De casa pasada de moda ¡a casa de revista!

Bárbara Barrera Bárbara Barrera
Loading admin actions …

Hay momentos en la vida en que necesitamos de escapar del caos de la ciudad y tener un refugio de relajación en el campo, de un espacio silencioso, tranquilo en donde podamos disfrutar de los fines de semana con nuestra familia y los amigos.

La casa que hoy te vamos a enseñar, estuvo durante muchos años en estado precario, por lo que necesitaba de una nueva imagen; más fresca, más moderna y elegante, Treinta años después de su construcción y de nunca haber sufrido algún tipo de remodelación, esta casa que vamos a conocer se transformó radicalmente y de ser un lugar sin personalidad y estilo se convirtió en un espacio impresionante, lleno de confort, modernidad y elegancia gracias a los profesionales de Beat Nievergelt.

Antes: una cocina sin vida

En la imagen te mostramos que es posible ver una cocina donde no existe cualquier plano o alguna idea de decoración. Un espacio que en su época fue creado para únicamente cumplir con su función y así se mantuvo durante décadas.

La madera, el aluminio se suponen como los materiales más destacados, pero sin capacidad, fuerza o personalidad para transmitir cualquier tipo de color o vida a la casa. La cocina también cuenta con paredes revestidas en azulejos, pero estos fueron escogidos de forma poco eficaz, teniendo en cuenta el ambiente en cuestión.

Este es un espacio dotado de elementos desechables y sin brillo decorativo, algo que cambiará gracias a la originalidad de los profesionales responsables del proyecto.

Después: la nueva cocina

Tenemos la certeza de que después de ver la primer imagen, no esperabas una transformación como esta. La nueva cocina fue diseñada con combinaciones de colores y elementos propios de la modernidad. La isla situada en el centro del espacio, así como un amplio armario blanco que ocupa una de las paredes, son los grandes protagonistas de un área extremadamente funcional y ganan mayor fuerza por los contrastes que ofrecen de blanco y negro. 

El proyecto se basa en la simplicidad de blanco que se funde de forma sutil y elegante con el cálido castaño del piso. Los arquitectos lograron un espacio nuevo, elegante, moderno, práctico y funcional, donde las ideas y características del diseño escandinavo se respiran a cada paso.

Antes: un comedor sin personalidad

Diseñada  para ser el área del comedor, esta es una zona donde las marcas del tiempo y el poco cuidado son evidentes. La decoración se mantiene fiel a  las tradiciones y las modas de la época en la que fue construída la cassa y se destaca el largo bando de madera de pino que se pierde en un papel tapiz sin expresión. 

En toda el área se siente un ambiente triste y aterrador que se acentúa más con la presencia de dos muñecas que habitan el espacio. ¿Imaginas pasar los fines de semana en una casa como esta?

Después: un comedor integrado a la cocina

El área del comedor se integró a la cocina. Esta distribución del espacio ese común en los proyectos de arquitectura moderna, que privilegian las zonas fluidas que amplían el espacio y permiten a las familias comunicarse más fácilmente. 

La mesa de madera está rodeada pos sillas azules que surgen como el punto de color en un espacio donde la sobriedad del blanco prevalece. Esta es una ruptura radical en relación con la imagen anterior anticuada, antiestética y melancólica.

Antes: el sótano y cuarto de máquinas

Vayamos por último al sótano, en donde nos enfrentamos a una atmósfera cruda. Aquí abundan las máquinas y los tubos en las paredes y en el techo. En verdad parece una fábrica abandonada. En este espacio, encontramos también objetos aleatorios como una silla plegable, una bicicleta estática, que si somos sinceros, situada en este lugar, no es una invitación para hacer ejercicio.

Después: un espacio bonito

¿Se trata del mismo lugar? ¡Si es el mismo! La versión anterior caótica y desagradable, es ahora un lugar útil y funcional. Las paredes, los armarios y las puertas son superficies lisas pintadas de blanco, asegurando de esta manera la sensación de amplitud. Los techos falsos esconden todos los cables y tubos existentes. A semejanza de los ambientes anteriores, el piso es de madera laminada en tonos claros.

¡Una transformación increíble! La casa quedó irreconocible ¿no lo crees?. Te invitamos a que compartas tus opiniones con nosotros dejando un comentario.

Conoce el antes y después de este departamento, ¡te sorprenderás!

Encuentra la base de tu inspiración en los libros de ideas de homify.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!