Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Lo que debes saber si quieres vivir en un barco

Cecilia Mercado Cecilia Mercado
Loading admin actions …

Tu casa en el mar – ¿Es posible vivir en un barco? 

Algunos de nosotros tenemos alma de piratas, nos gusta la aventura, amamos el mar, no queremos estar atados y soñamos con grandes bergantines y poder andar de un lado al otro sin preocuparnos de nada. Recordamos la frase del pirata de Disney de Peter Pan cantando: ¡Ay la vida de un pirata es la vida mejor! Es siempre muy divertida… Vivir en un barco es una tentación que a muchos se nos ha pasado por la cabeza cuando los costos de las casas, el deseo de libertad y el amor al mar nos confrontan.  

No hay duda que vivir en un barco suena genial, ¿Pero es posible vivir en un barco? ¿Cómo es vivir en uno? ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de hacerlo? Resuelve aquí tus dudas. Vivir en un barco no tiene que ser una idea loca y fantástica, ¡es posible! Ya está siendo una tendencia real en muchos países y tú puedes comenzar en Cancún, Colima, Oaxaca, o en la playa de tu preferencia. Las cosas no son tan fáciles como comprar un barco, pero es el comienzo. Así que si lo tuyo es vivir en un bote, que no es decir en un barril, como el chavo del ocho, continúa leyendo para saber más sobre éste estilo de vida. 

¿Cómo saber si estás listo para levar anclas?

Si te coquetea la idea de vivir en alta mar hay muchas consideraciones previas que tienes que hacer: una de ellas es el dinero y otra tu situación presente.

Aunque barato, si vas a vivir en un barco, no puedes esperar a alimentarte sólo de peces, bañarte en el mar y usar candelabros en las noches. Será necesario ciertos gastos, tendrás que considerar poder pagar reparaciones, cartas de navegación, pensiones en embarcaderos, recargas de gasolina o de batería, alimentos entre algunos otros servicios ocasionales. 

Puedes vivir en un barco que esté normalmente amarrado al muelle, pero si quieres vivir viajando necesitarás un trabajo que puedas hacer a distancia o recibir una pensión. 

Para saber si estás listo, verifica qué tan anclado estás a tierra. Es decir, vives solo o con pareja e hijos. Si piensas irte a vivir a un barco con tu familia, la decisión se tiene que tomar en conjunto. Otra cuestión importante es que será necesario simplificar tu vida al máximo. Si estás en una etapa donde necesitas muchas cosas y tienes muchas otras pendientes, tomar esta desición no será lo más indicado. 

¿En verdad es más barato que vivir en tierra?

La respuesta es relativa al tamaño del barco que quieras. Si tienes un barco pequeño entre 10 y 12 metros de eslora, será mucho más barato que alquilar o comprar cualquier casa, claro que si buscas algo más lujoso, el precio irá aumentando con el tamaño. 

Los costos de una embarcación pequeña de segunda mano en muy buen estado están al rededor de los 500,000 pesos mexicanos, pudiendo ascender hasta 3 a 5 millones. Posteriormente  tendríamos los siguientes gastos mencionados en el apartado anterior: renta del muelle, si es que pensamos estar mucho tiempo atracados, costo de reparaciones, electricidad,  gasolina y las necesidades básicas como comida, ropa, servicios médicos, en algunos casos lavandería, que en tierra o en mar no se pueden evitar. Si lo contrastamos con una casa puede resultar mucho más barato que pagar renta o hipoteca, luz, agua, gas, cable y manutención de áreas comunes. 

Quizás es digno de considerarlo, ya que incluso se pueden reducir aún más los costos del barco al implementar celdas solares, abrir las velas al viajar para no gastar gasolina y usar muelles públicos. 

Consulta Excelencia en diseño para saber más de empresas mexicanas que trabajan con paneles solares.  

Ventaja: Poco espacio, pero una gran piscina

Quizás una de las más poderosas razones por las que te interesa vivir en un barco es la convivencia con la naturaleza y el mar. ¡Y podemos asegurar que el mar es una vista difícil de aburrir!

Definitivamente vivir en un barco te mantendrá unido a la naturaleza, incluso cuando estés en un puerto, ya que estarás en el mar y cerca de la playa, ese será tu patio trasero. Debe ser una experiencia maravillosa irse a dormir arrullado por el mar y despertar escuchando las olas chocar contra la popa del barco. La mayoría de las personas que llevan mucho tiempo en alta mar encuentran que sólo duermen en un barco y no concilian el sueño sobre tierra firme. 

El color intenso del mar y del cielo, así como un delicioso sol cálido será para los amantes del exterior la mejor de las bendiciones. Quizás no haya espacio para un jardín ni muchos armarios, pero habrá una piscina enorme llena de vida, animales y colores que podrás re-descubrir todos los días. 

Ventaja: ¡Tu vida es un constante viaje!

Una de las ventajas principales y de los mayores atractivos de vivir en un barco es ¡la libertad! A todos alguna vez nos da la gana de mandar todo muy lejos o escapar para olvidarnos de los problemas. Un barco te da la oportunidad de controlar siempre tu ubicación y marcharte a donde quieras cuándo quieras. 

La libertad de un barco empieza incluso antes de la mudanza, cuando se vuelve imprescindible desprenderse de todas las cosas materiales extras. Necesitarás por eso dejar atrás adornos, muebles, ropa y otros artículos para conservar sólo lo que necesitas porque el espacio en un barco es muy reducido. ¡Puede sonar aterrador!, pero las personas que lo han hecho reportan que es también la experiencia más liberadora que han tenido. Los ha hecho sentir ligeros y de cara a la aventura, dónde no necesitan más que lo primario. La vida se simplifica y al soltar amarras se hace desde el corazón, anclado a nada, llevando la propia persona como único equipaje, y quizás al gran amor de la vida: una pareja, hijos, un perro o una bicicleta.  

Con esa libertad se puede recorrer el mundo entero. ¡¿Puedes imaginarlo?! Despertar temprano en la mañana para conducir tu casa por aguas azules hacia otro puerto lejos, en otro país con una lengua, clima y costumbres contrarias. Podrás ir de vacaciones siempre que lo desees, sin necesidad de pensar en pagar hoteles, carreteras ni nada extra de lo que ya pagas. ¡Debe ser maravilloso!…

¿Qué materiales son preferibles para un barco?

Para los materiales de un barco no debemos pensar sólo en estética, sino en funcionalidad y seguridad. La madera siempre ha sido el material clásico de construcción de interiores y exteriores desde el comienzo de la historia náutica. Sin embargo, hoy en día rara vez se utiliza únicamente madera de cedro o roble para todo la embarcación, esta se usa más comúnmente en el mástil y en los cascos. ¡Hoy en día la madera sigue siendo  muy confiable y de las mejores opciones! 

Acerca de otros materiales podemos decir que los metales son materiales delicados, ya que el acero es pesado, el aluminio se puede corroer si queda debajo de la línea de flotación y es difícil de soldar. Los metales se pueden utilizar en construcción, pero requieren muchos técnicas especiales para su fabricación. La fibra de vidrio reforzada es un material muy utilizado en la construcción de embarcaciones, pero lo más conveniente es que esté apoyada por otro material como madera o espuma. Nos encontramos que hay muchos materiales plásticos compuestos para la cobertura de un barco, pero es importante considerar en estos su ligereza, resistencia y  duración.

Para el interior no hay mayor problema. Es imperativo no hacer modificaciones de la estructura por propia cuenta, e incluso puede ser peligroso pedir estas modificaciones a la empresa fabricante. Así qué, debemos buscar un barco que nos guste su exterior tanto como su interior. Las modificaciones que sí podemos hacer es colocar una alfombra resistente a la humedad y decorar cuanto queramos muros y muebles. 

Desventaja: Aislamiento

Inevitablemente si se vive en un barco, uno debe acostumbrarse a la soledad y el aislamiento, ya que es posible pasar mucho tiempo en alta mar sin ver a otras personas. Incluso cuando se vive en familia, aunque la convivencia se fortalece, también se vuelve difícil cuando hay tempestades internas, cuando hay enojos o molestias ya que no es posible salir a caminar un rato para pensar las cosas, ni distraerse con un café con las amigas. 

Algunas personas que buscan la vida del mar se sienten atraídas justamente por la paz y la tranquilidad, pero pueden llegar a descubrir que si pasan mucho tiempo navegando la paz puede volverse en aislamiento y soledad. Sin embargo, para los amantes de esta vida, ésto sólo será un reto más a resolver. Y puede ser fácil si se aprende a entablar relaciones con vecinos en los embarcaderos, a hacer amistades con personas que lleven una vida semejante, comprando un celular para poder hablar con la familia y amigos terrestres, además de visitarlos a menudo. 

Desventaja: Vivir a merced de lo inesperado

Yates y jets de estilo  por Alessandro Tosetti

Vivir en un barco no es sencillo, como lo dirán todos los viejos lobos de mar: tienes que amarlo, y si no lo amas, no es para ti. 

Uno de los mayores retos al vivir en un barco viajando y navegando, es estar a merced de lo inesperado. Bien dicen los lancheros que del mar nunca hay que fiarse, pues siempre es impredecible. Aunque seamos muy buenos navegantes, al tener un barco, uno debe ser consciente que las tempestades y accidentes son posibles. Es necesario siempre estar preparado para un naufragio o para la pérdida parcial o total de tu nave, que resulta ser también tu casa. 

No es para alarmarse, se pueden tomar medidas de protección, como es investigar sobre las condiciones climáticas, navegar en los mejores pronósticos posibles, tener un bote salvavidas inflable con víveres, mantener el barco en buen estado y tenerlo asegurado. 

Cuéntanos qué piensas de vivir en un barco ¿te animarías? Continua leyendo al respecto en homify: “Saramour” Yate a tu manera, si descubres que quizás sí tienes sangre de marino y alma de diseñador. 

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!