El antes y después de un departamento: ¡cambio fantástico!

Bárbara Barrera Bárbara Barrera
Loading admin actions …

El paso del tiempo es inevitable y esto afecta también a nuestros hogares y es entonces cuando necesitan una intervención que les de un nuevo aire. A través de esta renovación, también se puede verificar el estado de las estructuras y la seguridad, a la vez que se pueden añadir espacios nuevos que no representen costos muy elevados y de acuerdo las normativas de construcción correspondientes. 

En el libro de hoy, tenemos la transformación total de un departamento a través de los recursos del diseño interior y de elementos arquitectónicos, que lo llevaron de ser un ambiente lúgubre y despojado a uno luminoso y espectacular en Corea del Sur gracias a los profesionales de 유노디자인

Acompáñanos a ver a través de las siguientes imágenes el antes y después de esta vivienda.

Antes: una estancia lúgubre y amontonada

La casa está distribuida en dos niveles; en la planta baja se ubican la sala, comedor y cocina que contaba con muy poca altura. La lámpara aunque no está al último grito de la moda, podría ser un elemento interesante pero está totalmente fuera de lugar en este espacio.

Aquí vemos también parte de la escalera y un amontonamiento de gabinetes que nos hacen difícil imaginar cómo podría transformarse este lugar. El resultado es asombroso.

Después: ¡modernidad y brillo!

Aunque la distribución original se mantuvo y se conservaron puntos de la estructura original, se logró crear un plan abierto fresco y lleno de luz que genera mayor amplitud. La pintura blanca en el techo y las paredes unifica el espacio.

Los gabinetes antes amontonados, fueron rediseñados bajo el espacio de la escalera a manera de clóset, aprovechando al máximo el espacio y quitando contaminación visual. La escalera ganó brillo y protagonismo en el ambiente y el comedor ahora es un espacio limpio y moderno.

¿Ideas para un clóset debajo de la escalera? ¡Haz click aquí!

En detalle la cocina rejuvenecida

Aquí la toma es mucho más abierta y podemos ver a detalle la cocina que ahora cuenta con un espacio más amplio, mucha luz y una perfecta organización otorgada por el mobiliario con múltiples opciones de almacenaje. 

El blanco brilla en el ambiente y en el acabado de los materiales; la pared estilo metro es un detalle que añade modernidad y textura logrando armonía y unidad rejuveneciendo excepcionalmente a la desgastada cocina anterior. La planta superior se extiende con los tonos en blanco para ampliar el espacio de la sala que está protegida de las miradas ajenas creado un muro casi ciego lo que otorga privacidad.

Antes: una sala sin encanto

Este departamento dúplex está en la planta baja de un edificio de 32 departamentos, por lo que se tuvo que prestar especial cuidado a la estructura en la remodelación. Esta es otra perspectiva que apunta la mirada hacia el área de la sala. Como vimos, era un espacio obscuro, triste y sin vida. Veamos lo que ocurrió.

Después: ¡cómoda y brillante!

Esta es la vista de la sala a detalle, vista desde otro ángulo. La doble altura del techo genera la sensación de mayor amplitud y la iluminación empotrada otorgada es elegante y muy moderna. La sala en escuadra aprovecha mejor el espacio y está en sintonía con las líneas rectas que predominan en la arquitectura del departamento. Aquí también se pueden ver las ventanas del estudio familiar.

Antes: un ático de terror

Este espacio transmite la misma sensación que percibimos en la planta baja de la casa: obscuridad y encierro, especialmente por el techo bajo. Por otra parte, los tonos obscuros cargan excesivamente el ambiente pues no se cuenta con una iluminación correcta. El entorno es incómodo y opresivo. Una vez más se nos dificulta imaginar el resultado que entregaron los arquitectos.

Después: un estudio para toda la familia

Este ático conservó la baja altura para acondicionar una zona destinada a una zona de juegos para los niños, la diferencia es ahora la gran luminosidad con la que cuenta el lugar y la alegría que le imprimen los colores de los muebles, particularmente las patas de la gran mesa que funciona como una zona de trabajo perfecta para toda la familia. 

También ganó espacio para una biblioteca muy original, hecha de tablones de madera y piezas de concreto para imprimir el aire relajado y juvenil que se buscó dar en la renovación integral de este departamento.

Después: la nueva habitación infantil

Pero el espacio para los niños no termina en el ático. La recámara de los pequeños era obscura (como el resto de la casa) así que se optó por incluir colores brillantes y divertidos, adecuados para despertar la imaginación infantil, accesorios encantadores y lindos, hacen que la habitación sea acogedora y perfecta. Para hacerla más divertida, la alfombra tiene un patrón geométrico interesante con lo que la mezcla de colores y formas los niños encuentran diversión a lo grande.

¿Qué opinas de esta transformación? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Antes: una entrada estrecha y apagada

La primer impresión que nos genera la entrada de esta casa, es la de un espacio estrecho rozando la sensación de claustrofobia, nada acogedora ni confortable lo que provoca no querer adentrarse al interior del departamento. Este es el preámbulo a la sala y el comedor que carecen de gracia y a pesar de tener un gran potencial, esto no era visible.

Después: ¡moderna y luminosa!

El muro contiguo a la puerta principal fue derribado abriendo el espacio. También se instaló una puerta corrediza generando un ambiente que conecta el exterior con el interior, creando un espacio de transición, lo que resulta más interesante. 

Ahora el ambiente es muy iluminado gracias a las luces dirigibles en el techo y al color blanco que ayuda a que refleje la luz. El piso de azulejos grises le aportan el toque moderno y atractivo.

Encuentra la base de tu inspiración en los libros de ideas de homify.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!