homify 360°: Riyadh House | Arquitectura desde México hasta Arabia Saudita

Homify GmbH Homify GmbH
Google+
Loading admin actions …

En la Península Arábiga se encuentra el Reino de Arabia Saudita en cuyo corazón alberga la ciudad más grande Riad, su capital. Esta zona árida recibe su nombre en la antigüedad como un semi-apócope de la palabra arábiga rawdha que describe un lugar de jardines y árboles, puesto que Riad durante más de 1500 años fue un área fértil gracias a los riachuelos que se formaban durante la estación de lluvias.

Con esta idea en mente, el Arquitecto Juan Carlos Flores y el Diseñador de Interiores Jorge Rubio, exploran una serie de opciones en estilo, diseño y construcción que resultan en una joya arquitectónica de arte, elegancia, glamour y belleza emplazada en el desierto; un rubí en rojo vibrante que denominan Riyadh House desde México hasta el corazón de Arabia Saudita.

Y como en homify nos inspira la audacia, quisimos compartirlo hoy…

La Idea

El Arquitecto Juan Carlos Flores gusta de explorar y jugar con líneas y diseños orgánicos que puedan irse formando de a poco hasta una gran unidad que semeja un cuasi-arquetipo en nuestro inconsciente e imaginación.

De esta forma decide retomar la idea de Zigurat y adaptarla a propósitos más terrenales sin perder el sentido etéreo en la realización. Se denomina Zigurat al tipo de templo de la antigua Mesopotamia en forma de torre o pirámide escalonada. De diversas complejidades, pueden ir desde una base simple con un templo a lo alto, hasta una conjunción de terrazas que se retractan por niveles rematadas con un templo.

Así, con una base rectangular, se apilan sobre la misma prismas volumétricos que juegan con la simetría de la unidad dejando espacios y salientes que se coronan con estructuras de acero voladas para brindar sombra y protección a las ventanas y fachada bajo los poco menos de 45° C que asola durante el día en el lugar. 

¿La magía? Dichos volados de acero y ladrillo redondean la unidad al proveer un sentido de integración y equilibrio.

Entre el Ladrillo y el Color

Pero si algo resalta es el uso de ladrillo mexicano, tal como en el pasado el exterior del Zigurat se revestía de ladrillos cocidos, los cuales son una buena forma de aislamiento para conservar la frescura dentro del inmueble. En este caso se recubren a partes en rojo vibrante, un clásico del estilo árabe donde los colores intensos, vibrantes y de fuertes contrastes como el rojo o el naranja son la regla.

Si te encantó como a nosotros el uso del ladrillo y el rojo en la fachada, échale un ojo a este proyecto al Norte de México. 

Los Motivos

Algo que caracteriza Riyadh House es su reinterpretación de lo clásico, desde la figura arquitectónica, hasta los detalles y decoración. Así, encontramos en el portón patrones circulares que se intercalan y recortan de tal suerte que podrían semejar nervaduras interrumpidas.

Recordemos que entre los motivos ornamentales árabes se encuentran las figuras geométricas variadas y repetitivas a lo largo y ancho de toda el área además de la inspiración en formas vegetales como las hojas de acanto, las palmetas, los helechos, etcétera. Así, estas nervaduras de acero invitan en el diseño orgánico al goce de lo que nos espera una vez adentro.

El Origen

El diseño que se disfruta en el portón, no es gratuito ni aleatorio, es un diseño en círculo que cierra desde el interior hacia afuera. 

Como se puede apreciar en la imagen esta escultura de madera que se emplaza en el vestíbulo de la casa es el punto de origen como motivo cuyo patrón se repite hacia afuera, primero en el portón de cristal seguido del portón exterior todo en un mismo eje visual.

¿La fantasía? si ponemos atención al portón exterior, el patrón sale de su marco y finas líneas se alzan más allá del límite, si seguimos visualmente dichas líneas descubriremos que podemos conectarlas a los volados de acero en una continuidad que fluye y se integra.

Al Interior

Las columnas en el diseño árabe normalmente sostienen el arco de medio punto que en esta reinterpretación, no solo se evita sino que se torna horizontal y capichoso al conformar una base para iluminación indirecta y enmarcar el techo.

Por otro lado, mientras que en al pasado las columnas eran redondas y sin base, el Arquitecto Juan Carlos Flores opta por hacerlas de forma piramidal elìptica y, más que colocarles una imposta más ancha, decide recubrirlas con estructuras de alambrón de acero cubierto con metal desplegado oxidado con ácido  que les da su forma singular e invertida sobre las cuales reposan los arcos horizontales como si volaran para sostener la gran estructura.

Resalta al piso un diseño en piedra como hojas en la base de cada columna y como forma de  circulación interna. Piedra entre negro y azul sirven para equilibrar el rojo vibrante emulando los azulejos más rústicos en busca de unificar el todo y conformar un árbol que guía hacia la parte trasera donde se encuentra como un oásis la terraza y la piscina.

La Piscina

El núcleo del zigurat estaba construido de ladrillos secados al sol; mientras que en Riyadh House la fuente no es el núcleo, si es un punto muy importante que equilibra y redondea el diseño. Así se pueden admirar como una emulación de los ladrillos al sol, una pared que protege esta piscina de 23 metros de longitud como espejo de agua que sigue el mismo diseño de piedra en su periferia, pero esta vez, en lugar de piedra negra-azulada se opta por la verde natural de Bali cortada en dimensiones de 10 por 10 centímetros que brindan mayor movimiento y organicidad.

¿Te gustan las construcciones de ladrillo y piedra? Este libro de ideas te puede interesar.

La Estancia

Se desarrollan las forma geométricas y arqueadas, los espacios amplios y abiertos, y si bien lo que separa cada habitación del inmueble no son los arcos de medio punto, si se utilizan para dar forma a una gran cúpula que emplaza la iluminación indirecta y a su vez sirve como motivo decorativo para la Sala.

Se aprecian los colores neutros para balancear y diferencia entre el exterior y el interior, y resalta las cenefas curvas  de cemento y piedra de mar natural que enmarca la pieza. Así, se denotan las líneas principales que definen cada espacio y hasta la zonificación aunque no se prescinde de paredes.

Los Accesos

Para terminar, en el pasado se accedía al Zigurat mediante escaleras situadas a los lados que ascendían en espiral hasta la cima. Si bien no es el caso de Riyadh House, si son acentos a los lados las escaleras de caracol para conectar y como elementos decorativos tanto exterior como en el interior.

No precisamente como en un Zigurat literlmente, más si como una interpretación de sus formas. Se conservan los colores vibrantes en la iluminación artificial y se combinan con la decoración interna para redondear esta joya como un rubí enmarcado por el hierro forjado y rodeado de pequeñas esmeraldas y toques de oro.

Formas orgánicas y una fascinación por el color, reinterpretación de lo clásico árabe, Riyadh House es un gusto y un orgullo en Arabia Saudita desde México.

¿Qué te gustó más de Riyadh House? Comparte tus  pensamientos con nosotros en nuestro foro-debate
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!