. Es un factor que debes considerar. También debes cuidar el peso, por lo que te recomendamos que uses corchos de botellas o corteza de pino en vez de piedras, que además de ser decorativos guardan mejor la humedad en las plantas. Evita comprar macetas de barro ya que duplicarán el peso en tu balcón. En este caso, es mejor las de plástico. Aprovecha la baranda para sujetarlas y sembrar plantas pequeñas.

Elige plantas robustas de tallos y raíces fuertes, de preferencia perennes y que soporten las inclemencias del exterior, como cualquiera de las dos variedades de linos de Nueva Zelanda (el verde y el de cinta amarilla), el boj común, la rosa laurel (aunque ésta es muy venenosa y no la recomendamos si tienes niños o mascotas en casa), algunas variedades de Ficus, el azahar y las cactáceas. Según el espacio que tengas, coloca mobiliario que puedas usar para leer, meditar o tomarte una copa de vino con tu pareja. Una silla colgante o un columpio te ahorran espacio en el suelo. Si no eres de espíritu tan libre, una mesa y un juego de sillas, o una tumbona mediana, crearán un bonito ambiente.

5. Decora tu terraza con armonía ¡o haz una gran locura!

Sabemos que los extremos son peligrosos pero serán de gran ayuda si te atreves a experimentar con tus espacios. La armonía te permite equilibrar o encontrar la proporción adecuada entre los distintos elementos que componen tu jardín. Así los muebles, las plantas, el piso y el paisaje serán casi uno solo, buscando encontrar la paz en el conjunto. Para esto, crea un diseño de líneas rectas en el piso que lleven al ojo a pensar que es infinito; haz una secuencia con las plantas, colocándolas a distancias iguales y manteniéndolas del mismo tamaño; utiliza muebles neutros con decoraciones y accesorios del mismo color que los cojines o macetas.

En cambio, si quieres crear un espacio hermosamente caótico, coloca muebles medianos de colores vibrantes, siembra plantas con flores exóticas, instala un piso de mosaico o de adoquín, y deja que la naturaleza se apodere del poco espacio de tu terraza, balcón o jardín, creando un clima selvático y salvaje.

Cualquier que sea tu estilo, busca sentirte a gusto en esta habitación al aire libre. ¡Date un gusto! ¡Sal al vivero y comienza esta historia!

¿Te gustaron estas ideas? ¡No nos dejes sin dormir! ¡Compártenos tus comentarios!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!