Una casa de cemento, piedra y madera ¡sensacional!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

En esta ocasión te llevaremos a conocer una sorprendente casa cuyo concepto se sale de cualquier molde, una hermosa vivienda de 160 metros cuadrados ideal para sentirse adentro estando afuera, y afuera estando adentro, ¿por qué? ¡Eso lo descubrirás muy pronto!

La residencia se localiza en un barrio privado en la costa atlántica de Argentina, cerca de Buenos Aires, y estuvo a cargo del reconocido arquitecto Lucas Mc Lean. El proyecto consistió en diseñar una casa de vacaciones para disfrutarse en cualquier época del año, con una estructura lo suficientemente sólida para protegerse de los fuertes vientos y las bajas temperaturas, una casa que ofreciera descanso y a la vez asombro, que aprovechara al máximo su ubicación en medio de un bosque de pinos y arena, rodeada de brisa marina y distribuida alrededor de un generoso patio que permitiera que cada actividad se desarrolle sin contratiempos.

Casa El Patio es un lugar asombroso que te cautivará desde la primera imagen, ¿quieres comprobarlo?

Una fuerte envoltura

La casa se muestra imponente y a la vez discreta, bañada en un estilo contemporáneo que hace uso de materiales naturales como la piedra para revestimientos exteriores, mármol travertino en los interiores y madera en los encaminamientos.

Parte de los muros de la construcción envolvente cuenta con un acabado en cemento rugoso con cierta tonalidad verdosa, para camuflarse entre el pinar. El acceso a la vivienda se despliega a un costado de la misma, en una serie de durmientes de madera cruda colocados de tal forma que se traza una perpendicular desde la calle, aportando privacidad al gran patio interior y las transparencias que lo rodean. Finalmente, la textura de la piedra se destaca, majestuosa, gracias a la iluminación colocada a nivel de piso.

Un acceso regio

Tras recorrer el sendero entre madera y arena, llegamos al magnífico acceso, engalanado con dos sólidas puertas de gruesa madera que se deslizan debajo de un dintel también de madera, y delimitado por muros de piedra. Dos delicados spots a nivel de piso deslumbran junto a los portones, mientras que dos faroles con velas le dan un aire místico y encantador a la puerta.

El centro del hogar

Al cruzar el hermoso umbral de madera nos encontramos con este patio, el sitio en donde la premisa del adentro y afuera se materializa, el punto de reunión y a la vez de separación entre espacios y actividades.

Cuenta con 80 metros cuadrados cubiertos con un deck que se dispone dejando ciertos espacios vacíos para ser ocupados por árboles que generan sombras y frescura al lugar. Desde aquí podemos notar que la casa constituye a la vez un fuerte que protege la privacidad del gran patio y de los interiores, que se abren, transparentes, hacia el corazón del hogar.

En esta imagen se puede apreciar la estancia a la derecha, y al fondo, conectándose con ella, el área de asador. Hacia la izquierda, una salita exterior invita a pasar los mejores momentos estando afuera pero sintiéndose adentro de casa.

Otra mirada

Desde el lado opuesto del asador, podemos apreciar los interiores del área social: un amplio comedor y una gran sala se asoman luminosas hacia el patio, y acá, desde esta deliciosa salita de madera y manta, se recibe la noche en medio de una atmósfera de paz y armonía inigualable.

Sala de estar

El área social comparte un gran espacio con el comedor, y no es menos asombrosa que el patio o la fachada principal. La piedra se hace presente de nuevo en el muro principal y los grandes ventanales conectan la zona tanto con el patio central como con la terraza posterior, cuyas visuales se abren hacia el bosque de pinos y arena.

La sala consta de un par de sillones muy cómodos, una mesa de centro, sillas, credenzas y repisas de carácter rústico y discretamente colorido, pues la gama de tonalidades que protagonizan el lugar es neutral, entre marrones y cremas con ligeros toques de rojo.

El diseño general luce muy acogedor y confortable, la mezcla de colores y texturas y la gran variedad de elementos hacen de este lugar un lugar ¡del que jamás te aburrirías!

Comedor rústico

Siguiendo con la paleta de colores, el comedor, de madera rojiza, hace uso de cómodos asientos rojos y marrones, destacando alegremente sobre el cremoso piso de mármol y la gloriosa luz que entra sin miramientos por los grandes ventanales.

Si necesitas tips e ideas para comedores, visita 10 comedores mexicanos ¡para disfrutar las fiestas a lo grande!

Terraza al anochecer

La distribución de la casa es sencilla: el programa se desarrolla en una sola planta, distribuyendo las áreas alrededor de un gran patio central descubierto pero protegido del exterior. En el ala que da a la calle se ubica el área privada de las habitaciones y en el lado contrario se encuentran el área social y algunos servicios. Cada espacio, rincón y sendero que te mostramos tiene un fabuloso encanto, un tanto místico y mágico. Sin embargo, por si no fuera poco, cruzando el área social interior, la casa se abre a una terraza que, sin barreras físicas, se despliega hacia el bosque de pinos marinos que rodea la vivienda. Arena, brisa y frescos aromas a mar hacen del descanso en esta terraza una maravillosa experiencia, en donde el contacto con la naturaleza y sus bondades es simplemente ¡espectacular!

¿Qué espacio fue el que te cautivó? ¡Cuéntanos!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!