Azul con Gris, 15 Combinaciones de Colores Increíblemente Versátiles | homify

Azul con Gris, 15 Combinaciones de Colores Increíblemente Versátiles

Jimena Sánchez Fernández Jimena Sánchez Fernández
Casa Damas Sentido Arquitectura Cocinas equipadas Azulejos Azul
Loading admin actions …

Oscuro, claro, pastel, con o sin patrón; agrega un poco de amarillo para darle brillo o blanco para mayor formalidad. Esto es solo una probada de lo que puedes llegar a hacer combinando el azul con gris. 

Es común ver estos colores juntos por su facilidad de uso. Ninguno es un tono dominante, así que pueden aplicarse en oficinas, cuartos de baño, recámaras, salas de estar y hasta cocinas. 

En general esta mezcla se ve bien en interiores. Contrastado con la madera o metal denotan porte, personalidad y estilo, además de ser apto para personas de cualquier edad. 

A continuación te presentamos las combinaciones típicas del azul con gris, así como las diferentes formas de agregarlos a tu decoración.

Azul marino con gris oxford

La formalidad es la principal característica de esta combinación. Aunque es común verla, si se usa en exceso, puede resultar aburrida y sumamente oscura. Por eso es recomendable iluminarla bien, además de adornar con muebles de mayor carácter, o incluir texturas en la pared.

Responsabilidades compartidas

Si el espacio es pequeño, o simplemente es demasiado serio, hay una forma de solucionarlo. Para no descartar esta opción puedes pintar las paredes de color azul y asignarle gris a los muebles principales; quizás hasta colgar un par de cuatros en este mismo color. Por su parte puedes agregar blanco a las ventanas para potenciar la entrada de luz natural.

Luz entre oscuridad

Con el fin de incrementar el brillo dentro de la habitación se deben elegir puntos estratégicos para adicionar blanco; por ejemplo, las encimeras y los costados de la alacena. De esta forma mantienes la predominancia de los tonos apagados, sin perder amplitud, aún en espacios reducidos.

Enmarcando la habitación

Aquí los dos colores principales pasan a ser el azul y blanco, dejando el gris exclusivamente para los detalles. En este caso se pintaron los interiores de los marcos de las puertas, de las ventanas y el techo. Así se acentúa la tridimensionalidad de la sala. La inclusión del piso de madera levanta por completo el diseño hacia la era moderna.

Sensación galáctica

Cocina Integral AREMI COCINAS Cocinas equipadas Aglomerado Gris
AREMI COCINAS

Cocina Integral

AREMI COCINAS
Al aclarar los tonos bajarás la intensidad del ambiente, si los materiales son de acabado brillante y/o reflejante la perspectiva cambiará por completo. El motivo es que al darle la luz, o caminar de un lado al otro, notarás diferentes tonos en el frente de los gabinetes; un juego interesante para aquellos que gustan de la “movilidad” en los espacios.

La cosa no es tan seria

Hemos visto cómo la combinación del azul con gris es “amiga” de la mesura, pero esto no necesariamente es siempre verdad. Cuando se abrillanta el tono del azul y se aclara el gris el toque es más juvenil. Un espacio así queda perfecto para un cuarto de baño o la habitación de un adulto joven. Esto mismo permite experimentar con distintos patrones, tan grandes o chicos como se guste. Experimenta también con texturas alocadas en los tapetes; quedará un estilo con mucha originalidad.

Sutilidad escandinava

Otra forma de combinar el azul es con gris muy clarito. Al fondo, un dibujo sutil un par de lámparas con luz blanca y una simple repisa de madera, que haga juego con el piso o algún clóset. Un espacio acogedor como este serviría como cuarto de lectura, oficina, o un oasis escondido dentro de una recámara.

Confetti en el comedor

Los blancos, grises, azules oscuros, son colores neutros que contrastan bien con muchos colores brillantes. Esta imagen muestra cómo dos paredes sencillas pueden convertirse en la estructura de un espacio moderno y divertido. El espejo entra a juego con las lámparas colgantes, mientras que las sillas lo complementan al sur de la línea del horizonte.

Triada perfecta

Azul con gris y amarillo, ¡qué armonioso! Ver estos tres colores juntos es como hacerle honor a la modernidad en sí. En una habitación con tonos sobrios se pueden colocar accesorios de estos tonos para dar un “pop” de color. Al ser dos colores primarios y uno neutro es difícil sobre saturar la vista.

Color block

El “color block” es una técnica que consta de juntar varios bloques de color, como su nombre lo indica, en una misma área. Es un término usado principalmente en el mundo de la moda y claro, del interiorismo. Retomando este concepto y extrapolándolo a la habitación, se pueden detectarse dos bloques principales: el azul turquesa y el amarillo. Aunque ambos colores son brillantes se matizan con los elementos de color hueso, gris. Este ejemplo puede llevarse a cabo en cualquier lugar; en vez de una cama podría hacerse con un sillón o en vez de burós puede ser una mesa de café.

Colores con mosaicos

Sin importar la combinación de colores agregar mosaicos o patrones de un mismo tono de la paleta elegida es una buena opción. Ésta, dependiendo de los tonos y los tipos de muebles, puede acoplarse a un estilo rústico, rural y moderno, por nombrar algunos. Este es el caso de la cocina en la imagen. El amarillo en conjunto con el azul se encarga de darle contraste al espacio. Mientras tanto, las lámparas colgantes, aunadas a los mosaicos, le dan un toque ecléctico. Como puedes ver no se necesita un área grande, así que puedes aplicarla donde sea.

Para los clásicos empedernidos

Hemos hablado poco de ella, pero la superposición de la madera sobre el azul turquesa es una manera innovadora de bañar tu casa con un estilo clásico. Mientras más clara sea la madera mayor contraste habrá. Una pared de este tipo es adaptable a salas de estar o recámaras, o quizás al hall de la entrada principal de una casa.

Azul desde la cuna

Proyecto entregado - Dormitorio de Bebé NF Diseño de Interiores Recámaras para bebés
NF Diseño de Interiores

Proyecto entregado – Dormitorio de Bebé

NF Diseño de Interiores
Tradicionalmente, el cuarto de un bebé será azul claro, si el pequeño es niño. Sin embargo, el hecho de que sea un dormitorio infantil no es razón para elegir forzosamente este color. Adicionando unos elementos de acento, como una gran silla turquesa, repisas de madera y un espejo lo convertirás en algo más moderno. Además, alargarás la vida de la decoración, pues es más fácil mantener un diseño como este, mientras crece el niño, que si se hace un “nursery” como tal.

¡A jugar!

Al ser un color primario, el azul es apto para utilizarse en un cuarto de juegos, en escuelas, o en decoraciones dentro del mismo dormitorio. Ésta combinación invita al pequeño a mantenerse activo, experimentar.y mantener la energía.

Storage con estilo

Hoy en día los contenedores marítimos o de trailer se han venido reutilizando para agregar espacio de almacenamiento en un jardín, como food trucks y los más grandes hasta para hacerse un pequeño hogar de un piso. Si bien pueden pintarse como sea, el azul resalta bastante entre las plantas o el pavimento. Es inusual recomendarlo, pero esta tendencia va en ascenso y quién sabe, podría ser justo lo que estabas buscando en vez de tu cobertizo tradicional.
¿Te faltan ideas para combinar el azul con gris?

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!