homify 360°: Casa La Punta | Retrabajando a Mies van der Rohe

Homify GmbH Homify GmbH
Google+
Loading admin actions …

La Arquitectura contemporánea, aunque ha evolucionado con el tiempo al punto de romper con la máxima de <<forma sigue a función>> para tornar la nueva arquitectura más en pieza de arte que en disciplina supeditada a las necesidades, en general sigue conservando, retrabajando y reinterpretando la arquitectura moderna del siglo pasado.

Este es el caso de los principios y modelos desarrollados por Mies van der Rohe. Desde un principio el arquitecto promovió e inauguró un nuevo género en la arquitectura y el diseño: el de los materiales, los ensamblajes y el espacio, perfectamente ajustados, como herramientas para proporcionar una armonía de singular atractivo.

Y los profesionales de Central de Arquitectura echan mano de esta fascinación para crear Casa La Punta como una cuasi-reanimación o más bien reinterpretación de la Caja de Mies. Y en homify quisimos mostrarte porqué.

La Teoría

La arquitectura, para mí, es un arte objetivo y debe regirse por el espíritu de la época en que se desarrolla’ decía van der Rohe, el arquitecto que peleó con uñas y dientes por una arquitectura de diseño mínimo y puramente funcional más no por ello olvidando la belleza lo que en su sencillez brinda una elegancia llana.

Entre sus obras se encuentra la Casa Farnsworth ubicada junto al río Fox en Plano, Illinois. La estructura es simple: metálica pintada en blanco con grandes ventanales de vidrio que dan al conjunto un aspecto abierto que difumina los límites entre exterior e interior.

Y es este inmueble como epítome de experimentación el que da pie a la denominada Caja de Mies como un prisma transparente que simplifica al máximo la apariencia y permite adivinar la belleza interior en la simpleza.

Por otro lado van der Rohe busca integrar la naturaleza en la vivienda misma, una especie de fusión entre el medio y el lugar donde se vive. Este tipo de arquitectura orgánica, es un principio resultante del expresionismo en la arquitectura al buscar violentar el entorno lo menos posible y proponer un diseño que se inserte en el contexto de forma natural.

Apilando Cajas

Así, Casa La Punta se compone de un par de prismas rectangulares apilados uno sobre el otro y conforman una forma de L con un frente hacia la calle de 17.99 metros. Destaca la base que sostiene el prisma de concreto blanco como una repetición de la caja de Mies original al ser una estructura metálica forrada de vidrio. Y los dos prismas que componen el inmueble son una interpretación de la mencionada caja experimentando con materiales puramente minimalistas.

El inmueble se encuentra ubicado en la Colonia Bosques de las Lomas, una zona residencial que al interior busca preservar parte del bosque que originalmente le cubría. Con una superficie de 875 m²  la vegetación enmarca la residencia para insertarla al entorno.

Van der Rohe sostenía que el color y la textura son los principales causantes de la unidad entre naturaleza y vivienda, algo que desarrolló y comprobó en Casa Farnsworth, sin embargo, a diferencia de Casa la Punta, van der Rohe buscaba difuminar la propia arquitectura en la medida que se internaba en la naturaleza. Pero Casa La Punta, si bien busca contextualizarse en el entorno, sus materiales y dimensiones previenen su completa inserción ante la cuasi-monumentalidad del proyecto.

Zótano y Planta Inferior

La casa se compone de 3 niveles: sótano, planta inferior y superior. El sótano es resultante del emplazamiento de el primer volumen con respecto a las particularidades del terreno. De esta forma contiene el estacionamiento para 6 automóviles, una habitación con baño completo, el cuarto de máquinas y la cisterna. Continuando hacia el fondo, se localiza el salón de juegos,  una bodega y medio baño junto al patio.

La planta baja también determina sus usos a través de los materiales. La base del volumen que comprende la planta alta de concreto, es una caja de vidrio donde se desarrollan las actividades públicas.

Como se puede apreciar en la imagen, dicha planta emplaza los servicios, un cuarto familiar con sala de televisión, la sala, el comedor y la cocina. Manteniendo los principios minimalistas exaltados también por van der Rohe, se aprecian pisos de concreto pulido y parte del mobiliario en madera, así como un despliegue de las columnas de soporte en color negro para mantener la continuidad.

Destaca el sistema de iluminación artificial de pequeñas dimensiones más no por ello falta de fuerza de haz luminoso a base de LEDs. Por otro lado, se aprovecha al máximo la luz natural y se absorbe el entorno como parte del diseño y decoración del inmueble.

La Cocina

Siguiendo un enfoque industrial-minimalista la Cocina es un diseño desafiante por su profusión de negro y conservación de concreto pulido a la pared y el piso en negro y gris respectivamente.

Destaca la isla que emplaza la estufa y hace de cocinar un espectáculo al internar cada acción y olor en el todo alrededor. Con grifos, campana y perfiles de metal solo se interrumpe de una forma complementaria, por una mesa de formáica que funge como acento al conectarse y desprenderse de la isla como una extensión de la misma.

Por último, en la planta baja también se ubica en el patio, un pequeño deck de madera como plataforma para un asador al aire libre. Y más interesante aún, este nivel se encuentra a 1.60 metros por encima del nivel de la banqueta.

¿Qué te pareció el negro en la habitación? ¿atrevido? Checa este libro de ideas que te ayudará a superar el miedo.

Planta Superior

El segundo volumen de concreto blanco emplaza la parte privada del inmueble. Parece flotar al sostenerse de esa Caja de Mies de Vidrio y a su vez una evolución de la misma por sus materiales y sus huecos.

La planta superior así contiene las habitaciones y se integra de 1 recámara principal, 2 recámaras gemelas y una cuarta habitación, las cuatro con baño y vestidor independiente. En la imagen podemos apreciar una de las recámaras donde se conserva la misma sencillez de toda la unidad. Una paleta de colores neutros con una pared recubierta de madera y otra reemplazada por un ventanal.

¿Loco por los muebles minimalistas? Checa este libro de ideas que te puede inspirar.

Vestidores

Y por último se muestra uno de los baños-vestidores donde se aprecia la profusión de madera que brinda calidez y elegancia al escogerla en colores chocolate. Un baño recubierto de mármol que continúa la sofisticación y la sencillez y como acento, un tragaluz que baña el espacio de luz natural para una mejor vista al momento de arreglarse.

Así, Casa La Punta juega con la teoría para entregar a sus habitantes un ejemplo de elegancia y sencilléz paradójica en amplias dimensiones, luz y neutralidad.

¿Qué te ha parecido la reinterpretación de la Caja de Mies en esta inmueble? Comparte tus opiniones con nosotros en nuestro foro-debate
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!