6 tips para que tu casa se conserve más fresca este verano

Cecilia Mercado Cecilia Mercado
Loading admin actions …

¡Es tiempo de calor! El clima ha cambiado dramáticamente, la primavera está entrando con fuerza con su calor y sus colores, y conforme se acerca el verano el calor no va hacer más que aumentar. Estos días, en los que caminamos y trabajamos en un calor abochornante, sólo queremos refrescarnos. 

Hay muchas formas de sacudirnos el calor de encima: comprar un helado, pedir una bebida bien fría, pararnos frente al ventilador, rociarnos agua en la cara, vestir con ropa ligera, ir a nadar o mejor aún, adaptar nuestra casa. ¡Así es, adaptar nuestra casa para el calor puede ser la mejor inversión que hagamos en esta temporada!

En esta guía de ideas revisaremos ideas geniales para hacer tu casa más fresca. Porque no necesitas irte a vivir a una palapa en la playa para tener tu propio templo de frescura, estas pequeñas y grandes ideas harán toda la diferencia en tu hogar. 

Así que toma nota con estos 6 tips y siente al llegar a tu casa que descansas de el bochorno de la calle, el tráfico y el trabajo. ¡Deja que tu hogar te de lo mejor de la primavera: un lugar para disfrutarla al máximo y un refugio cuando el sol te canse!

1. Deja entrar el aire matutino

La ventilación natural siempre será lo mejor porque trae dentro el sonido, los olores y las sensaciones del exterior, sin contar que también es la ventilación más barata y más ecológica. 

Comúnmente los grandes ventanales y portones dejan entrar la luz y el aire, además renuevan por completo las habitaciones y son un elemento vital para el diseño. ¡Ponerle atención a las ventanas es algo de lo que no te arrepentirás! Si quieres saber más sobre las ventajas de las ventanas para el diseño puedes leer Ventanas ahorradoras de energía – ¡5 tips fantásticos!  

Queda decir que cuando se trata de refrescar tu casa, abrir las ventanas y las puertas para dejar entrar el aire es una idea muy intuitiva, ¡pero ten cuidado! En las horas de mayor calor, y en especial si vives en una zona muy caliente y seca, si abres las ventanas, tu casa se puede convertir en un verdadero infierno. El aire caliente de medio día resulta contraproducente para refrescar tu casa, por lo que para abrir portones y ventas debes preferir las mañanas y las noches, donde el aire es más frío y no te cocinará al vapor. 

2. Tonos claros que no atrapen al sol

Todos sabemos que los colores obscuros absorben el calor, y los luminosos y claros lo reflejan. El negro tiende a calentarse más porque conserva la energía del sol, por lo que si quieres que tu casa sea fresca, escoge colores para muros, muebles, techos y pisos que no sean obscuros. Este simple detalle te hará sentir en primavera pero no sufrir su inmisericorde calor.

Aquí en homify se ha escrito bastantes artículos muy interesantes del  poder del color, como ¿Qué efecto tienen los colores en la recámara? o El poder de los colores en la decoración – ¡Impactante!, y esto es porque los tonos que elegimos para una habitación nos ayudan a entrar en un humor u otro. ¡Así que aquí hay otro motivo para escoger blanco o colores neutros! El blanco logrará que te relajes y despejes de todos tus pendientes, ¡no esperes para probarlo! 

3. ¡Techos altos y el calor fuera!

La mejor estructura para zonas de calor son los techos altos, ya que, como veíamos desde los experimentos en el laboratorio de la secundaria, el aire caliente es mucho más ligero que el frío, sus partículas están distendidas, por lo que tiende a subir. Los techos altos, y mejor aún, los que tienen posibilidad de tener una ventilación en la parte superior como este magnífico diseño de Archstudiodesign son una gran forma de refrescar una casa. 

No es necesario que toda la casa esté a doble altura, pero si piensas hacer algunas modificaciones, quizás podría ser posible abrir el espacio hacia arriba de la sala o el comedor. Incluso puedes pensar el techo alto para exteriores, como en esta magnífica cocina de Varanda Gourmet.

4. Crea tu propia brisa con un ventilador

Hemos llegado al clásico y muy útil ventilador o sistema de acondicionador de aire. Los métodos artificiales para enfriar tu casa son una de las mayores ventajas de vivir en este siglo y hay que aprovecharlos.

Ciertamente es cómodo poder ajustar la temperatura exacta que deseamos tenga nuestra casa con el control del aire acondicionado, pero de los ventiladores no son tampoco una mala idea. Estos añaden al diseño un aire tropical, su sonido incluso puede resultar relajante. Además, si no tienes instalado un sistema acondicionador, es mucho más fácil simplemente elegir un ventilador de tu agrado y colocarlo en la habitación, no necesitará mantenimiento y puede que a la larga resulte más barato porque es difícil olvidar que está prendido, cosa que puede pasar con el aire acondicionado. Cuando el calor ya es insoportable, es medio día, y sólo tienes antojo de reponerte con una siesta, no hay nada mejor que hacerlo debajo de un ventilador a mediana velocidad o en una recamara bien fría.

5. Un piso frío que te refresque desde la planta de los pies

Como dijimos al hablar de los techos, el lugar más fresco de una casa es abajo, y el lugar más abajo de una casa es el suelo, por lo que una losa refrescante será realmente placentera para tus pies descalzos. 

Los consejos comunes para cuando hace frío es calentar la cabeza, las manos y los pies, y así también, para refrescarse, debes descubrir estas zonas, ¿o no te sucede que cuando tienes calor en las noches, con sólo sacar un pie de las cobijas sientes que tu temperatura regresa a lo normal? Pues bien, para que puedas caminar descalzo por tu casa y sentir como el frío del suelo te invade, escoge materiales que sean fríos y no se calienten con los rayos del sol. La piedra, por ejemplo, es para esto el peor elemento, con el frío se enfría y con el calor puede calentarse muchísimo, así que evítala junto con las alfombras, el barro, los metales y materiales de tonos obscuros. Busca el hormigón, la madera e incluso el mármol que resultan ideales para el calor.

6. Y a medio día confía en pérgolas, sombrillas, percianas y cortinas

Terrazas de estilo  por TG Studio
TG Studio

Bedroom 3 Terrace

TG Studio

Por último, es necesario hablar de los accesorios del diseño: pérgolas, sombrillas, persianas y cortinas. Las pérgolas, en primera instancia, son simplemente maravillosas, nos proporcionan sombra en exteriores sin bloquear la luz del sol y son un glamuroso elemento veraniego. Sus presentaciones y variedad de diseño van desde las más serias a las más rústicas, pero todas son fabulosas.

Otras maneras de obtener una agradable sombra en los días de calor son las sombrillas fijas, además se ven muy elegantes, y para interiores, las cortinas y las persianas serán un verdadero salvavidas. El algodón es el preferido para las temporadas de primavera-verano, cortinas de éste material no sólo cubrirán los rayos del sol a medio día, sino que le dará a las habitaciones ese toque etéreo que buscas para relajarte. Puedes intentar colocar unas persianas de bambú u algún otro material en los domos o tragaluces, ¡y ver todo el estilo que agregan a tu casa!

Éste es el último tip de esta lista para refrescar tu casa, pero estamos seguros tú tienes muchos más, así que no olvides escribirlos en la zona de comentarios.    

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!