La casa perfecta para el fin de semana (¡y para toda la vida!)

Bárbara Barrera Bárbara Barrera
Loading admin actions …

Todos sabemos que un buen arquitecto de interiores, es capaz de transformar un espacio desagradable en un rincón completamente acogedor. En tanto que la mayoría de las obras de arquitectura diseñadas con un sentido de eternidad o el trabajo desarrollador en sus interiores, posibilita su adaptación y flexibilidad a los cambios en los tiempos, a sus habitantes y sus rutinas.

Hoy te presentamos la adaptación al siglo XXI de unos nuevos habitantes dentro de una casa inicialmente diseñada en los años 30. Siguiendo un compromiso entre su carácter más histórico y las nuevas experiencias contemporáneas, fue desarrollado un proyecto que combina lo mejor de los dos mundos.

El despacho estadounidense responsable de la intervención, estuvo liderado por el arquitecto Antonio Martins Aunque su sede se encuentra en  San Francisco California, el arquitecto debe gran parte de su formación a una serie de experiencias profesionales a lo largo del mundo, permitiéndole una adaptación a cualquier tipo de contexto.

Sigue con nosotros para descubrir los detalles de su proyecto.

El contexto

Situada en la ciudad de Sonoma, a 45 minutos de San Francisco, California, esta casa fue diseñada en 1937, ubicándose en un lugar envuelto de un paisaje verde y apartado de la confusión urbana. A pesar de que el espacio fue blanco de algunas obras de remodelación durante la década de los años 70, la mayoría de sus espacios se encontraban inadecuados para la forma de vida actual.

Las necesidades

La intervención, fue hecha por parte de los nuevos propietarios, que adquirieron el inmueble con el  fin de crear un espacio de retiro para los fines de semana, lejos del bullicio de la ciudad. Aunque motivados por la voluntad de adaptar el espacio al siglo XXI, rápidamente también percibieron que sería un desatino comprometer totalmente la identidad original de la casa, que fuer lo que inicialmente había captado su atención.

Conociendo el interior

Dadas las premisas sugeridas por los propietarios, el arquitecto optó por desarrollar un trabajo capaz de combinara las modernizaciones necesarias con elementos históricos, creando un conjunto ecléctico. Para esto, las paredes fueron revestidas en blanco contemporáneo que se equilibra con los pisos en roble pintados de negro. 

Para romper la monotonía de la paleta de colores escogida, se integraron una serie de muebles y elementos decorativos vintage (un trabajo que exigió visitas regulares a los más diversos tipos de tianguis y mercados)

La sala

Con vista al jardín y a la alberca, en un ambiente ecléctico que florece la sala resulta cómoda. Cada pieza del mobiliario fue cuidadosamente escogida, dando un nuevo trazo de personalidad al espacio. Dentro de los diversos elementos  que acentúan el espacio, se destaca la chimenea revestida en acero con tratamiento de pátina, que además de haber evitado la demolición, lenta y costosa, acabó por potenciar este lado rústico del proyecto.

¿Ideas para una chimenea en casa? ¡Aquí te las damos!

La cocina

La cocina mantiene su encanto de espacios tradicionales de los años 50, dado por las encimeras de madera, las estanterías recicladas y otros elementos retirados de una fábrica de tejidos de la localidad. El área es acompañada de un espacio de apoyo a esta habitación, que incorpora una mesa minimalista rodeada de sillas diseñadas por el famoso arquitecto Mies Van Der Rohe. 

Todo esto acompañado de grandes ventanas que rasgan los espacios, inundándolos con la presencia de la luz natural, absolutamente excepcional.

Las recámaras

Todos los cuartos fueron decorados de tal forma que se crearan ambientes únicos y llenos de personalidad. En la recámara principal, la verdadera protagonista sin duda alguna, es la luz. La simplicidad del espacio dio origen a una atmósfera tranquila, conformando las características ideales para relajarse.

El baño

El baño revela un trabajo igualmente cuidadoso, demostrando la mista voluntad de equilibrar la tradición y la modernidad en un espacio único. La presencia del blanco se rompe con el lavabo apoyado en una estructura de metal recuperada y el apoyo del lavabo en mármol.

El jardín

La calidad del trabajo desarrollado, resulta en gran parte a la capacidad del equipo de interiores, de comprender la visión propuesta por sus clientes. A través del esfuerzo de crear un espacio de retiro para los fines de semana lejos de la ciudad, la casa conforma características de confort únicas con ambientes de ensueño.

¿Te gustaría vacacionar en esta casa? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Encuentra la base de tu inspiración en los libros de ideas de homify.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!