Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Comedores modernos: lo más chic contemporáneos

Homify GmbH Homify GmbH
Google+
Loading admin actions …

La revolución sería más sencilla si todos pudiéramos ir a comer a nuestras casas’ dice Gertrudis a Tita en Como Agua para Chocolate. Y si lo traspolamos a nuestros días, podemos pensar que cada día que salimos a trabajar es una lucha que sin embargo, sería más sencilla si pudiéramos comer en nuestras casas.

Porque seamos honestos, la posmodernidad nos ha robado de ese lujo que era comer en nuestro hogar, la comida de nuestras madres o abuelas y es un gusto que solo podemos disfrutar los fines de semana si es que acostumbramos visitarlas o tenemos el tiempo cuando vivimos con ellas.

Por lo que sabemos que en esos momentos el espacio sagrado es el Comedor, un lugar que ya la diseñadora Mariangel Coghlan nos recuerda como el espacio más importante del hogar puesto que es el lugar de reunión, para departir, para compartir y ¿lo mejor? para comer, porque si bien podemos recordar Como Agua para Chocolate, la comida es el elemento mágico entre los humanos para comunicarnos, enamorarnos y entendernos.

Y en homify nos encanta sentir y por ello te traemos este libro de ideas alrededor de esa preciada pieza de mobiliario que nos reunirá y hará sentir bien con la vida misma y nuestros seres queridos: El Comedor

La Excepción

Ok, sabemos que este comedor no está en un hogar pero su singularidad nos llamó la atención porque nos recuerda a los comedores que vemos en ese lugar de carnitas de hace treinta años, o en esa fondita de historia que conocemos de casi toda la vida, ¿te recuerda algo? ¡a nosotros también!

Y es que si lo observamos detenidamente son una solución económica, sencilla y a la vez práctica y bella si se pone atención a los detalles. Manteles de plástico en patrones coquetos, como los puntos blancos sobre el rojo, y una versión ultra-industrial y barata de la silla Eames se redondean con pequeños detalles como velas de te y condimentos de comida rápida.

¿Dato curioso? Este modelo que para nosotros es tan usual en México, se está haciendo una tendencia ’hipster’ en Europa. Encontraremos este comedor en Hamburgo cuya desenfadada decoración es el punto de reunión de comensales de todo tipo dispuestos a departir y afianzar las relaciones humanas.

Rústico

Hecho de piezas enteras de madera esta pieza es casi una escultura cuya belleza yace en su crudeza. Resulta único que en lugar de un conjunto de sillas como estamos acostumbrados, se recurre a bancos horizontales completos, uno con respaldo y el otro sin él. Nos recuerda a esas mesas de campo en el bosque que nunca falta quien quiera tallar su nombre a la mejor forma de ’grabé en la penca de un maguey tu nombre, juntito al mío, entrelazados…

Esta será una forma muy divertida de reunirnos con familia y / o amigos a comer o cenar, no solo por las conexiones arquetípicas que de esta pieza se pueden hacer, sino por las sensaciones que brinda la madera en nuestro inconsciente colectivo. ¿Cocinar en madera? da un toque único, ¿cocinar con leña? brinda un sabor exquisito y ¿comer en mesa de madera? reclama una calidez humana que a veces perdemos entre los materiales sintéticos, pero que recuperamos en el olor que de ella proviene, singular e inconfundible.

Así, solo podremos relajarnos y concentrarnos en hacer sobremesas inolvidables.

Si lo tuyo es la madera, este libro de ideas te va a interesar.

Pequeños

A veces las reuniones son muy pequeñas, dos parejas o bien por las mañanas al desayunar en familia solo somos tres o cuatro en un sábado que todos podemos desayunar al mismo tiempo. Por ello los comedores pequeños son una buena opción para incitar el diálogo y reforzar la comunicación.

Pero no es cuestión solo del mueble sino de su ubicación. Los comedores pequeños generalmente están dentro de la cocina lo que les brinda una calidez muy humana. Entre el hervor en la estufa, el olor de lo que se cocine en el horno, la plática mientras se prepara la comida y por supuesto lo que siempre olvidamos o damos por sentado: la comunicación con el / la cociner@. No porque estén ocupados picando las verduras, cuidando que no se derrame la leche, y al pendiente del horno, quiere decir que no pueden hablar ¡por el contrario! al cocinar nos inspiramos y, si recordamos la obra de Laura Esquivel, sabremos que es también un espacio de reflexión hasta filosófica.

Así, la próxima vez que nos sentemos a comer en este pequeño comedor, pongamos atención a los detalles que de ahí se podrá resolver la vida.

Cada quien su lugar

Comedores de estilo  por Ardesia Design
Ardesia Design

Chalet Gstaad

Ardesia Design

Cuando tenemos mesas cuadradas es usual dibujar una cuadrícula mental para asignar a cada quien un lugar, sin embargo sabemos de sobra que cuando tenemos muchos invitados, la cuadrícula sale por la ventana y el chiste es simplemente replegarse para hacer más espacio para uno más.

Pero en esta mesa sucede algo aún más singular, es un ejercicio mental donde cuatro cuadros dan lugar a 8 personas ¿cómo sucede eso? pues bien, cada lado alberga dos personas mientras que en mesas más pequeñas cada lado se destina a una sola persona, esta mesa es como para parejas, una por lado que brindará dinamismo al deshacernos de los extremos, casi como una mesa circular.

Redondas

Comedores de estilo  por Emmett Russell Architects
Emmett Russell Architects

Lilyville Road, Fulham

Emmett Russell Architects

Y bueno, por supuesto que un clásico es la mesa redonda, cuya mejor característica es el hecho de que todo nos vemos al no tener esquinas y también produce una amena conversación, aunque nunca faltan las dos personas que se encierran en su micro-cosmos, pero pasado de ahí, la rueda da espacio para que todos hablen, todos se escuchen y todos se reconozcan.

Además de que brinda espacio para replegarnos hacia un lado dando más de los lugares de cajón, como en este ejemplo, originalmente para 6 comensales, apostamos lo que sea a que se pueden meter otros 2 o hasta 4 invitados más.

Dos estilos y dos muebles

Si alguna vez pudimos ver esas series de la década de 1960 donde se mostraba a una familia frente al televisor con mesitas individuales para poder comer mientras se idiotizaban con la caja tonta, podemos ver de donde ha venido la idea de este comedor.

Sacando el televisor de la ecuación, lo que tenemos aquí es una combinación ecléctica pero muy funcional que incluso, o proviene de algunos restaurantes o se adaptó en ellos. Se enmarca la mitad de la mesa por un sillón de escuadra y la otra mitad se flanquea con sillas lo que permitirá un estilo muy moderno y cómodo.

Los que deseen posarse en el sillón podrán hacerlo y tener una sensación diferente a los que deseen estacionarse en las sillas, pero ambas serán divertidas e invitantes. Así, podemos comprobar como las tendencias contemporáneas rompen las barreras y la simplificación de una pieza tan usual como es el comedor.

¿Cuál fue tu pieza favorita? Comparte tus ideas y comentarios con nosotros en nuestro foro-debate.
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!