Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

6 geniales tips para transformar una recámara infantil ¡en juvenil!

Ana Martinez Ana Martinez
Loading admin actions …

Cuando somos pequeños nuestra recámara es el reino más maravilloso de aventuras. Nuestra cama el gran barco de piratas que nos lleva a conocer el mundo teniendo grandes aventuras; o el enorme castillo custodiado por un dragón en el que esperamos a un apuesto príncipe que venga a rescatarnos; o simplemente el trampolín más divertido del mundo que nos hace brincar tan alto que casi tocamos las estrellas. Un espacio en cuatro paredes que se convierte en el escenario más peligroso, mágico o impredecible con un poco de ayuda. Cuatro paredes repletas de risas, aventuras, momentos felices e incluso de unas cuantas caídas y peleas entre piratas o princesas.

Pero después de la calma viene la tempestad. Después de la infancia llegan la pubertad y la adolescencia, y entonces el verdadero reto no es encontrar un tesoro escondido, ni esperar a que alguien venga a rescatar a la princesa. Las aventuras se tornan reales y debemos encontrar nuestra personalidad y tratar de rescatarnos de un castillo que no está protegido por un dragón, sino por nuestros cambios de humor. Ahora ya no necesitamos más un mundo de aventuras, necesitamos una guarida,  nuestra fortaleza de soledad donde podamos ir descubriendo quiénes somos. La cama es la única que parece entendernos, nuestra almohada como ese bote que nos mantiene a flote, la testigo y oyente de nuestros sueños, enojos, tristezas, decepciones amorosas y hasta el arma en las guerras de pijamadas. Y pareciera que la peor ofensa que nos pueden hacer es recordarnos que fuimos niños hace poco. Queremos ser tratados como adultos, buscamos ser grandes. Y si quieres apoyarlos en esta etapa tan complicada te recomendamos que empieces por adaptar su recámara a sus nuevos gustos. Y para hacerlo, hemos reunido en este libro de ideas las 6 cosas básicas que deberás sustituir.

1. Cambia la cama

Casa Olmo Arboretos: Recámaras infantiles de estilo  por CONTRASTE INTERIOR
CONTRASTE INTERIOR

Casa Olmo Arboretos

CONTRASTE INTERIOR

La cama es algo más que un mueble para dormir, es un lugar para estar solos. Y seguramente ya no querrán la antigua base o las mesas de noche con muchos colores o formas de juguetes. Para darle a la habitación es en toque relajado que ellos buscan, lo mejor es buscar diseños de camas juveniles. Las nuevas tendencias nos recomiendan diseños con bases minimalistas, para darle una apariencia elegante y fresca, o bien una cama elevada, para los espíritus rebeldes y aventureros. Seguramente tu adolescente amará su nueva cama.

2. Guarda los juguetes

Los niños disfrutan de pasar la tarde rodeados de juguetes y desorden, pero los nuevos adolescentes sólo mantienen el desorden y prefieren juegos de vídeo, computadoras, tabletas, celulares y todos esos nuevos gadgets que la tecnología va desarrollando. Así que te recomendamos que tomes sus juguetes y los guardes en el sótano, o en el ático, o incluso podrías establecer un nuevo sistema de almacenamiento en su recámara como este que nos propone  Amory Brown LTD, con el cual no sólo podrá cuidar de sus antiguos juguetes, sino también disfrutar de los nuevos. Recuerda elegir muebles con diseños sencillos, pero que tengan un aspecto relajado, y en colores de preferencia claros, para que las habitaciones reflejen la luz y luzcan llenas de energía.

3. Nuevos muebles

Cada etapa de la vida vamos desarrollando nuevas necesidades. Cuando somos pequeños buscamos la diversión, cuando somos adolescentes la independencia, y para lograr ambas necesitamos muebles distintos. Así quienes tiempo de cambiar el juguetero por un escritorio juvenil, en el que podrá realizar sus tareas, o divertirse usando la computadora sin la necesidad de salir de la recámara. No importa si le gusta estudiar o simplemente pasar el tiempo, cualquier adolescente te agradecerá el tener su propio escritorio con su propio orden desordenado. 

4. Adiós a las protecciones

Los padres siempre sienten esa necesidad de proteger a los hijos. Y cuando son pequeños se preocupan por elegir muebles con protecciones para evitar que los niños se caigan de la cama, o se lastimen de gravedad mi entrar juegan. Los pisos están casi siempre recubiertos para amortiguar las caídas y evitar que los niños anden descalzos sobre el piso. Pero los adolescentes no quieren sentirse protegidos, quieren aventarse al mundo sin un casco,  para ver lo que se siente. Así que cambia esas alfombras por un piso más sencillo, la madera o el concreto son una excelente opción, y si quieres alimentar su espíritu aventurero podrías incluir algunos objetos innovadores, como una cama elevada, una pared de escalada, o un fabuloso tubo de descenso. 

5. Decoración en la paredes

Casa Olmo Arboretos: Recámaras infantiles de estilo  por CONTRASTE INTERIOR
CONTRASTE INTERIOR

Casa Olmo Arboretos

CONTRASTE INTERIOR

Las paredes se encargan de establecer el humor y el ambiente de cualquier cuarto, especialmente en las recámaras. Seguramente cuando era pequeño amaba las paredes llenas de colores y dibujos, pero ahora necesita algo más neutro. Por eso te recomendamos elegir por pintar las paredes, o cubrirlas con un papel tapiz, con un aspecto más moderno. Puedes utilizar motivos geométricos, como barras o puntos, pero sólo en dos tonalidades, o bien pintar tres paredes de un color neutro, de preferencia blanco o gris, y la otra de un color intenso, pero siempre permitiendo que ellos los elijan. 

6. El toque final: un poco de libertad

Recámara infantil niña: Recámaras infantiles de estilo  por MARIANGEL COGHLAN
MARIANGEL COGHLAN

Recámara infantil niña

MARIANGEL COGHLAN

Una de las sensaciones más maravillosas de la vida es sentirnos libres. Capaces de hacer cualquier cosa, sin ataduras de ningún tipo y sobre todo con la energía para realizar nuestros sueños. Y la adolescencia es cuando comenzamos a descubrir nuestros sueños y también a nosotros mismos. Así que te proponemos que les des a tus hijos la libertad de elegir cómo quieren que sea su guarida. Permite que ellos elijan los colores, los muebles, los diseños, y que le den su toque personal a su recámara. Después de todo, seguramente pasarán muchas tardes castigados en ella, así que al menos podrán tener un calabozo a su estilo. 

Y si quieres encontrar más ideas, puedes consultar estas 7 ideas frescas para recámaras juveniles, o estos 6 regalos para jóvenes, no es necesario que sea Navidad para darles regalos, ¡cualquier momento es perfecto para sorprenderlos!

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!