10 ideas para decorar tu escalera con un jardín

Xochitl Díaz Xochitl Díaz
Google+
Loading admin actions …

La belleza que nos brinda un jardín, difícilmente la podremos encontrar en otro elementos del hogar, y es que la mezcla que lo constituye, mitad naturaleza con puro esplendor y mitad mano de obra, simplemente le da un toque lleno de autenticidad.

Esta razón es la que nos ha orillado a hablar de los jardines en este libro de ideas, pero no de cualquiera, sino de uno que expresa de maravilla la evolución en diseño y decoración: nos referimos a los jardines en escalera. No importa si es en el interior o exterior de tu propiedad, muy probablemente tengas escaleras, si es así entonces ya tienes el lugar perfecto para dejar que la naturaleza se exprese cerca de ellas.

No queda más que invitarte a ver estos fenomenales jardines que se acompañan con 10 afirmaciones capitales para un buen diseño de jardín en escaleras.

1. Colores que combinen en jardín y escaleras

Los colores aquí también son factor de ayuda, recuerda que una cosa es combinar y otra cosa fusionar, aquí lo que buscamos en que combinen, y para ello tanto la escalera como el jardín debe de tener una gama tonal similar. Los tonos terra en el edén y la madera en la escalera son una mezcla perfecta, ¡inténtala!

2. Analiza las condiciones del lugar para la escalera y el jardín

Otra afirmación que no puedes dejar de contemplar, mucho menos tratar de contradecirla, pues el no saber que condiciones experimenta el sitio donde yace o yacerá tu escalera, y que es el mismo que albergará a tu jardín, puede implicar que en poco tiempo ni la escalinata ni las plantas luzcan tan bien como lo pensaste.

Por ello, mucho ojo a los niveles de humedad, de exposición al sol, e incluso de tránsito.

3. Identifica la zona en la que el jardín no estorbe

La escalera es un área donde no permanecemos mucho tiempo pero donde si pasamos en múltiples ocasiones, lo que nos hace demandar libertad de adornos y diseños rebuscados, sobre todo en construcciones que no cuentan con espacios de sobra, es decir, que están muy próximas a otras habitaciones como sala, cocina o comedor.

Dicho eso, esta primera afirmación consiste en que identifiques muy bien la parte donde el jardín lucirá sin estorbar en lo más mínimo, y para dicho fin lo mejor es que escojas plantas no muy altas, preferible pequeñitas que se dejen acomodar en los rincones donde tengas espacio. Las dimensiones libres de la pared son una formidable alternativa.

4. No dejes de lado la altura del jardín

Algo también impredecible si ya decidiste que lo que quieres albergar abajo de tu escalinata es un jardín, radica en tomar procesiones acerca de lo alto que pueden ser la plantas que compongan tu edén.

Comienza por medir el espacio que tienes del piso a la parte inferior de cada escalón, después, ve en busca de plantas que no crezcan mucho a lo alto pero sí a lo ancho, de esa manera lucen pero no se lastiman chocando con la escalera.

5. Mide bien el ancho disponible para tu jardín

Acabamos de hablar de lo importante que es medir la altura que tienes para eliminar tu jardín de arriba hacia abajo, falta ahora que también consideres como una afirmación irrefutable, que la anchura dispuesta para tu jardín, es imprescindible, pues de no considerarla lograrás una composición atiborrada y por lo tanto, nada bella ni eficaz, ya que plantas amontonadas sólo acaban por perecer.

6. Ocupa materiales en la estructura que soporten bien

La presencia de jardines, sobre todo cuando están dentro de casa, implica no sólo belleza visual, sino un ligero cambio en las condiciones que deben de soportar los materiales que componen la estructura, es decir, si es madera deberás recubrirla a fin de que la humedad no le haga daño, y si es cemento u hormigón ya hay punto a favor, pues son elementos más resistentes.

En concreto, recubre la zona donde estará tu jardín, si es que no es muy resistente, o elige el área más vigorosa, en el caso que por ende ya sea fuerte la estructura de tu hogar.

7. Crea un contorno definido

Otra clave para que tu jardín te dé sólo cosas buenas, es que hagas un buen marco que separe la tierra, humedad, piedras, incluso animales pequeños que aman el verdor; del piso, muebles y decoración de tu casa. Hecho eso tendrías a salvo cada una de las partes y no te quedará más que disfrutarlas como un conjunto que no se mezcla más de lo debido.

8. No siempre el jardín va después de la escalera

Con esta afirmación queremos que le prestes atención a que no sólo se puede tener un jardín una vez que existe una escalera, también se puede tener el jardín e incorporar la escalera para generar la fusión que nos ha comprendido en este libro de ideas.

Sólo hace falta que lo intentes.

9. Jardines interiores, mientras más pequeños mejor

Esta afirmación, como todas las demás, cuentan con una veracidad indiscutible. Ahora hacemos referencia a que entre más pequeño sea un jardín bajo escalera en el interior, es más eficaz; tanto de instalar como de hacer que combine. Basta que mires este diseño para que lo notes y mejor aún, para que intentes llevarlo a cabo.

10. Que tu escalera tenga una verde extensión

En muchas ocasiones un escalera por sí misma no luce con la majestuosidad que quisiera, dado que su funcionalidad mitiga un tanto el diseño que tiene. Para esto, está la alternativa de ver a las características del jardín que estará bajo ella, mucho más que como si fueran sólo maneras de darle belleza al hogar.

Como ejemplo está diseñar, bajo una misma línea, la apariencia de la escalera y el jardín, después de eso notarás como una parte se vuelve extensión de la otra y crean, en conjunto, una composición fascinante.

¿Ya te convenciste de colocar un jardín que esté cerca de tu escalera?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!