¡Una increíble transformación!

Joo Castro Chan Joo Castro Chan
Loading admin actions …

Cuando tenemos la oportunidad de conocer un departamento con un diseño espectacular, muchas veces no tenemos idea de la transformación o el proceso al que se sometió para poder llegar a su estado actual.  Es fácil pensar que así se concibió desde un principio.  En el proyecto de remodelación que veremos a continuación, descubriremos que muchas veces, el estado original de algunos departamentos es increíblemente distinto a lo que se logró posteriormente, como es el caso de esta vivienda en Zaragoza, España, intervenida por el estudio de interiorismo La Pecera. Un cambio radical y sorprendente que descubriremos a continuación.

El estado original

Empezamos el recorrido por la terraza, en su estado original.  Un lugar totalmente descuidado y falto de mantenimiento, en el cual sólo existían unas macetas y una cubierta deteriorada. El área es amplia y con mucho potencial que se supo aprovechar al máximo como veremos más adelante.

El proceso de transformación

Se empezó por hacer una buena limpieza de este espacio, cambiando los barandales de seguridad y nivelando el piso de la cubierta, tratado con un excelente impermeabilizante para poder sobreponerse a las inclemencias del medio ambiente.  Veamos el resultado final de la intervención de la terraza.

Después: ¡Increíble!

Este es el resultado de la intervención de los expertos.  Un espacio tipo invernadero, con una estructura y piso de madera, totalmente acristalado, permite disfrutar de la terraza durante todo el año, sin importar las condiciones climáticas.  Esta pequeña y acogedora área cubierta es ideal para disfrutar de buena compañía y el acabado de madera, crea un ambiente perfecto para convivir con familiares y seres queridos.

Antes: la cocina

Así lucía la cocina antes de la remodelación. Un espacio anticuado, obscuro, sin vida que no inspiraba para preparar alimentos y no aprovechaba el espacio con el que contaba.  Pero todo esto cambió, veamos cómo quedó después del cambio.

Después: un lugar que invita a crear los mejores platillos

La transformación de la cocina nos ha dejado con la boca abierta.  Una distribución en L crea un mejor funcionamiento y fluidez a la hora de preparar alimentos, con muebles que aprovechan mucho mejor el espacio disponible, yendo de piso a techo creando mucho más espacio de almacenaje.  Con un estilo moderno y un predominante color blanco, hacen que la cocina se vea más iluminada y alegre.  El toque de color de la encimera le da un acento divertido a este hermoso espacio.

Antes: un baño triste…

El baño, al igual que la cocina, lucía anticuado, sin vida y sucio.  Una mala distribución de muebles fijos y aglomeración de accesorios, creaban un ruido visual poco atractivo. Pero todo esto cambió de una manera totalmente inesperada.

Después: un baño moderno y elegante

La nueva disposición de muebles, el color blanco en los muros en vez del azul cielo y el acento cromático púrpura de la cubierta del lavabo, crean un diseño moderno y elegante en el baño.  La separación de cristal en la regadera se suma a la distinción y contemporaneidad del diseño del cuarto de baño, junto con el curvilíneo lavabo, totalmente modernista.

Antes: un antiguo pasillo

El pasillo que distribuye a las distintas habitaciones del apartamento lucía como de película de terror.  Con puertas descuidadas, pisos sucios y marcos de madera en decadencia, realmente causaban una terrible sensación de claustrofobia.  ¿Cómo pudo cambiar esto? ¡Veamos!

Después: estado actual del pasillo

Este espacio distribuidor se convirtió en un lugar luminoso y moderno.  El uso de una paleta de colores claros y predominantemente blanco, crea una sensación espacial mucho más amplia, a pesar de sus reducidas dimensiones.  El cambio de puertas y piso también juegan un papel importante en esta nueva cara que hoy luce este espacio.

Antes: la habitación infantil

Así lucía la recámara infantil, con un color rosa que no favorecía para nada el espacio, con muebles de madera mal diseñados y poco prácticos, aparte de anticuados, hacían que esta habitación fuera poco atractiva y estimulante para un niño.

Después: colores brillantes y diseño sencillo

El color verde en los muros convirtió esta habitación en un ambiente divertido y alegre, como es de esperarse para un dormitorio infantil.  El cambio en el piso, muebles y cama crearon un espacio más amplio y estimulante, donde se refleja un carácter lúdico y estimulante, lleno de personalidad, justo a  la medida para que los más pequeños de la familia se desarrollen al máximo.

Para ver otro libro de ideas de antes y después en homify, haz click aquí:

Antes y después de 5 terrazas: ¡transformaciones fabulosas!

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!