Baños de estilo  por Ceramika Paradyż

7 hábitos para mantener tu casa ¡siempre limpia!

Bárbara Barrera Bárbara Barrera
Loading admin actions …

La belleza de nuestro hogar no puede estar en juego; si hay algo que es de primordial importancia en nuestros espacios interiores es que estos estén limpios y ordenados. 

Una casa limpia, puede lucir espectacular aunque no tenga las últimas tendencias de decoración, porque incluso la más cara y lujosa se verá terrible si no está limpia. 

Esto todos lo sabemos. Sin embargo, también sabemos lo difícil que es mantenerla limpia y ordenada los siete días de la semana las 24 horas. 

Mantener una casa inmaculada, requiere de tiempo y muchas veces carecemos de este porque tenemos que irnos a trabajar. Por lo general, destinamos un día para realizar la limpieza del hogar, lo que resulta sumamente agotador, pero si implementamos algunos hábitos para facilitar el proceso, nuestra casa se mantendrá siempre ordenada y no nos desgastaremos, porque con sólo de cinco a diez minutos diarios, obtendremos grandes resultados. 

En este libro de ideas, tenemos algunas sugerencias para que transformes el trabajo de limpieza de tu hogar, mejorando su aspecto considerablemente y también tu calidad de vida.

1. No acumules de objetos la sala

Los periódicos que recibimos todos los días, los libros que leemos, el correo, plumas, controles remoto, audífonos y todos los objetos que utilizamos con regularidad en el día a día, podemos irlos acumulando en la mesa de centro de la sala y constituyen la mayor parte del desorden. Para evitar que luzcan desordenados, puedes colocar una bonita cesta que resulte decorativa para una de las esquinas de la habitación y colocar los objetos que ocasionan contaminación visual.

2. No dejes para mañana, lo que puedes hacer hoy

Si tu sala es el punto de reunión por las noches, recógela antes de ir a dormir. A nadie le gusta comenzar el día con la vista de un espacio desordenado. Al recogerla por la noche, necesitarás cinco minutos que te ayudarán a aumentar tu energía diaria y te podrás ir a la cama tranquilo sin el estrés de tener que levantarte más temprano y cansado para limpiarla antes de ir al trabajo.

3. Una cepillada diaria en el baño

Todos somos conscientes que la limpieza del baño es difícil y tediosa. Pero también limpiarlo con frecuencia, hará que el trabajo sea más sencillo y fácil. Por las mañanas, mientras te bañas, puedes limpiar los azulejos de la regadera para darles mayor mantenimiento, esto lo puedes hacer con un cepillo que te ayude a limpiar los bordes de las uniones.

De esta manera, evitarás que se acumule la suciedad en el baño y el trabajo se facilita enormemente.

4. Haz la cama y ventila la habitación

Cuando nos despertamos por la mañana, hacer la cama puede parecer un proceso simple, aunque no a toda las personas les gusta. Todos tenemos días en los que postergamos algunos pendientes, con la filosofía de que lo haremos “mañana” y así se van acumulando las cosas. 

Sin embargo, dedicándole dos minutos al proceso de hacer la cama y recoger lo que ha quedado por el medio de la habitación cada mañana, permitirá que luzca mucho más ordenada y limpia. 

Además, no te olvides de abrir las ventanas, incluso durante el invierno. Ten en cuenta que el aire fresco, limpia el aire que se ha acumulado en el  interior y este genera una sensación de cansancio.

5. No acumules los platos sucios

En la cocina debemos evitar a toda costa acumular los platos en el fregadero. Podemos dejarlos remojar unos momentos con jabón espumoso, ya sea para lavarlos a mano o para meterlos en la lavavajillas.

El fregadero a veces parece un dispositivo de almacenamiento para platos y vasos, así que olvídate de dejarlos para después y pon manos a la obra. Este no es un hábito difícil y por el contrario, te ayudará a no tener olores desagradables y el aspecto de la cocina será pulcro y ordenado.

6. Coloca una cesta para la ropa sucia en la recámara

Ten siempre en la recámara un cesto para la ropa sucia. Al mantenerla en un punto fijo, la ropa no estará regada en otras habitaciones como el baño, además la puedes guardar en el clóset y pasará desapercibida, también evitará que pongas la ropa que te has quitado para ir a dormir en la silla o en el sofá de la habitación, evitando que luzca desordenada. Con una cesta, el traslado hacia la lavadora será mucho más eficiente.

7. Divide los días para la limpieza a fondo

Como mencionamos anteriormente, la mayoría de nosotros le dedicamos un día a la semana a la limpieza de la casa y hacemos un trabajo a fondo. Pero para facilitar la labor, podemos dividirlo en dos días y por zonas de la casa, lo que hará que nos cansemos menos y manteniendo estos hábitos, el orden se mantendrá. 

Un día puedes dedicarlo a barrer, aspirar y trapear los pisos, al siguiente puedes lavar el baño y la ropa, de esta manera puedes aprovechar para ordenar el clóset.

Por lo tanto, si durante toda la semana dedicas unos pocos minutos al cuidado de tu hogar, el trabajo se reducirá al máximo y el resultado será sensacional.

¿Tú qué opinas? ¡Cuéntanos en los comentarios!

¿Ideas para ordenar el clóset? ¡Aquí las encuentras!

Encuentra la base de tu inspiración en los libros de ideas de homify.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!