¡Una transformación fabulosa!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

La transformación que conoceremos hoy ¡es realmente sorprendente! Originalmente la vivienda correspondía al antiguo apartamento del portero de un edificio en el barrio Malasaña, en Madrid. Cuenta únicamente con 28 metros cuadrados, los cuales además de ser muy pocos se encontraban mal distribuidos, sin la iluminación y ventilación adecuadas. Dos habitaciones, un largo y angosto pasillo, una cocina y un baño muy reducidos y oscuros se repartían la poca superficie, además de que el estado en que se encontraba era realmente deplorable, ¡todo un reto para los arquitectos del despacho Decoycina, de Marta Espel. ¿Quieres conocer el cambio? ¡Acompáñanos en este recorrido!

Antes: Para arrancar las ideas

 de estilo  por DecoYcina. Marta Espel
DecoYcina. Marta Espel

Piso reformado en Madrid

DecoYcina. Marta Espel

Este era el panorama del apartamento al cruzar la puerta: un largo pasillo, estrecho y mal iluminado, que comunica la zona de entrada con la cocina, el baño y las habitaciones. Los techos bajos, la prácticamente nula iluminación y fuertes problemas de humedad aquejaban la vivienda.

Antes: Cocina ¡de miedo!

 de estilo  por DecoYcina. Marta Espel
DecoYcina. Marta Espel

Piso reformado en Madrid

DecoYcina. Marta Espel

Un detalle considerable a la hora de pensar la reforma de la cocina era que se ubicada debajo del cubo de la escalera del edificio, por lo que la parte derecha se iba reduciendo conforme la escalera descendía.

A pesar de contar con una ventana, ésta era alta y muy pequeña, para nada funcional. El hecho de distribuirse de forma alargada y estar cerrada a los costados creaba en esta cocina una sensación de encierro ¡totalmente claustrofóbica!

Antes: Habitaciones

 de estilo  por DecoYcina. Marta Espel
DecoYcina. Marta Espel

Piso reformado en Madrid

DecoYcina. Marta Espel

Las habitaciones se situaban al fondo del pasillo, una detrás de la otra, es decir que una era en realidad un paso para llegar a la otra, sin privacidad aunque con una ventana, cosa que la última habitación no tenía.

El pasillo, a pesar de estar conectado con el patio comunitario, se encontraba sellado por la puerta de madera que no permitía el paso de luz ni ventilación natural.

Después: ¡Increíble!

 de estilo  por DecoYcina. Marta Espel
DecoYcina. Marta Espel

Piso reformado en Madrid

DecoYcina. Marta Espel

El cambio es realmente sorprendente ¿cierto? En este punto nos encontramos en el pasillo, en el mismo lugar que la imagen anterior, pero ¡que cambiazo! La puerta sellada de madera del pasillo se cambió por una puerta de vidrios blindados, la cual permite la entrada de luz natural y además se puede abrir a placer para refrescar los interiores mientras se disfruta de una deliciosa taza de café por las mañanas.

Los colores blancos y maderas claras ayudan a incrementar la sensación de luz y amplitud de una manera genial.

Después: ¡Fuera plafones!

 de estilo  por DecoYcina. Marta Espel
DecoYcina. Marta Espel

Piso reformado en Madrid

DecoYcina. Marta Espel

La estrategia principal para ganar espacio y aprovecharlo mejor fue la eliminación de los plafones que ocultaban instalaciones obsoletas y en desuso. Ahora, gracias a la altura ganada, se ha podido jugar con desniveles y aprovechar el espacio completo.

Las habitaciones del fondo se han abierto en un amplio espacio común sobre el que se ha construido un mezzanine que alberga el área de dormir. Debajo, una confortable sala, sencilla pero elegante y luminosa, invita a una estancia agradable en compañía de los seres queridos.

Después: Durmiendo en la alturas

 de estilo  por DecoYcina. Marta Espel
DecoYcina. Marta Espel

Piso reformado en Madrid

DecoYcina. Marta Espel

Sobre la estancia que se diseñó en lo que antes eran dos habitaciones muy poco funcionales, se instaló una estructura con vigas de acero y tablones de pino claro para albergar el dormitorio. El lugar ahora se percibe muy amplio, pues ni siquiera hay muros que se contrapongan a las visuales. La luz de las pocas ventanas se comparte y, gracias a los colores claros de las superficies, se refleja y destella por doquier.

Para aprovechar cada centímetro cuadrado, debajo de la cama se han dispuesto cajones de almacenaje, y aprovechando la estructura, una repisa rodea la estancia para apoyar cuadros, pues un toque de arte y color ¡no le viene mal a nadie! Si no lo crees, echa un vistazo a Cómo incluir arte en casa, ¡8 ideas fantásticas!

Después: Cocina bien aprovechada

 de estilo  por DecoYcina. Marta Espel
DecoYcina. Marta Espel

Piso reformado en Madrid

DecoYcina. Marta Espel

Terminamos nuestro recorrido con una vista de la cocina, la que antes se sentía abrumadoramente estrecha, ¡no parece la misma! Aunque sigue ubicándose debajo del cubo de la escalera, ahora luce blanca y bien iluminada. Se retiró el azulejo opaco y anticuado y en su lugar se instaló un nuevo azulejo blanco. El piso se revistió también con loseta cerámica en color gris, y el baño, que antes achicaba el pasillo, se recorrió unos cuantos centímetros permitiendo colocar un pequeño organizador y ampliar el lugar.

Como podemos ver, la superficie no es límite cuando de distribuir y diseñar un hogar funcional y bonito se trata, con la ayuda de los expertos ¡todo se puede lograr!

¿Qué te pareció este cambio, piensas que la superficie es una limitante a la hora de diseñar o un reto?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!