Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Cocinas en L: ¡6 diseños sensacionales!

Ana Martinez Ana Martinez
Loading admin actions …

Diseñar una cocina no sólo es elegir cómo acomodaremos nuestros muebles y electrodomésticos, ni tampoco elegir la decoración de las paredes, ni el material o color para las encimeras. Diseñar una cocina es crear el lugar perfecto para el amor. Es pensar en dónde nos gustaría transformar los ingredientes de las comidas en un alimento que no sólo sirva para llenar el estómago de nuestra familia, sino también para inundar todo su cuerpo con nuestro amor. El sazón personal no se logra simplemente con algunas especias, sal, pimienta o hierbas de olor. También se logra con el ambiente y la decoración de tu cocina, y en cómo te sientes al preparar los alimentos.

Al momento de diseñar nuestra cocina podemos elegir entre diversos diseños. Los más comunes son diseños en C, U, L y lineales. La diferencia entre cada uno de ellos es la forma en la que distribuimos nuestros muebles, las alacenas, los electrodomésticos, y obviamente la estufa. Los diseños en C y U nos sirven para cocinas pequeñas, puesto que distribuyen los objetos por toda la habitación, y nos deja un espacio para movilidad al centro. Los diseños lineales y en L, funcionan mejor para espacios grandes o abiertos, pues no bloquean la comunicación, y nos ayudan a mantener una apariencia más uniforme en las habitaciones. Obviamente, cualquier diseño se puede adaptar a los distintos tamaños, con un poco de ingenio. Pero en esta ocasión nos centraremos en describirte cuáles son las principales ventajas de utilizar un diseño en L en tu cocina. 

1. En un diseño en L hay más espacio para almacenar

Cocinas de estilo  por homify
homify

Modern and Bold Kitchen Diner

homify

Las cocinas con un diseño en L, en espacios pequeños nos sirven para optimizar los sistemas de almacenaje. Puedes aprovechar todo el espacio de una habitación, de un sólo lado, y dejar el otro extremo de la habitación limpio. Podemos implementar sistemas extras, utilizando todos los huecos que tengamos.

Si tienes un cocina amplia, entonces un diseño en L te permitirá, de igual forma, mantener la armonía y el equilibrio en tu espacio, y distribuir los sistemas de almacenamiento en toda la cocina. Y para mejores resultados, te recomendamos que asignes un lado a los utensilios, y otro a los ingredientes para la comida,  y utilices las alacenas superiores, o de los extremos para guardar a despensa. Lo mejor es tener siempre las cosas que más utilizas, desde ingredientes, hasta utensilios, lo más cerca posible a tu zona de trabajo, y a partir de ahí ir distribuyendo el resto de las cosas, hasta lograr dejar lo que menos utilizas en las alacenas del borde.

2. Hay más espacio para cocinar y preparar los alimentos

Preparar una comida requiere de la preparación de varios platillos. No importa que tan práctica se l comida, siempre requerirás al menos de un plato fuerte y una guarnición, o ensalada. Los diseños de las cocinas en L te permiten instalar, además de un área de trabajo en las encimeras, una isla que podrás utilizar como una segunda área de trabajo. Y si no cuentas con el espacio suficiente par una isla al centro, siempre puedes utilizar los extremos, o la esquina de tu cocina, para preparar un platillo mientras dejar cocinando, o reposando otro.

3. Se puede contar con un fregadero más amplio

Los trastes sucios son como una epidemia en la cocina que se esparce fácilmente. Siempre que cocinamos terminamos con una gran montaña de trastes sucios que nos mira retadoramente desde el fregadero. Y si tenemos un fregadero con un lavabo pequeño, la montaña no sólo es retadora, sino todo un arte de apilar platos. Un diseño en L, en cambio, te permite tener el espacio suficiente para tener un fregadero amplio, con doble tarja y hasta con un escurridor, como el de esta imagen. Adiós al miedo de colocar un plato extra y a los malabares para poner a secar todas las cosas.

4. Se puede innovar en el diseño de las encimeras

Las encimeras son un lugar muy importante en la cocina. Es el lugar en el que preparas la comida, y por lo tanto el material con el que las revistes debe ser higiénico, de preferencia liso y resistente a la humedad y al calor. Puedes utilizar la decoración de tu encimera, para crear un contraste con el resto de la decoración. Te recomendamos estos 6 materiales fantásticos para tus encimeras. Incluso podrías combinar más de un material en ellas. Por ejemplo, una encimera de granito con una zona de trabajo de acero, o bien una combinación de acero y madera para un ambiente más fresco, natural y rústico.

5. ¿Hay algo malo en las cocinas L?

Aunque tiene muchas ventajas, los diseños de cocina en L, tienen un pequeño inconveniente: necesitas más espacio para poder instalar una isla, y aprovechar todo el espacio. En una cocina pequeña, este diseño haría que todo se viera más amontonado, y con muy poco espacio para la circulación. Otra desventaja de la cocina en L es que al ser un diseño expandido, puede ser muy poco práctico porque necesitas estar yendo constantemente de un lado a otro. Pero, como mencionamos anteriormente, esto se puede solucionar colocando las cosas que utilizas con mayor frecuencia cerca de tu zona de trabajo.

6. El mejor tip para este tipo de diseño: usa islas angostas

Si tienes un espacio reducido, como para complementar tu cocina con una isla, te proponemos dos sencillas soluciones. La primera de ellas es dejar una habitación abierta, y combinar tu cocina con tu comedor, par sustituir la isla, y utilizar las barras de las encimeras como zonas de trabajo. La otra solución es simplemente utilizar una mesa angosta, con bancos que puedas guardar debajo de ella, como en esta imagen, para que no estorben en la circulación, o bien utilizar una isla cuadrada, que utilizan menos espacio y te permiten una mejor circulación. Para estos casos, lo mejor es utilizar diseños sencillos y minimalistas,  para no contaminar tampoco el ambiente, y que no se vea tan cargado de objetos.

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!