Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Cocinas pequeñas: 5 ejemplos que quedaron fabulosas

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Este libro de ideas trae para ti 5 transformaciones de cocinas ¡fantásticas! Aunque algunas tal vez te parezcan imposibles de creer, a todas las cocinas originales se les han realizado los cambios necesarios para renovar el estilo, el mobiliario, la distribución y la funcionalidad, y es por ello que parecen otras.

Con mucha más luz, más organización y una mejor distribución y aprovechamiento del espacio, estas cocinas renovadas te harán descubrir que para todo hay solución, porque recuerda que todo cabe en un jarrito ¡sabiéndolo acomodar!.

1. Antes: lineal y monótona

¿Qué pero le podemos poner a esta cocina? Funciona a la perfección, es pequeña pero bien distribuida, aprovecha el espacio longitudinal con el que cuenta, tiene bastante luz… pero es bastante monótona. ¡Un cambio le traería nuevos aires e inspiración!

Después: ¡calidez y color!

¡Vaya que la renovación ha sido fantástica! El espacio no cambió, sigue siendo una habitación larga con una cocina lineal, pero esta se ha vuelto más colorida, más linda y con un toque campirano ¡irresistible! El mueble general se sustituyó por una nueva encimera de madera blanca, sinuosas manijas de acero y cubierta con acabado en color madera. Se instaló un zócalo de madera clara, igual que el piso, y las paredes se pintaron de un tenue color amarillo cremoso, ideal para inspirarnos a la hora de cocinar. Al otro extremo, una pequeña barrita de madera sirve de desayunador y al fondo, la luz del ventanal se distribuye a través de todo el lugar. Una cocina barcelonesa que ha quedado absolutamente ¡encantadora!

2. Antes: pasadita de moda

 de estilo  por Dogares

La pequeña cocina de esta casa en Sevilla, España, aunque bien organizada, se había quedado atrapada en el pasado: los azulejos brillantes, la cenefa gris y la combinación de alacenas blancas con color madera ya no lucían tan lindas como alguna vez lo fueron. Si bien, se trataba de una cocina práctica y funcional, un pequeño cambio no le caería nada mal.

Después: ¡imagen y electrodomésticos modernos!

 de estilo  por Dogares

La renovación de este lugar ha logrado maravillas: la apariencia de los muebles se unificó, siendo ahora todos en color blanco con manijas metálicas, bastante modernas. Los azulejos se cambiaron por nuevos que, aunque siguen siendo de color blanco, lucen más limpios y luminosos. Los electrodomésticos se cambiaron completamente, colocando ahora refrigerador y hornos de acero inoxidable, los cuales combinan perfectamente con los detalles metálicos de las alacenas.

Los hábitos de la familia no se modificaron para suerte de todos, ellos mantienen sus costumbres, como podemos ver en el refrigerador cubierto de imanes y figurillas.

3. Antes: funcional, pero sin chiste

Esta cocina corresponde a una casa en Gijón, España, que tuvo a bien reformarse completamente pues todas las habitaciones, aunque funcionaban, habían perdido su encanto y seguramente una buena remodelación traería mucha más organización, limpieza y luz, ¡que era lo que más necesitaba!

Después: ¡un cambio total!

La habitación ocupada por la cocina contaba con varias paredes en ángulos que hacían muy complicada la funcionalidad, además de que los colores pesados que había en los muebles la oscurecían mucho más. La solución consistió en colocar una serie de alacenas y organizadores totalmente blancos, incluyendo la encimera, y desaparecer el granito oscuro que afeaba el lugar. 

Toques de acero inoxidable en las manijas, tarja y electrodomésticos le dan el brillo necesario, y líneas de luz colocadas debajo de las alacenas iluminan en donde más se necesita, además de reflejarse sobre las blancas superficies, aprovechando al máximo el color. Ahora luce moderna, impecable ¡y muy bonita!

4. Antes: feíta y antigua

 de estilo  por homify

Seguimos nuestro recorrido por España, ahora para conocer una vivienda cuya cocina lucía opaca, sin vida, que no invitaba a preparar alimentos, que no aprovechaba el espacio con el que contaba y que se había dejado en el olvido por un buen tiempo…

Después: ¡wow! ¡totalmente moderna y aprovechando el espacio!

 de estilo  por homify

Ahora la cocina luce ¡wow! El cambio ha sido radical, comenzando con la distribución en L la cual genera un mejor funcionamiento y aprovechamiento del espacio. Los organizadores se han colocado hasta el techo pero dejando un espacio libre bastante amplio para no encerrar y permitir el paso de luz por toda la zona. El color blanco predomina en todo el mobiliario, excepto en los electrodomésticos, cuyo acabado en acero inoxidable no podía faltar para hacer de esta cocina un lugar moderno, funcional y hermoso. Por supuesto, la encimera en un fuerte color vino es el toque de sabor que completa el cuadro e inspira para preparar las mejores recetas.

5. Antes: sucia, fea y encerrada

Terminaremos nuestro recorrido en una cocina coreana que, como podemos ver, lucía sucia, desaliñada, oscura y encerrada. El área se delimitaba con una serie de muros y puertas que no permitían la fluidez entre los espacios, no había comunicación con la estancia y no había espacio para un comedor ni una barra desayunadora. El mosaico morado alguna vez fue divertido, pero ahora…

Después: ¡luminosa y distribución nueva!

La distribución de la casa se modificó completamente, eliminando los muros que separaban a la cocina del resto de las habitaciones y logrando establecer en un mismo espacio abierto la estancia con la cocina y una zona de comedor. Los dormitorios, que se encontraban conectados a la cocina por medio de grandes puertas, se ubicaron en una zona privada, totalmente separados e independientes.

La nueva cocina se organiza en U, dando lugar a una barra que sirve de comedor, a falta de mayor espacio, pero que luce impecable y elegante. El color gris azulado de la base destaca entre el blanco de las superficies. La ventana, antes opacada por las alacenas, se eliminó y se creó un nicho para colocar el refrigerador y así evitar que robara espacio y fluidez a la superficie. En lugar de la ventana, una puerta de vidrio opaco permite la entrada de luz necesaria, y una canaleta con spots colocada en el techo ilumina sutilmente la nueva, luminosa y acogedora estancia.

¿Tu cocina se parece a alguna de éstas? Si te hemos inspirado para renovar tu cocina, ¡cuéntanos cómo te fue!
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!