Albercas de estilo  por PASSAGE CITRON

Cómo construir una alberca en tu patio en 7 pasos

Ana Martinez Ana Martinez

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Tener una alberca en el jardín es un símbolo de prestigio, y probablemente la casa de tus sueños siempre tuvo una alberca. y es que cómo resistirse a la frescura del agua que refresca nuestros cuerpos en las calurosas tardes de verano, o al encanto del reflejo de la luna sobre la superficie oscura en las frías noches de invierno, o a la diversión que nos proporciona poder compartir una alberca con amigos, un asador y algunas bebidas refrescantes. Tener una alberca, más que un símbolo de un status, es un lujo que todos deseamos, y que, de hecho, es más fácil lograr de lo que imaginas. Para poder tenerla sólo necesitas un área libre, de un tamaño que tú consideres suficiente, y un poco de tiempo para diseñarla. ¡Imagina todo lo que podrías hacer si tienes una alberca en tu patio!

¿Ya lo imaginaste? Ahora, con algunos consejos que hemos reunido para ti en este libro de ideas, podrás ir materializando poco a poco ese hermoso sueño turquesa que se mueve en ondas y que salpica a todos de felicidad. El proceso de construcción, puede ser un poco tardado, si lo haces tú solo, pero podrías pedir algo de ayuda a tus amigos, y pasar un buen rato mientras construyen su pequeño lago de diversión ¿Estás listo? ¡A construir!

1. Medir el espacio y analizar el terreno

Albercas de estilo  por CC|arquitectos
CC|arquitectos

Pileta Terminada desde el verde

CC|arquitectos

Lo primero que debemos hacer, antes de comenzar a diseñar nuestra alberca es medir el espacio con el que contamos para la construcción de nuestra alberca. Una vez que tengamos estas medidas, podremos comenzar a dividir los espacios y a calcular los costos de los materiales. Recuerda que no sólo debes contemplar el espacio de la alberca, sino también dejar un área en la cual puedas descansar, y obviamente caminar cerca de tu alberca. 

En este paso, también es importante comenzar a analizar el terreno, por ejemplo, si es irregular, qué tipo de tierra hay debajo, procurando siempre la superficie más regular, y con tierra más compacta, para evitar que la estructura se deforme con el tiempo. En caso de que la superficie sea muy irregular, debemos rellenarla, hasta crear una superficie lisa, para ello podemos utilizar arena, de la que se usa en la construcción tradicional.

2. Elige el diseño de tu preferencia y dibuja un planito

Ahora que ya tenemos las medidas de todos los espacios, y que nuestro terreno está lo más regular posible, podemos comenzar a crear planos reales sobre nuestra alberca. Para ello te recomendamos crear diseños, de ser posible computarizados, en los cuales tomes en cuenta las tres dimensiones de la alberca, y de los espacios que vas a construir cerca de ella. Si quieres incluir dentro de tu alberca una zona más pequeña, para hidromasaje, o para los niños, también debes contemplar el grosor de las paredes que separarán las zonas, y manejar todas las medidas lo más detalladas posibles. Y para inspirarte te dejamos estos 10 diseños de albercas espectaculares.

3. Investiga costos, permisos y todo lo que puedas

Vista de la terraza: Albercas de estilo  por Revah Arqs
Revah Arqs

Vista de la terraza

Revah Arqs

En algunas colonias, o localidades se necesita de un permiso especial para construir una alberca, así que, antes de comenzar a construirla asegúrate de cumplir con todos los permisos y requerimientos que sean necesarios para poder tener una alberca. También debes informarte sobre el costo del consumo del agua pues algunas veces se manejan tarifas distintas, de acuerdo al consumo total que una alberca pueda significar para tu casa.

4. Ahora si: ¡comienza a excavar con las mejores herramientas!

Por fin tenemos todos los papeles y planos que necesitamos, así que ahora es tiempo de ¡comenzar a excavar! y con ello iniciar con la construcción real de nuestra alberca. En este punto, y en los siguientes, te recomendamos que utilices servicios especializados, en este caso, para excavar, pues de lo contrario podrá ser enormemente tardado de lograr, y puedes dejar la superficie algo irregular. Puedes contactar a algún experto o compañía especializada en tu localidad. Directorio de profesionales.

5. Prepara la base e instala tuberías. ¡Cuidado con el agua!

Una vez que tengas el terreno listo para comenzar la construcción de la alberca, es tiempo de comenzar a construirla. Para lograr que tu alberca sea una estructura realmente resistente, primero deberás comenzar a cercar el agujero, y forrar las paredes de lo que será tu alberca con una estructura metálica de hierro reforzado que, normalmente, viene en forma de red, y también con una capa de madera, para darle la resistencia necesaria a la base.

Otra de las bases necesarias para seguir con la construcción de tu piscina, es instalar las tuberías, que vas a ocupar para llenar, y depurar tu alberca. Para esto, te recomendamos que contrates a un plomero que te asesore, y de ser necesario, que te instale las tuberías. Recuerda que el grosor de las tuberías también va a variar dependiendo de la capacidad de tu alberca. También será necesario que revises con algún electricista, en caso de que lo consideres necesario, los sistemas de iluminación y los filtros eléctricos que vayas a instalar dentro de la alberca.

6. Construye la estructura final, y cúbrela

Si ya tenemos las bases para la estructura, y para los sistemas de llenado y depuración de tu alberca, lo único que nos queda es construir la estructura final, es decir, las paredes y el piso. Usualmente, las paredes de las albercas se construyen con ladrillos de concreto, o silo prefieres puedes hacerlo con concreto en sí. La ventaja de los ladrillos, es que te permiten una instalación más fácil, rápida, y es más fácil de dejar la superficie nivelada y sin bordes extraños, que podrán dificultar después la instalación de los azulejos.

Cuando hayas terminado de construir las paredes, te recomendamos dejarlas secar completamente por algunos días, y después comenzar con la aplicación de los azulejos, o el acabado que hayas decidido darle a tu alberca.

7. Los detalles que no deben faltar

Casa Santa Clara: Albercas de estilo  por Pórtico
Pórtico

Casa Santa Clara

Pórtico

Ahora nuestra alberca está  casi terminada, sólo falta instalar los sistemas de llenado, y las luces que desees agregarle. Y como toque final, no olvides preparar el área alrededor para poder disfrutar del sol junto a tu alberca; para ella, te recomendamos instalar un recubrimiento a tus pisos, para definir el área de descanso.

Recuerda que si necesitas ayuda, los profesionales registrados en la plataforma de homify pueden ayudarte. Si te gustó este artículo, comparte con tus amigos…

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!