Ventanas de estilo  por RIBA MASSANELL S.L.

Los 7 materiales perfectos para tu puerta principal

Xochitl Díaz Xochitl Díaz
Google+

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Ya sólo te restará elegir. Así como nos leíste, en este libro de ideas hemos decidido mostrarte siete alternativas de materiales, con los cuales no te arrepentirás de darle estructura a la entrada de tu hogar, ya que lo tienen todo: belleza visual, solidez, resistencia, efectividad; en fin, tan eficaces son que te costará elegir cuál es la mejor opción.

Aunado a lo anterior, en la elección de la puerta que te resguardará de todo lo aledaño a tu casa, es menester también considerar la seguridad y durabilidad, por lo tanto, la elección de un material particular para la puerta es tan importante, como cualquier otra elección que pudieras hacer al construir y decorar.

Y es que no cabe duda que hay muchos materiales con los que es habitual fabricar puertas principales, tales como madera, metal, aluminio, hierro, entre otros. Algunas de las puertas, por razones estéticas, pueden tener una mezcla de materiales. También hay puertas de color, por lo general de madera, que tienen una función puramente decorativa, pero que llegan a ser bastante resistentes si la madera es sólida. Finalmente, también hay contra-puertas, que tienen dos hojas separadas de diferentes materiales.

Este mini paseo en la variedad de puertas, sólo es el inicio para que consideres que materiales están disgustos a ser tus aliados en la construcción de tu puerta principal. ¿Te parece si los conocemos?

1. Madera maciza

Ventanas de estilo  por RIBA MASSANELL S.L.
RIBA MASSANELL S.L.

Puerta entrada

RIBA MASSANELL S.L.

La madera sólida es una formidable alternativa dada la resistencia a factores que hay en la intemperie, como la exposición prolongada al sol, presencia de humedad debido a la lluvia, corrosión debido a la sal, sobre todo en las zonas costeras, y hasta arañazos o manchas comunes cuando hay niños o mascotas en casa.

Su robustez, a la vez, es responsable de la mayoría de las funciones de seguridad, ya sea en casas o departamentos. Por otra parte, también es importante destacar su calidad estética ya que es un material muy bonito, cálido, elegante, y capaz de tener los más variados diseños, desde los clásicos hasta los más modernos.

Ya que vimos todos sus beneficios, es menester recordar que la madera sólida requiere un mantenimiento anual, con la aplicación de diversos productos, tales como barnices y sustancias para prevenir o eliminar plagas. De esa manera aseguramos que la madera nos brinde sólo momentos placenteros.

2. Hojas de hierro

La presencia del hierro en puertas principales se ha vuelto ya tradición en diseños clásicos y muy elegantes, encargados de imprimir una sofisticación y refinamiento que cautiva. Dicho encanto depende, como en cualquier otro material, del mantenimiento debido, y es que pese a que es un material muy resistente, puede presentar óxido, si está constantemente expuesto a la humedad.

La mejor manera para acompañar a la autenticidad del hierro, y una vez que en tu mente tengas presente que debes de evitar cualquier indice de óxido, es rodear el diseño de la puerta con materiales que tengan una originalidad sin igual. Mira e inspírate con esta fachada donde el ladrillo, con su característico tono rojizo, hace resaltar de manera formidable las hojas de hierro y las figuras que la hacen remontar una época única.

3. Madera: delicada y sensible

Si bien este punto no incluye un material distinto a los anteriores, decidimos dedicarle exclusividad dado que es muy distinta la madera gruesa y sólida, a la madera mucho más delicada y sensible, esto tanto en cuidados como en diseño posibles.

Mira como ejemplo esta bella puerta donde la madera es protagonista, pero no es el único material presente, el metal tipo forja le da mayor solidez, seguridad y fortaleza, tanto visual como estructuralmente hablando. Esto debido a que la madera delgada, proveniente de árboles caracterizados por su delicadeza, no resiste tanto y por lo tanto, siempre le viene bien la ayuda de materiales vigorosos.

4. Sólido acero

El acero es otro material que se utiliza a menudo en las puertas de entrada, debido a que este metal tiene buena resistencia a la intemperie, es fácil de mantener, y cuenta con una excelente durabilidad. Por otro lado, el acero ofrece buen confort térmico y acústico, así que ya no tendrás que preocuparte por sonidos intensos provenientes del exterior.

En cuanto a la facilidad de encontrar puertas con este material, sabemos que es bastante, sólo que existen medidas estandarizadas en el mercado que muchas veces no se adecuan a la perfección con las necesidades de todos, pero eso se soluciona con mandarla a hacer a la medida, ya que es además un material bastante trabajado, y es que no es tan difícil como parece.

Dicho eso sólo falta que tomes medidas y permitas que el acero cubra tu entrada.

5. Solidez de aluminio

Comencemos por resaltar sus beneficios. Las puertas de aluminio son altamente resistentes al agua, óxido, humedad, fuerza del viento, entre otros factores. También es resistente a la corrosión,  requiere poco mantenimiento, y como respuesta brinda alta flexibilidad, lo que hace que la fabricación de estas puertas sea rápida.

Todo esto hace que el aluminio sea muy adecuado para puertas de entrada, pero también para aquellas ubicadas en el interior, así que podríamos decir que si eliges aluminio, estás seleccionando versatilidad total.

6. Fuerte forja

Puesto que el metal utilizado en la forja es relativamente barato, es una buena alternativa para darle resistencia y seguridad a las puertas de entrada, sin que ello signifique invertir una importante cantidad de dinero.

Si a eso le agregamos que el efecto logrado es elegante, sobre todo cuando se combina con vidrio, como lo apreciamos en este bello diseño o, como ha sido ya una constante, formando una reja que cubre la puerta como tal, que puede ser ya de cualquier otro material más delicado o costoso.

El inconveniente aquí es su poca resistencia a la humedad, por ello, si eliges la forja como el material que le dará estructura y protección a tu puerta, no dejes de lado el mantenimiento. Hecho eso, sólo te quedará disfrutar.

Cuéntanos cuál de estos materiales logró convencerte.
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!