​Fachada principal: Casas de estilo moderno por fc3arquitectura

12 fachadas diseñadas para resguardar la privacidad

Joo Castro Chan Joo Castro Chan
Loading admin actions …

La fachada es la primera impresión que tenemos de una casa o un edificio, la que nos presenta el carácter de la composición arquitectónica y que marca la pauta de lo que podemos esperar en el resto del edificio.  En este libro de ideas, te presentamos 12 fachadas que no sólo nos presentan a cada una de las casas, sino que las resguardan de miradas indiscretas, manteniendo al máximo la privacidad de sus residentes, sin exponer el interior de la residencia con el exterior. Esto puede entenderse como un elemento que puede ser muy rígido o austero, pero al contar con un diseño por parte de un experto, se vuelve una declaración de estilo y carácter en la composición arquitectónica de la casa. 

1. Privacidad parcial

El nivel de privacidad que se requiere al interior de la casa es un factor que es determinado por cada uno de los clientes, así como de la orientación de la casa y las condiciones climáticas del lugar en el cual se encuentra la edificación.  En esta imagen, mostramos una casa con pocas ventanas, con elementos horizontales que ayudan a controlar las vistas hacia el interior, pero sin cancelarlas totalmente y a la vez, se suman a la plasticidad del diseño.

2. Abierta y cerrada a la vez

Casas de estilo moderno por Kenji Yanagawa Architect and Associates
Kenji Yanagawa Architect and Associates

The House supplies a monotonous street with a passing view

Kenji Yanagawa Architect and Associates

¿Se puede lograr una privacidad total con ventanas en la fachada? ¡Claro que sí! La misma estructura y volumetría de la casa puede resguardar las ventanas de una fachada, como en esta casa diseñada por Kenji Yanagawa Architect and Associates. La proyección de la cubierta del nivel superior de la casa, crea una envolvente que protege las ventanas del segundo piso, dejando un espacio entre ellas y la estructura, pero resguardándolas de las miradas indiscretas del exterior.

3. Enmarcando accesos

El diseño de un gran volumen ciego con una sola apertura, ayuda a enmarcar y enfatizar el acceso a la casa.  Un solo vano dentro de un cuerpo sólido puede albergar el elemento de entrada a la residencia y, aún teniendo una ventana se puede mantener la privacidad hacia el interior por medio de una persiana vertical, la cual controla la entrada de luz natural al vestíbulo y recibidor de la casa.  Un diseño hecho por Vismaracorsi Arquitectos.

4. Carácter

El contar con caras ciegas en una composición volumétrica le brinda un carácter de fortaleza, seguridad y estabilidad a la composición arquitectónica. Los arquitectos de Central de Arquitectura optaron por este tipo de fachada en uno de los lados de esta moderna residencia, rompiendo la monotonía de los planos al utilizar dos colores y texturas distintas, así como pequeños vanos en el volumen inferior, aligerando la visual de esta fantástica casa.

5. Control activo

Las fachadas discretas pueden contar con vanos que dan hacia la calle, pero que pueden estar protegidos tanto de las miradas de los transeúntes como de soleamientos, por medio de un sistema activo al interior de la casa, como es una gran cortina o una persiana sólida, que en residencias de alto nivel cuentan con automatización para el control de dichos sistemas.

6. ¡Privacidad total!

Una fachada totalmente ciega crea una privacidad absoluta al interior de la casa.  La vida interna de los residentes queda totalmente resguardada del exterior, creando un ambiente muy íntimo, en el cual los usuarios se sienten en total libertad de realizar todas sus actividades sin riesgo de ser vistos por alguna persona desde el exterior.  La combinación de materiales y aplicación un jardín pletórico de vegetación le da un dinamismo a la fachada que compensa su falta de ventanas.  Un diseño hecho por P11 Arquitectos.

7. Discreción y modernidad

Para lograr la sensación de absoluta privacidad dentro de una casa, no es necesario contar con una fachada totalmente ciega.  Un diseño discreto, con una o dos ventanas es suficiente para poder alcanzar este objetivo, tomado de la mano de un carácter moderno y contemporáneo, que se adquiere gracias a la utilización de grandes planos con distintas texturas en sus acabados.

8. Aperturas estratégicas

Una fachada ciega puede contar con una o dos ventanas, bien ubicadas y que sigan manteniendo la privacidad, como en este ejemplo, en el cual se ha colocado una ventana delgada vertical en el cubo de escaleras, con la única función de tener iluminación natural en este espacio, sin tener una vista libre al exterior.

9. Volúmen ciego

Una fachada ciega se refiere a que la cara del volumen carece de ventanas, resguardando el interior de la edificación de toda mirada o elemento externo que lo pueda influir.  Al incluir dentro de un cuerpo sólido un elemento de celosía metálica como el que vemos en la fotografía, se le disminuye la sensación de pesadez y aumentando su valor estético.

10. Diseño con carácter

Este tipo de fachadas brindan un carácter de fortaleza y  estabilidad al diseño de una casa.  La impresión que nos da esta residencia, es el de una edificación totalmente segura que es el santuario de sus residentes, donde llegan a relajarse y resguardarse después de una larga jornada, sin perder su carácter hogareño, cálido y  acogedor.

11. No todo es en aras de la privacidad

En ocasiones, el contar con una discreta con pocas o nulas aperturas al exterior, responde más a una necesidad de control de incidencia solar que de privacidad.  Esto depende de la ubicación geográfica del proyecto, así como de su orientación dentro del terreno en el cual se construirá, donde muchas veces las condicionantes del proyecto dictaminan el tener una fachada protegida para evitar un efecto negativo en el confort térmico al interior del edificio.  En esta fachada, vemos como en el balcón sólo se cuenta con una puerta para acceder al mismo, sin ventanas, para evitar la incidencia del sol por las mañanas dentro de la recámara que se encuentra en este espacio.

12. Combinación de diseños.

Combinar fachadas ciegas con fachadas discretas permiten que el diseño se vuelva mucho más agradable visualmente.  En este ejemplo, vemos una fachada frontal con un solo vano, el del acceso principal, y en el resto de las caras, cuenta con ventanas en los cerramientos de los muros, permitiendo la entrada de luz natural pero sin exponer la vida del interior al exterior. 

Conoce más en homify, haz click en el siguiente enlace:

Lo que debes saber para construir una terraza con alberca en tu patio

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!