Patios y jardines: ¡7 pasos para construir un estanque!

ISABEL GÓMEZ CABRERA ISABEL GÓMEZ CABRERA
Loading admin actions …

Un estanque maximiza la experiencia en el jardín, no importa si se trata de uno pequeño pero sereno, rodeado de helechos y piedras de río, o de uno grande con una fuente ruidosa y repletos de exóticos peces koi. Para lograr esta mejora en tu patio, no debes gastar mucho dinero. La construcción de un estanque no es tan complicado como parece. De hecho, te motivamos a que lo hagas en un día sin ningún tipo de ayuda profesional para que le añadas vitalidad a tu hogar, que te proporcionará paz y relajación en los años venideros.

¡Así que ponte en marcha! En esta guía de homify te ofreceremos consejos e instrucciones sencillas para que lleves a cabo esta fácil idea sobre cómo construir un estanque en el jardín en un día, ¡en sólo 7 pasos! Sólo debes planearlo con tiempo, comprar todos los materiales y herramientas, y levantarte muy temprano ese día.

1. Herramientas, ¿qué necesitarás?

Jardines de estilo moderno por Hoveniersbedrijf Guy Wolfs
Hoveniersbedrijf Guy Wolfs

Patiogarden with steel pond and water feature

Hoveniersbedrijf Guy Wolfs

Es de suma importancia conseguir las herramientas para este proyecto con tiempo. Te ahorrará tiempo, frustración y dinero. Ten en mente que un paseo no planeado a la ferretería es un gasto de gasolina y ánimos. ¡Haz que el día te rinda! Para esto, toma nota:

-Prensa y escuadra para carpintero.

-Taladro inalambrico. 

-Sierra circular y sierra manual.

-Sellador adhesivo para construcción (pegamento impermeable de poliuretano). 

-Sellador de goma.

-Silicón para baños y cocinas. 

-Solvente. 

-Tablones de madera de cedro en bruto (del tamaño que hayas decidido construir). 

-Perfiles de aluminio.

-Tornillos. 

-Cinta métrica, nivel, espátula y brocha.

2. Junta las tablas del fondo

Antes de comenzar, toma las medidas y coloca los tablones en el área de trabajo. Márcalos y siérralos hasta conformar una caja de la forma deseada (rectangular, cuadrada o pentagonal). Si quieres ahorrar tiempo, compra los tablones de madera ya cortados a la medida. Te recomendamos que uses guantes y lentes de protección antes de utilizar cualquier herramienta eléctrica.

Lo primero que haremos, es colocar los tablones del fondo de manera tal que se acoplen al espacio de tu patio. A continuación, une las tablas del fondo con los tornillos y los perfiles. Con la brocha, aplica el adhesivo para construcción. Una vez que esté seco, raspa el exceso de adhesivo con una espátula y limpia el resto con solvente.

3. Ensambla el contenedor

Ahora es el momento de ensamblar el contenedor. Coloca los laterales que formarán la caja, sigue el mismo procedimiento anterior pero ayúdate con la prensa y la escuadra de carpintero para que las tablones queden rectos. Ajústalos con los perfiles de aluminio y taládralos. Haz las divisiones para que tu estanque tenga diferentes texturas, plantas o piedras. Para ello, marca en dónde irán los separadores y, a continuación, coloca los tablones añadiendo el adhesivo para construcción en los cantos de las tablas que irán unidos. Asegúrate de que estén bien ajustados los divisores hasta el fondo. No te preocupes por los orificios de los tornillos que queden, el sellador de goma los llenará.

Si vas a instalar una bomba de agua, con el taladro perfora el agujero para el tubo en el lado opuesto a la veta de la madera de mejor aspecto. Instala la bomba dejando la longitud de tubos y cables necesarios para que no estén rígidos, y sella el borde del agujero con silicón para baños y cocinas. Remueve cualquier exceso que le dé una imagen antiestética.

4. El revestimiento de goma soluciona todo… Si se hace bien.

Ya tienes la caja de madera hecha. Lo siguiente es impermeabilizarla de forma que pueda contener agua durante largos períodos de tiempo sin pudrirse. Para ello, aplica el sellador de goma, disponible en la mayoría de las ferreterías, en la parte interior de la caja de madera.

A pesar de que este producto es bastante caro, puedes utilizarlo para muchos otros proyectos. Por ejemplo, para arreglar fugas en tanques de agua, agujeros en los techos de lámina, en las canaletas del desagüe, etc. También puedes utilizar el sellador de goma para hacer una fuente de agua de casi cualquier cosa, incluyendo una caja de metal. En definitiva, es una buena inversión para su hogar y reparaciones. Sólo sigue las instrucciones del envase y déjalo secar bien. Quita los excesos con una espátula.

5. Construye el marco superior

Para darle un acabado de estanque de madera japonés, construye dos marcos de madera como de portarretrato. A uno lo vas a unir con tornillos sobre los bordes del estanque y para que los nuevos tornillos sean invisibles, junta el segundo marco sobre éste con el sellador adhesivo para construcción.

Una buena idea es medir en diagonal de una esquina a la otra de ambos lados para asegurarte de que el marco sea del mismo tamaño de la caja. Ajústalo y coloca la prensa a los bordes para mantenerlo alineado si el bastidor está fuera de forma, hasta que seque el pegamento.

6. ​Aplicar la goma líquida

Añade la penúltima capa de sellador de goma líquido pero esta vez que sea una capa gruesa. Espárcela en todas las juntas de la madera, en las esquinas esquinas y en cualquier defecto que notes.

Limpia el sellador que haya quedado en exceso. Asegúrate de que no haya sellado ninguno de los agujeros. Se necesitan tres capas gruesas para hacer una impermeabilización hermética y al menos tres horas entre capa y capa. Apenas vas por la segunda, así que sé paciente. Es momento de abrir una cerveza.

7. Revisa los detalles y añade el agua

Revisa los detalles: que no quede ningún pedacito de madera sin impermeabilizar o algún tornillo suelto. Recorre con tu mano cada tramo para sentir si hay alguna imperfección. Si ves que todo está como lo deseas, comienza a decorar tu estanque. Coloca piedras de ríos lo suficientemente grandes para que no tapen la bomba de agua. No necesariamente necesitas una de éstas, pero sí ayudan a mantener el agua fresca y evitar que los mosquitos se reproduzcan. Si no quieres instalar una, revisa semanalmente el agua. Hay muchas maneras ecológicas de mantener el estanque libre de moscos. Una es añadiendo Bacillus thuringiensis, una bacteria que mata a las larvas de los mosquitos y no es dañino para los peces, las mascotas, la vida salvaje o los humanos. Otra es invitando a ranas y peces pequeños a vivir a tu estanque. Los koi suelen crecer y dejan de comer larvas pequeñas.

Siembra alrededor plantas y coloca algunas acuáticas que floten siempre y cuando no tengan las raíces expuestas, ya que obstruirían el filtro de la bomba o crearían zonas de reposo donde se estanque el agua. De preferencia usa macetas que puedas cambiar constantemente con flores de temporada. Dale un estilo mexicano agregándole estratégicamente piezas de barro o talavera al fondo del estanque.

¿Qué te pareció el proyecto? ¡Déjanos tus comentarios!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!